Nicaragua registró 103 violaciones a la libertad de prensa en marzo

Regimen sandinista contra periodistas

La organización internacional Voces del Sur, presentó este lunes un informe sobre las violaciones a la Libertad de Prensa en Nicaragua, en el cual aseguran se registraron 103 casos de violaciones en el mes de marzo de 2022, perpetrados por la dictadura sandinista.

“94 fueron perpetrados contra medios de comunicación (91.2 %), ocho contra personas naturales (7.8 %) y un caso en contra de una organización gremial de periodistas (1%)”, reza el informe.

La organización aseguró que de los 103 casos registrados, recayeron entre 11 víctimas de las cuales siete son personas naturales, tres medios de comunicación y una organización gremial de periodistas.

Voces del Sur documentó la denuncia de las periodistas Tania López y Belkis Medina, quienes fueron víctimas de asedio y persecución de parte de un sujeto con uniforme policial en León.

Café con Voz: UNAB asegura que sostiene reuniones con la diáspora nicaraguense

Según la denuncia, al momento del asedio las periodistas intentaban conocer la versión de los transportistas de la Cooperativa de Buses Urbanos de León (COBUL), respecto al aumento de la tarifa de pasaje del transporte público en ese municipio anunciando el día anterior al incidente.

Radio 800, entre las tribunas de agresión a periodistas

Voces del Sur destaca que la periodista independiente Jennifer Ortiz, directora y fundadora de la plataforma  digital Nicaragua Investiga, fue difamada el jueves 16 de marzo de 2022, en el  programa Choque de Opiniones, que se transmite en Radio 800, propiedad del político y testaferro de la dictadura, Enrique Quiñónez.

El artista y sandinista Rafael Méndez, quien forma parte del staff del programa calificó a Ortiz  como “temeraria”, una “influencer”, que tiene “nexos con el FBI” (Buró Federal de Investigación, del departamento de Justicia de Estados Unidos)”.

Además, Méndez aseguró que Ortiz “destila veneno” desde el exterior en contra de “su buen amigo”, Moisés Absalón Pastora, un periodista liberal, que participó en la Contrarrevolución y que a partir de 2018 se alineó aún más al sandinismo.

Actualmente, Pastora emite su programa “Detalles del Momento” en la emisora del testaferro Quiñónez en repriss.

Condenan juicios políticos

Voces del Sur también condenó los juicios políticos de la dictadura contra Cristiana Chamorro, Juan Lorenzo Holmann, Pedro Joaquín Chamorro Barrios, Miguel Mendoza y Jaime Arellano.

El comentarista político, Jaime Arellano, fue condenado a trece años de cárcel y la inhabilitación a cargos públicos este 07 de marzo del 2022.  Arellano fue acusado por el supuesto delito de “conspirar para cometer menoscabo contra la integridad nacional”, el 25 de febrero en un juicio político y  ahora forma parte de los secuestrados políticos condenados bajo las leyes represivas  aprobadas por la Asamblea Nacional del país en el último trimestre de 2020.

Le puede interesar: Claro y Cruz Roja unirán esfuerzos en el Plan Verano 2022

Voces del Sur destaca que las pruebas presentadas por la Fiscalía fueron una entrevista donde identifican al  invitado como “un supuesto alto funcionario del gobierno de Estados Unidos”, y siete policías.

Denuncias en el anonimato

Además, la organización registró tres denuncias en las que las víctimas solicitaron no se hicieran públicas para evitar mayores repercusiones, “lamentamos que en el país la denuncia y demanda de justicia sea criminalizada”, añadieron.

Asimismo, recordaron que entre junio del 2021 y marzo del 2022 al menos 72 periodistas y dueños de medios independientes se han visto obligados al exilio.

“Un aspecto relevante en este sentido es que no solamente se han exiliado los profesionales de la comunicación y el periodismo que se desempeñaban como reporteros y editores de medios o plataformas digitales, también quienes colaboraban con organizaciones no gubernamentales en áreas de proyectos, relaciones públicas, etc”, refiere el informe.

Voces del Sur instó a la dictadura sandinista a proteger a los periodistas, activistas y defensores para que puedan ejercer sus labores de manera independiente y segura en la continua búsqueda de una Nicaragua en libertad, democracia y con respeto a los derechos fundamentales.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email