Sánchez Berzaín: “Se deben aplicar sanciones inhabilitantes a las dictaduras”

La ineficiencia o lentitud de los organismos internacionales para erradicar las dictaduras, podrían llevar a Latinoamérica a escenarios de mayor confrontación y violencia, según el doctor Carlos Sánchez Berzaín.

Abogado, político boliviano y exministro de la Presidencia de su país, luego de la presentación de su libro “La lucha sigue… terminar las dictaduras”, expresó a Café con Voz que  las democracias deben implementar sanciones inhabilitantes a las dictaduras.

“Es una sanción que impide a la dictadura desenvolverse como gobierno. Quiere decir que la dictadura no debe ser sujeto de crédito. Si el BID, BCIE, Banco Mundial, dejan de dar créditos, entonces la dictadura se acaba. Además, se debe sancionar a la banca privada para que no pueda oxigenarla”, señaló Sánchez Berzaín.

“Además, retirar a los embajadores, romper relaciones. Las sanciones de mentira son las que se aplican y el sistema económico continúa sosteniendo a la dictadura”, añadió.

Sanciones inhabilitantes afectan por corto plazo a los pueblos

Las dictaduras, como la nicaraguense, califican las sanciones como agresiones hacia la soberanía, independencia y autodeterminación de las naciones.

En contexto: Nuncio asegura que “intercede” por liberación de secuestrados políticos

Sánchez Berzaín considera que si bien las sanciones inhabilitantes afectan a la población, el efecto sería de menor tiempo y menor gravedad que continuar bajo el dominio de una dictadura.

“Esa es una mala ecuación y que la dictadura ha expandido. pero qué prefiere: ¿63 años de dictadura en esclavitud como pasa en Cuba o cinco meses que nos agarremos la faja? Igual el pueblo está muriendo de hambre, el pueblo cubano no puede estar peor de lo que está si se inhabilita al gobierno, ¿Usted cree que los nicaraguenses van a sentir la diferencia?”, cuestionó.

“Las dictaduras de Latinoamérica no tienen narrativa”

A criterio de Sánchez Berzaín, ninguna dictadura posee una narrativa sólida ni más del 10% de respaldo.

“Lo demostró Nicaragua con más del 80% de abstencionismo y Bolivia con más de siete días de paros, que ha llevado a la dictadura a cometer otros crímenes”, explicó.

Leer también: OEA en “punto muerto” con situación de Nicaragua

“El mensaje de este libro es que la lucha sigue para terminar con la dictadura y eso está muy cerca. Ahora parece que nos estuvieran ganando, pero no tienen como sostenerse”, añadió.

OEA “a paso de tortuga”

Sánchez Berzaín criticó el actuar de la Organización de Estados Americanos, OEA y consideró que, ante la necesidad de la población de justicia y cambio, se podrían generar escenarios de violencia y guerras civiles en la región.

“La OEA va lento y ese es el problema de los organismos internacionales, es una verguenza. Si estos organismos no funcionan para cesar las dictaduras, van a llevar a los pueblos a la violencia. Los pueblos van a pasar de la lucha pacífica a la armada”, expuso.

“Este es el momento en que los organismos internacionales y las democracias deben imponer sanciones inhabilitantes para terminar con las dictaduras, no para negociar, sino que para que se acaben”, añadió.

Comparta este artículo

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en email
Email