Régimen receta exilio y censura a periodistas

Al menos 25 periodistas y personal de medios de comunicación se han exiliado para preservar la vida, libertad e integridad física desde junio del 2021 a la fecha, en una nueva etapa represiva desatada por el régimen, devela un informe del Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más.

En el marco del día internacional del periodista, el informe Persecución y Criminalización y del Periodismo en Nicaragua, publicado por el Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más, identificó dos etapas represivas a partir de mayo 2021, contra la prensa independiente.

La primera fase fue implementada con el uso de los dispositivos judiciales para neutralizar e intimidar a periodistas sin recurrir a la privación de la libertad y la segunda, identificada en 2021, dirigida a privar la libertad de los hombres y mujeres de prensa independientes, reconociendo como principal dispositivo de represión el derecho penal, utilizado como mecanismo persecutorio con fines políticos.

Miembros del Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más, dan lectura al informe Persecución y Criminalización y del Periodismo en Nicaragua. Foto / Alberto Miranda

Dictadura impone la auto censura

El informe señala, ocho niveles o tipos de sometimiento utilizado por el Estado represivo que el régimen dictatorial de los Ortega Murillo ha impuesto, dentro de los cuales, principalmente se encuentran; la judicialización, ataques a la integridad física y psicológica, daño patrimonial a medios y periodista, violaciones a la libre movilización y negativa de otros derechos, obstáculos para el ejercicio periodístico, persecución fiscal y aduanera, desplazamiento forzado entre otras.

Lea más de Café con Voz: Torturas psicológicas deterioran salud de presos políticos

Así mismo, recalcaron que muchos medios independientes han realizado cambios en la línea editorial, reduciendo los espacios críticos al régimen, luego que la situación se agravara con la aprobación de un combo de leyes represivas y la persecución penal contra la Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCH).

Otro efecto de la política de persecución, presión e intimidación estatal es, el cierre de diferentes medios de comunicación y espacios o programas independientes que, de una u otra manera también es una forma de autocensura, cuya responsabilidad fundamental es del régimen Ortega Murillo” revela el documento.

Los miembros del colectivo defensor de derechos humanos, recordaron en la presentación que mediante un comunicado de Radio Universidad de la Universidad Centroamericana (UCA), se dio a conocer a los directores de los medios Onda Local, Café con Voz, Doble Play y a Cuerpos sin Vergüenzas del Movimiento Feminista la Corriente el cierre de estos espacios, otro resultado del Estado policial impuesto en Nicaragua.

El Colectivo reafirmó, que tras el andamiaje de violencia judicial y de persecución impuesta por los Ortega Murillo, el país se encuentra en unos de sus peores momentos para realizar el ejercicio periodístico y que “la persecución contra el periodismo independiente, es un verdadero terrorismo de Estado”.

Proceso contra periodistas

El pasado seis de septiembre, la fiscalía sandinista presentó las acusaciones de audiencia inicial contra el cronista deportivo Miguel Mendoza y el periodista Miguel Mora, la cual se basó en una serie de publicaciones en redes sociales donde según la justicia de ortega, implica a los acusados en su puestos actos que menoscaban la integridad nacional.

Segun el abogado Maynor Curtis, abogado defensor de Mendoza, estas publicaciones, no ayudan a demostrar la responsabilidad penal por el delito que se les acusa y que estos escritos es parte de lo que ellos pensaban personalmente, haciendo uso de su derecho a la libertad de expresión, protegida por la constitución política.

Los periodistas y presos políticos Miguel Mora y Miguel Mendoza, han sido acusados por la fiscalía sandinista, por supuestos actos que menoscaban la integridad nacional,
utilizando como pruebas, publicaciones de sus redes sociales. Foto / Cortesía

Con los twitter de Miguel no se puede probar que el estaba tratando de dividir a Nicaragua o de que Nicaragua estuviera sometida a otro poder extranjero, entonces, estos twitts eran su opinion, lo que el expresaba, pero la libertad de expresión está protegida por la constitución entonces, no puede haber un delito”, expresó el jurista a Café con Voz.

Curtis refirió que en las siguientes acciones legales, se presentara a la orden del juez, recursos de apelación contra las resoluciones, intercambio de resolución y pruebas y posteriormente solicitaran audiencia para valorar si se pueden excluir algunas pruebas por ser irrelevantes en el proceso.

Lea más de Café con Voz: Dictadura realiza audiencia inicial contra periodistas

Organizaciones como Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua (PCIN), han contabilizado un aproximado de 45 periodista que han tenido que exiliarse por la represión Estatal, mucho de ellos en anonimato para salvaguardar la integridad de sus familiares y repitiendo un segundo éxodo, lo que ha repercutido en graves daños a su psicología.

Comparta este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email