Báez: “Cada vez que hay procesos de liberación, Dios está ahí”

Monseñor Silvio Báez, Obispo Auxiliar Arquidiócesis de Managua

El Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, Monseñor Silvio Báez, expresó en su homilía dominical que “Dios siembre baja a través de hombres y mujeres dispuestos a luchar contra la opresión” y contra los “faraones endiosados y crueles que someten a los pueblos”

Báez, expuso que cada vez que los pueblos se organizan y luchan contra los poderes opresores, Dios está presente.

“Cada vez que en la historia se generan procesos de liberación, Dios está allí. Dios está misteriosamente presente cuando defendemos a los pobres, cuando exigimos que se libere a los presos políticos, cuando reclamamos que se devuelva la palabra a quien se ha querido callar, cuando se hace justicia a las víctimas del poder opresor. Dios está bajando siempre para devolver a los seres humanos su dignidad y su libertad”, dijo Báez en su homilía.

Báez tomó como referencia las lecturas bíblicas de este domingo en la que se hace referencia al pasaje de la Zarza ardiente, a través de la que Dios  expuso a Moisés que había escuchado el clamor de su pueblo.

“También nosotros podemos sentirnos y sentir la historia de nuestro pueblo como un fracaso, pensar que ya no hay nada que hacer y sentirnos desolados, sin esperanza, inútiles ya para cualquier cosa. Como una zarza”, dijo.

Sin embargo, destacó que  Dios quiere revelarnos que no hay nada que no pueda ser transformado por él en vida.

“En vez de lamentarnos, abramos como Moisés los ojos de la fe y descubramos a Dios, quizás silencioso y discreto, pero siempre presente en nuestra vida y en la historia de nuestro pueblo. La imagen de la zarza ardiente nos recuerda que Dios está presente en lo vacío y lo árido y que todo puede ser transformado por él. También el fracaso, la crisis, la represión y la injusticia”, expresó.

El jerarca católico reflexionó en la atención de Dios a las injusticias humanas.

“Moisés entra en contacto con un Dios que se preocupa por quienes son víctimas de la injusticia y de la opresión, vive atento a quienes son maltratados con crueldad inhumana y sufre con quien grita desde su dolor”, señaló.

“Los faraones creen que el pueblo es su esclavo”

Por otro lado, Báez destacó que los faraones y los tiranos surgen cuando algunos poderosos consideran que los pueblos son sus sirvientes y esclavos.

“Sin embargo, la historia bíblica enseña que Dios no tolera a los faraones de la antigüedad ni a los faraones de hoy. Oprimir a los pueblos y quitarles su libertad, como ocurre en algunos de nuestros países, o promover la guerra contra otros pueblos, como hace Rusia hoy contra Ucrania, es algo inhumano, incluso, sacrílego”, añadió.

Báez destacó que ni Dios ni los creyentes pueden ser neutrales ante agresiones como la de Rusia a Ucrania.

“Si Dios fuera neutral ante estas situaciones se convertiría en cómplice. Por eso, los creyentes debemos denunciar y rechazar siempre la injusticia y la violencia y comprometernos para que en la sociedad se respete la dignidad de los seres humanos, que a los ojos de Dios son lo más sagrado que existe sobre la tierra”, añadió.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email