La República de China Taiwán, protestó enérgicamente contra la confiscación de las antiguas instalaciones de su embajada en Managua, que fueron donadas por esa nación a la Iglesia Católica; y entregárselas a China Popular.

Según un comunicado de la Procuraduría General de la República, que circuló este domingo 26 de diciembre, la dictadura se ampara en el reconocimiento de “una sola China”, que proclamó la cancillería nicaragüense, al servicio del régimen, el pasado 9 de diciembre de 2021.

“Por lo tanto y de acuerdo a nuestra legislación, no caben transacciones, traslados o traspasos entre estas, supuestas donaciones, cuya intención solo evidencia la naturaleza ilegal y voraz de quienes pretenden, con maniobras y subterfugios, apropiarse de lo ajeno”, cita la nota de prensa de la Procuraduría.

Un día después, Taiwán se pronunció a través de una nota del Ministerio de Relaciones Exteriores de la nación asiática, acusando a la dictadura de Nicaragua, de violar el Derecho Internacional contemplado en la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas.

Le puede interesar: Báez: “Diálogo en familia parte de la comprensión”

“La República de China (Taiwán) es una nación democrática, soberana e independiente, que no está subordinada a la República Popular China. De conformidad con el derecho internacional relacionado y el artículo 45 de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, tras la terminación de las relaciones diplomáticas entre Taiwán y Nicaragua el 10 de diciembre de 2021, el gobierno de Nicaragua está obligado a proteger las instalaciones de la Embajada de la República de China (Taiwán), junto con su propiedad y archivos”, señala la protesta.

Tras confiscación, Taiwán acusa por primera vez a la dictadura

Taiwán, un antiguo aliado de la dictadura que nunca criticó las acciones de la misma en el contexto de la represión desatada en 2018, acusó al régimen de cometer acciones ilegales.

“El gobierno de Taiwán condena enérgicamente las acciones gravemente ilegales del régimen de Ortega al ordenar la retirada de la Embajada de la República de China (Taiwán) en Nicaragua, en un plazo de dos semanas, lo que no es acorde con la práctica internacional y desconoce las disposiciones del derecho internacional”, señaló.

Además, llamó a la comunidad internacional a condenar las acciones del régimen de Ortega, al que por primera vez lo calificó de “malévolo”

“Taiwán insta a la comunidad internacional a condenar conjuntamente tales acciones malévolas de los gobiernos de Nicaragua y China; y solicita que todos los sectores ayuden a la Iglesia Católica en Nicaragua a luchar por sus derechos para que la propiedad de la antigua embajada pueda ser registrada y transferida a la Iglesia Católica. en Nicaragua”, añade la nota.

Taiwán confirma donación de bienes a la Iglesia Católica

A través del comunicado, Taiwán confirmó que el 22 de diciembre se realizó una compra – venta simbólica entre la Iglesia Católica de Nicaragua y Taiwán sobre los bienes, incluyendo la propiedad de alto valor de la embajada taiwanesa en Managua, ubicada en Los Robles.

«En estas difíciles circunstancias y limitaciones de tiempo extremas, la Embajada de la República de China (Taiwán) , debidamente responsable del manejo de la propiedad del gobierno de Taiwán en el extranjero, vendió simbólicamente sus oficinas a la Arquidiócesis Católica Romana de Managua con el propósito de servir al interés público. La Iglesia Católica se comprometió a mantener y utilizar adecuadamente las instalaciones de la antigua embajada”, añade la nota.

Dictadura amenaza a Iglesia Católica con procesos judiciales

La Procuraduría General de la República de Nicaragua, al servicio de la dictadura, amenazó a la jerarquía de la Iglesia Católica con procesos judiciales para que se abstenga de recibir apoyo de entidades o gobiernos que el régimen considere como “enemigos”.

Más en Café con Voz: EE.UU votará en contra de préstamos comerciales a Nicaragua

“Aquellas entidades que insistan en ilegítimos e ilegales reclamos, quedarán expuestas a los Tribunales y Acciones Judiciales correspondientes”, concluye la nota de la Procuraduría.

Café con Voz intentó consultar con miembros de la jerarquía católica en Nicaragua, pero prefirieron no emitir declaraciones.

“No hay nada que declarar. Estamos al margen del problema. Saludos. Buenos días”, dijo una de las fuentes consultadas.

Constitución prohíbe confiscación

El artículo 44 de la Constitución de Nicaragua, garantiza el derecho de propiedad privada de los bienes muebles e inmuebles, de los instrumentos y medios de producción.
Y añade que «se prohibe la confiscación de bienes. Los funcionarios que infrijan esta disposición, responderán con sus bienens en todo tiempo por los daños infendos».

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *