Dictadura implementa 38 tipos de tortura

La dictadura de Daniel Ortega ha implementado 38 tipos de tortura en las cárceles de Nicaragua, según un informe independiente elaborado por la abogada Martha Patricia Molina.

El informe destaca que las torturas también se han practicado en cárceles clandestinas y al momento de que el ciudadano es secuestrado por las autoridades de la Policía Nacional.

Aunque el informe no expone las torturas ejecutadas fuera de las cárceles, destaca un caso de un adolescente de 14 años que fue detenido por antimotines en el distrito V de Managua en agosto de 2018.

“Los efectivos lo trasladaron a una caseta policial y allí uno de ellos lo encañonó con un fusil AK-47 mientras otro utilizó una jeringa para marcar su brazo con las letras FSLN, las iniciales del Frente Sandinista de Liberación Nacional, el partido político que encabeza el presidente Daniel Ortega”, señala el informe.

Los 38 métodos de tortura registrados en el informe

1. “Con tenazas levantan las uñas y las arrancan”.

2. Dormir en lugares con heces, orines, pulgas y cucarachas.

3. Asfixia con bolsas plásticas.

4. Desnudan a los presos y los obligan a dormir en ropa interior.

5. A los hombres les introducen rifle por el ano.

6. Quemaduras con pistolas de electricidad y/o cigarrillos.

7. Uso de alambres de púas.

8. Golpizas con puños y tubos

9. Intentos de estrangulación.

10. Permanencia en celdas subterráneas, oscuras y húmedas.

11. Golpes hasta producir hematomas y sangrado interno.

12. Aislamiento total.

13. Proporcionan poca comida y agua.

14. No proporcionan medicinas o aparatos médicos a los presos políticos que padecen enfermedades crónicas.

15. Sufrir fríos extremos.

16. Entregan a los presos comidas descompuestas, con vidrio e insectos.

17. 24 horas al día con luz eléctrica para evitar que duerman.

18. Diversas formas de torturas psicológicas.

19. Tomar el sol 15 minutos cada diez días o más.

20. No permiten el uso de la Biblia y artículos religiosos.

21. Defecar sobre la mano y luego depositar excremento en una bolsa.

22. Policías utilizan lenguaje soez para dirigirse a los presos políticos y comunes.

23. Decomisan lentes para que no puedan ver bien y sufran dolores de cabeza.

24. No brindan atenciones médicas a los presos que llegan heridos o que ellos mismos hieren con fuertes golpes.

25. Colgarlos para golpearlos.

26. Obligar a los hombres a desnudarse para hacerles tocamientos y pasearse bajo amenaza de violación.

27. No permiten comunicación con familiares ni abogados.

28. Violación sexual a mujeres.

29. Policías golpean los ojos de los presos hasta dejarlos morados.

30. Rapan la cabeza a los hombres.

31. Uso de bombas lacrimógenas y gas pimienta contra presos.

32. Interrogatorios diarios

33. Hacer las necesidades fisiológicas en un hoyo

34. Provocar aborto

35. Desprendimiento de dientes

36. Atarlos a una silla y proporcionarles golpes hasta que vomiten.

37. Policías inducen a los presos comunes que hagan daño a presos políticos.

38. Acuchillarlos

Tortura no solo a presos políticos

El informe detalla que los métodos de tortura no son implementados solamente a reos de conciencia y que se mantienen registros de estos actos desde antes de 2018.

“La Policía de Nicaragua ha sido señalada por abuso indiscriminado de la fuerza en contra de ciudadanos inocentes y que no se oponen a colaborar en los procesos de investigación. En mayo de 2020 la ciudadana Sayra Cordero Soza, perdió el ojo derecho tras recibir una fuerte golpiza, en Masaya. Lo anterior refleja que las prácticas de tortura por parte de los oficiales no inician en las celdas sino desde el momento de la detención”, señala.

Le puede interesar: Nicaragua entre los cuatro países con mayor deportación por crímenes de guerra

“Estos mecanismos de tortura no inician a partir de las protestas de abril de 2018, sino que son mecanismos utilizados en años anteriores, pero son a partir de 2018 que los casos se acentúan más porque las personas empezaron a denunciarlo”, dijo Martha Patricia Molina a Café con Voz.

No obstante, señala que el punto más crítico de la tortura fue entre 2018 y 2019, durante el estallido social.


“Los mecanismos de tortura han descendido drásticamente y se ha mantenido en tortura psicológica. La tortura física puede superarse por medio de la ciencia pero la tortura psicológica crea daños irreversibles”, añadió Molina.

Dictadura “pasa encima” de tratados y leyes nicaragüenses

El informe detalla que la dictadura ha ignorado los llamados de la comunidad internacional y de defensores de derechos humanos ante los actos de tortura.

En ese sentido, la dictadura ha ignorado: 

01 Constitución Política de Nicaragua.

02 Ley del Régimen Penitenciario y Ejecución de la Pena. Ley No.473. La Gaceta No. 222 del 21 de noviembre de 2003.

03 Código Penal de la Republica de Nicaragua.

04 Convención Contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, Firmada por Nicaragua: 15 abril 1985; Ratificada: 5 de julio 2005.

Leer también: EE.UU votará en contra de préstamos comerciales a Nicaragua

05 Declaración Universal de los Derechos Humanos.

06 Convención Americana Sobre Derechos Humanos (Pacto de San José). Ratificada por Nicaragua: 25 de septiembre de 1979.

07 Convención Interamericana para Prevenir y Sancionar la Tortura. Ratificada por Nicaragua: 23 de septiembre de 2009.

¿Para qué sirve documentar estos casos?

Molina explicó a Café con Voz que es de vital importancia documentar estos casos para un eventual cambio en el sistema judicial nicaragüense.

“La correcta documentación de todos los delitos, en este caso concreto, la tortura, es determinante al momento que se realice cualquier proceso judicial que se apegue al derecho. Todo esto se convierte en prueba que en su momento será utilizado por el Sistema de Justicia para que los delitos no queden impunes”, explicó.

Comparta este artículo

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en email
Email