Consejo Permanente rechaza confiscación de sede de la OEA en Managua

El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos, OEA, rechazó la ocupación ilegal de la sede del organismo en Managua, mismo que servirá para la instauración del “Museo de la Infamia”, según lo anunció la vicedictadora Rosario Murillo este martes.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, presentó un informe sobre la ocupación y llamó a los Estados miembros a no permitir que esta acción se repita en América Latina.

“No hay respeto a las normas, no se respeta el derecho internacional (…) tiene el camino abierto para todo tipo de ilegalidades, es necesario actuar (…) por los caprichos que hoy transitoriamente ejercen el poder en Nicaragua”, dijo Almagro.

Al concluir la sesión, la presidente del Consejo Permanente, Elizabeth Darius Clarke, señaló que el órgano político de la OEA “tomará nota” del informe presentado por el Secretario General y de las intervenciones con el objetivo de que puedan contribuir en las futuras decisiones de la organización sobre el tema.

Ronald Michael Sanders, embajador de Antigua y Barbuda, aseguró que esta acción es un asalto a todos los países miembros de la OEA.

Café con Voz: Dictadura declara culpable a Edgar Parrales en farsa judicial

“Es un asalto a cada uno de nuestros estados miembros y no debe haber ninguna duda, porque la sede diplomática en Nicaragua nos pertenece a todos. Ningún estado de la comunidad internacional puede hacer omisión de esta acción que viola el tratado de Viena”, dijo Sanders.

El representante interino de Estados Unidos ante la OEA, Bradley A. Freden, pidió al organismo “otras respuestas” tras la ocupación de su oficina en Nicaragua por parte de la Policía Sandinista.

Sin entrar en detalles, el estadounidense advirtió de que el organismo no debe tener miedo de “aplicar las normas” en casos como el de Nicaragua, que sigue sujeta a sus obligaciones hasta 2023, después de haber solicitado su salida de la OEA el 19 de noviembre de 2022.

Belice y Guatemala rechazan mientras Honduras y El Salvador guardan silencio

Por otro lado, países como Belice, Guatemala y Bolivia, que no suelen pronunciarse sobre la situación en Nicaragua, rechazaron la toma de la sede de la OEA.

Le puede interesar: Dictadura oficializa confiscación de sede de la OEA en Managua

“Estamos sorprendidos por esta violación de la Convención de Viena y llamamos a la OEA a que toma las medidas adecuadas, porque el personal involucrado tiene que volver a actuar en Nicaragua sin impedimentos”, dijo el embajador de Belice.

“Guatemala lamenta la violación de la carta de la OEA. Guatemala expresa su consternación por el trato que ha sido víctima la organización y se retome el respeto del derecho internacional y se retome el respeto de la integridad a los funcionarios y al pueblo nicaragüense”, señaló la representación de Guatemala.

Bolivia también se sumó al rechazo de las acciones de la dictadura sandinista, defendiendo el rigor del derecho internacional y afirmando que en Nicaragua se violaron sus principios.

“El derecho no debe ser entendido como algo flexible, es único y nos da certezas. (…) En este caso se ha violado el derecho internacional y rechazamos cualquier violación de este tipo, más si pone en riesgo la vida de personas. El derecho debe ser siempre la luz que guie nuestras actividades”, señaló Bolivia.

No obstante, Honduras y El Salvador guardaron silencio en la sesión del Consejo Permanente.

Dictadura oficializa confiscación

Este martes, mientras el Secretario General de la Organización de Estados Americanos, OEA, Luis Almagro,  aseguró que la ocupación de la sede del organismo en Managua “era predecible” debido al patrón represivo de la dictadura sandinista, la vicedictadora Rosario Murillo, anunció la confiscación del inmueble que pasará a manos del Instituto de Cultura.

“La procuraduría general de la republica que informa que el bien inmueble que ocupaba las oficinas de la deplorable OEA, la despreciable OEA, ha sido objeto de declaratoria de utilidad pública y pasará al Estado de Nicaragua”, dijo Murillo en los medios de comunicación de la dictadura.

Murillo señaló que el Instituto de Cultura montará “el Museo de la infamia” en las instalaciones de la OEA.

“Quien a través del Instituto de Cultura, va a desarrollar el Museo de la Infamia. ¡Qué más infamia que ese ministerio de colonias! Todo esto es buenas nuevas, porque confirmamos la expulsión y la ratificación de la OEA como infame”, dijo Murillo brevemente.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email