Parlamento cocina confiscación de otras dos universidades

El Parlamento, controlado por la dictadura sandinista, tiene en agenda la ilegalización de la Asociación Universidad Tecnológica Nicaragüense (UTN) y la Asociación Universidad Santo Tomas de Oriente y Mediodía (USTON – Granada), en el marco de la escalada represiva a universidades privadas en Nicaragua.

La petición fue firmada por el diputado sandinista Filiberto Rodríguez, quien asegura que ambas organizaciones han violado supuestamente la Ley General Sobre Personas Jurídicas sin Fines de Lucro, al no reportar Estados Financieros y la conformación de sus juntas directivas.

Agrega que también violaron la Ley No. 977, la Ley Contra el Lavado de Activos, el Financiamiento al Terrorismo, y el Financiamiento a la Proliferación de Armas de Destrucción Masiva y su reglamento.

“Las dos Asociaciones han obstaculizado el control y vigilancia del Departamento de Asociaciones Civiles sin Fines de Lucro para la Regulación de Organismos sin Fines de Lucro del Ministerio de Gobernación, según expuso Rodríguez para solicitar dicha cancelación.

Continúa confiscación de universidades

De acuerdo al documento, el proyecto de decreto legislativo establece que los “bienes y acciones que pertenezcan a las Asociaciones, tendrán, previa liquidación, el destino previsto en el Acto Constitutivo o en su Estatuto. Si nada se hubiera dispuesto sobre al respecto, estos pasarán a ser propiedad del Estado de conformidad a la Ley de la materia”.

Café con Voz: Dictadura condena a 13 años de prisión a Victor Hugo Tinoco y Max Jerez

Con estas dos universidades serían nueve las universidades nacionales que han sido ilegalizadas. La primera fue la Universidad Hispanoamericana (Uhispam), cuya personería jurídica fue cancelada el 13 de diciembre del 2021, luego le siguieron la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli),  Universidad Católica del Trópico Seco (Ucatse), la Universidad Nicaragüense de Estudios Humanitarios (UNEH); Universidad Popular de Nicaragua (Uponic), Universidad Paulo Freire (UPF).

El pasado 7 de febrero, el Parlamento nicaragüense, dominado por la dictadura sandinista, decidió cambiarle el nombre a las universidades confiscadas y reestructurar su jerarquía, según detalla el anteproyecto de ley presentado este lunes ante la Asamblea Nacional y que fue aprobado en la misma jornada.

Leer además: Tirano aplaude reconocimiento de Rusia a provincias separatistas

  “Créase la Universidad Nacional Multidisciplinaria Ricardo Morales Avilés, como un centro de educación superior del Estado, con personalidad jurídica,  autonomía funcional, técnica, administrativa y financiera, patrimonio propio, duración indefinida y plena capacidad para adquirir derechos y contraer obligaciones, miembro del Consejo Nacional de Universidades (CNU)”, se lee en la exposición de motivos de la iniciativa aprobada este lunes en el Parlamento.

Según lo establecido en la iniciativa aprobada, la nueva alma máter tendrá las siguientes atribuciones:

1. Ofrecer programas de Pregrado, Grado y Postgrado.

2. Ofrecer cursos libres en el ámbito de su competencia.

3. Realizar Investigaciones Científicas.

4. Emitir Títulos Universitarios autorizados por las autoridades competentes.

5. Realizar cualquier otra función que le autorice el Consejo Nacional de Universidades (CNU) de conformidad a su ámbito de competencia.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email