Otro nicaraguense perece en las aguas del Río Bravo

El migrante nicaragüense Calixto Nelson Rojas Bordas, de 53 años, y quien laboró por muchos años como locutor de radio, murió este domingo en las aguas del Río Bravo.

El medio La Voz de Coahuila, informó que el cuerpo fue localizado en un islote en medio del Río Bravo, a la altura del puente negro del Ferrocarril, muy cerca de Estados Unidos.

Dejó el país por diversas razones, pero la primera fue la persecución política.

Por varios meses estuvo viviendo en Belice. Desde allí siempre tenía comunicación con su familia y sus colegas de medios radiales en la ciudad de León.

Migrante Calixto narró parte de su travesía

El medio de comunicación señala que con este caso, suman ya 63 fallecidos en la zona fronteriza de Coahuila y Texas.

En una carta que escribió para Radio Darío, narró la situación que vivió en la travesía a Estados Unidos, que consideró, como una lucha de subsistencia.

Café con Voz: Báez: “No debemos caer en la tentación de volver al pasado”

Calixto señala que al regresar a su casa de uno de los tranques en 2018, lo amenazaron de muerte y tuvo que tomar la decisión de dejar a su familia y exiliarse.

“Comencé la travesía de irme por El Sauce (León) y llegué hasta San Francisco del Norte (Chinandega) donde estuve como tres días. Luego pasé a Honduras donde inicié un sinnúmero de situaciones difíciles, como dormir en el suelo, pasar hambre, mientras mantenía dinero que traía, que no era mucho”, señala parte de la carta publicada por Radio Darío.

Calixto relató que al llegar a Belice, se le agotaron los recursos y empieza a pasar hambre, llegando a dormir donde dejaban las carretas de animales, comiendo solo pan, avena, bananos y cosas baratas.

Pidió empleo limpiando cauces, patios, de barrendero y durmiendo donde la noche lo alcanzara, puesto que nadie lo quería contratar debido a su condición migratoria.

Le puede interesar: Dictadura envía a arresto domiciliario a Pedro Joaquín Chamorro Barrios

Encontró una oportunidad en una emisora de radio, ganando 12 dólares al día.

“Ya no tenía que andar cargando verduras en el mercado. Luego no ha sido fácil, con poco salario decidí continuar a México trasladándome a Chetumal, Quintana Roo, donde también he pasado por situaciones difíciles, igual que las anteriores”, señaló.

Radio Darío señala que mantuvo comunicación con Calixto hasta el sábado.

“Hoy salgo para Piedras Negras (México) a la una de la tarde. Mañana a las 8 de la mañana estoy tratando de pasar el rio”, informó a la emisora. Sin embargo, no logró alcanzar la orilla con vida.

“Que Dios siga iluminando el camino de todos los que luchamos y lo dejamos todo por ver una Nicaragua sin dictadura y emigrar sin rumbo, solo por salvar nuestras vidas para un día ver derrotado a los dictadores”, escribió en la parte final de su carta Calixto.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email