Las organizaciones opositoras Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia y la Unidad Nacional Azul y Blanco UNAB, aseguraron en un mensaje de fin de año, que 2021 ha sido “muy doloroso” para las familias nicaragüenses que sigue resistiendo a la dictadura Ortega-Murillo.

“El año 2021, nos recuerda que el pueblo nicaragüense sigue resistiendo valientemente a una dictadura que abusa de todo el poder del Estado para imponerse. Sin embargo, todas las acciones represivas e intentos por comprar conciencias no han logrado doblegar al pueblo nicaragüense”, señala un comunicado de la Alianza Cívica.

La organización opositora, que tomó protagonismo en 2018 por su rol de interlocutora de la dictadura en el diálogo nacional, reiteró sus demandas al régimen, sin exponer un plan para conseguirlo en 2022.

Leer también: Taiwán emprenderá acciones legales contra Nicaragua

“En este año 2022, reiteramos nuestras principales demandas, que son la liberación de todos los presos políticos, el cese de la represión, la revocación de las leyes que restringen los derechos fundamentales de los nicaragüenses, el retorno de los organismos internacionales de derechos humanos y la realización de unas elecciones libres previo reformas electorales que permitan la transición hacia una Nicaragua con justicia y democracia”, señala la Alianza Cívica.

La organización opositora se vio severamente debilitada, luego de la alianza que realizó con el partido Ciudadanos por la Libertad, la anulación de la personería jurídica de este y el encarcelamiento de precandidatos presidenciales y activistas políticos.

UNAB asegura que no existen condiciones para un diálogo

Por otro lado, la UNAB aseguró en su mensaje que no existen condiciones reales para un diálogo nacional, propuesto por el dictador Daniel Ortega para 2022, año en que también se realizarán elecciones municipales.

“No existen ni las condiciones ni la voluntad real por parte del régimen para un diálogo creíble y efectivo. Como demócratas, que queremos una solución cívica y pacífica, creemos que el diálogo puede ser un mecanismo para la resolución de conflictos. Pero no cualquier diálogo, no a cualquier precio y no bajo las condiciones de la dictadura”, señala la UNAB.

En contexto: Taiwán protesta contra confiscación de su embajada en Managua

La UNAB hizo reconocimiento a quienes fueron secuestrados por el régimen sandinista en el contexto electoral.

“La valentía de quienes integran nuestra organización quedó manifiesta todo este 2021 al plantar cara a la dictadura desde el Consejo Político, los territorios y las organizaciones que integran nuestra Unidad Nacional. Como resultado, hoy tenemos a 18 personas valiosas e irremplazables sufriendo tortura, aislamiento e intimidación constante en las celdas de El Chipote, la Esperanza y otros centros de detención”, añadió la UNAB.

La UNAB formaba parte de la completamente desaparecida Coalición Nacional, una plataforma que pretendía hacerle frente a la dictadura compitiendo en los comicios a través de la casilla del Partido de Restauración Democrática, PRD, mismo que fue despojado de su personería jurídica por lo que decidió retirarse posteriormente de la organización.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *