Corte IDH declara en desacato a Nicaragua e informará a OEA

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), declaró en desacato a Nicaragua por el incumplimiento de la dictadura de Daniel Ortega, a las resoluciones emitidas por esta entidad, la solicitud de información al país centroamericano y el rechazo a las medidas cautelares otorgadas a 22 secuestrados políticos.

A través de una resolución de la Corte publicada el 22 de noviembre, dio a conocer que Nicaragua desacató el requerimiento de liberación inmediata de s políticos, la adopción de medidas necesarias para mantener la vida, integridad y libertad de los mismos, acceso a abogados defensores y la permisión de una visita in situ a Nicaragua para verificar la situación de las personas detenidas.

Leer además: Policía Sandinista secuestra a exembajador Edgar Parrales

“Los representantes también informaron que los beneficiarios no tienen acceso a información del exterior, materiales de lectura o cualquier elemento que les permita mantener la mente activa. Además, algunos de los beneficiarios estuvieron totalmente aislados por semanas o meses”, señala la resolución.

Además, señala que el Estado no ha implementado medidas de protección a los secuestrados políticos.

Estado de Nicaragua acusa de “injerencista” a la Corte IDH

Según la resolución, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua ha respondido a la Corte IDH en seis ocasiones, el  10 de septiembre, 15 de septiembre, 30 de septiembre, 7 de octubre, 5 de noviembre y 17 de noviembre de 2021.

En sus respuestas, la Cancillería nicaragüense acusó a la Corte de seguir un guión impuesto por Estados Unidos y de pretender violentar la soberanía del país centroamericano.

“Reiteró que el Estado rechaza las Medidas Provisionales adoptadas por la Corte, “por considerar que las mismas siguen un guión impuesto por los Estados Unidos de Norteamérica”. Señaló que la Resolución “incluye una narrativa parcializada y dirigida a destacar los lamentables sucesos del 2018 […] en los que diversas organizaciones”, señaló Nicaragua en la respuesta del 10 de septiembre.

Le puede interesar: Vaticano apuesta a diálogo con Ortega, según analista

No obstante, la Corte señaló a la dictadura que el tema de “soberanía” y las leyes aprobadas por Ortega no son excusa para el incumplimiento en materia de derechos humanos.

“Esta Corte recuerda que es un principio general de derecho que los Estados, al dar cumplimiento a los tratados de los que son parte, deben abstenerse de invocar disposiciones de derecho interno como fundamento para el incumplimiento de sus compromisos internacionales. Así, la Convención de Viena sobre el derecho de los Tratados, en su artículo 27, señala: “[una parte no podrá invocar las disposiciones de su derecho interno como justificación del incumplimiento de un tratado […]”, señala la resolución.

Por esta razón, la Corte IDH dio parte a la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos para someter a discusión los incumplimientos de Nicaragua.

“Esto en virtud del artículo 65 de la Convención, así como es deber de esta última asegurar el oportuno cumplimiento de las decisiones mediante la adopción de medidas institucionales de carácter colectivo que sean eficaces, oportunas y expeditas para asegurar el efecto útil de la Convención Americana”, señala la resolución.

Salud de secuestrados políticos continúa deteriorándose

La Corte destacó que los representantes de los secuestrados políticos informaron que las condiciones de detención son extremas y atentan contra sus derechos humanos.

“Todos ellos han sufrido un grave deterioro físico, marcado por una notable pérdida de peso y por la manifestación de otros problemas de salud. En particular, los representantes informaron que los detenidos permanecen en celdas que no cumplen con los estándares internacionales para detenciones prolongadas, se trata de celdas pequeñas con camas de concreto, sin colchonetas o con colchonetas muy delgadas e infraestructura sanitaria inadecuada”, señala el documento.

“En el caso del señor Maradiaga, sus representantes informaron que habría perdido 25 libras de peso (11.3 kilos) y que la cantidad de comida que recibe al día no sería suficiente para sus requerimientos. Respecto de la señora Granera Padilla indicaron que “está muy, pero muy delgada”. Esto es especialmente preocupante porque padece enfermedades crónicas como diabetes y no estaría recibiendo una dieta especial por su padecimiento, por el contrario, la alimentación que le proporcionan estaría compuesta principalmente de carbohidratos”, añade.

Comparta este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email