Reformas a las leyes de bancos = salida de depósitos y cierre de cuentas en Nicaragua

El economista Enrique Sáenz analizó e impacto de las tres reformas aprobadas por el sandinismo con carácter de urgencia en el parlamento controlado por el dictador Daniel Ortega, en el que aumentan las multas a los banqueros que se nieguen a dar información de cuentas bancarias de “investigados” por delitos de lavado de dinero y activos, así como los que informen a los cuenta habientes del proceso de investigación.  

Tras la aprobación de parte del parlamento controlado por el sandinismo de las tres reformas que envió el dictador Daniel Ortega con trámite de urgencia para incrementar las multas a los Bancos que adviertan a sus clientes que sus cuentas bancarias están intervenidas bajo investigación por supuesto lavado de activos, Nicaragua podría experimentar una salida de depósitos y cierre de miles de cuentas, ante la inseguridad jurídica y el levantamiento del sigilo bancario.

Las  tres reformas legislativas aprobadas por Daniel Ortega y sus servidumbre en el parlamento son en la Ley 587, Ley de Mercado de Capitales; la Ley 561, Ley General de Bancos, y la Ley 316, de la Superintendencia de Bancos, y otras instituciones financieras (Siboif) impondrán multas de hasta 500,000 de dólares a los bancos que se nieguen a brindar la información a las autoridades.

Con esta reforma, el régimen aumentará de U$20,000 hasta U$500,000 la sanción a las instituciones bancarias que “alteren o desfiguren datos o antecedentes en los balances, libros, estados, cuentas, correspondencia u otro documento cualquiera o que oculten o eviten que se conozca de los mismos o destruyan estos elementos, con el fin de dificultar, desviar o eludir la fiscalización que corresponde ejercitar a la Superintendencia de Bancos. 

Lo anterior, forma parte de la oleada de represión desatada por el oficialismo para poner en miedo a empresarios, bancos, ciudadano común y todo aquel que proteste en su contra, amenazando con cerrar y confiscar cuentas bancarias.

“Lo que esta gente aprobó es que toda persona que haga una transacción se vuelve sospechosa del dinero de donde viene, para qué va, el propósito de las iniciativas de reformas a las leyes de los bancos es la lógica de inmovilizar por miedo, en el caso de los bancos, esta iniciativa, no solo se refiere al gerente, sino a la cadena de función de los bancos; la Unidad de Análisis Financiero (UAF) pide constantemente a los bancos información sobre personas, la UAF penetra en la información de las cuentas de clientes de distintos bancos, ademas de los banqueros, afecta a la gente que tiene cuentas en los bancos, el detalle técnico de lo que tienen que informar, esa es una cobertura de una reforma de un instrumento represivo más de la dictadura”, dijo el ex diputado y economista, Enrique Saenz.

Puede leer: Diputados de Ortega reforman leyes para ampliar sanciones contra bancos y sus funcionarios

Salida de capital en los bancos 

El exlegislador opositor también prevé que aumente los nicaragüenses trasladen sus ahorros y patrimonio a otros lugares seguros, en alusión a que preferirían guardar el dinero en su propia casa y en el caso de los empresarios, trasladar sus activos a bancos de otros países, ante la incertidumbre en la que somete el dictador al sistema bancario nacional.

Para Sáenz, las tres reformas bancarias sigue poniendo en “aprietos” a la banca nacional, al dejarlos a merced de lo que decida el dictador, quien ha tomado represalias contra sus adversarios. 

“La primera consecuencia de esas reformas son que los cuenta habientes son objeto de sospecha, buscarán un lugar más seguro; a algunos bancos, a lo mejor a todos, el régimen les sigue poniendo pistolas en la cabeza, antes habían aprobado es ley bajo la Ley de protección a los consumidores, en la que buscan abrir las puertas de los bancos para que abran cuentas los sancionados por lavado de dinero, el régimen actúa de hecho, vulnera y atropella derechos ciudadanos, y después procura darle un pretexto legal, sea una acusación de la fiscalía, la aplicación de una Ley de manera retroactiva, de hecho, la UAF y la superintendencia de Bancos, estaban, sin orden judicial, requiriendo información de personas y empresas, le dan cobertura legal a algo que ya estaban haciendo”, destacó.

Asimismo, este especialista en temas de economía manifestó que, además de los ciudadanos en común, las reformas también afectarán a los que hagan transacciones bancarias luego de hacer importaciones o exportaciones y podría incluir a los que envíen remesas superior a los 500 dólares mensuales.

“Hay un impacto sicológico en los agentes económicos, en las personas de recursos limitados, de los exportadores, importadores, parte de un problema que tenemos que superar es que estamos reaccionando a las embestidas del régimen sin emplazarlo”, señaló.

Puede leer: Alba Petróleos, la mayor investigación de lavado de dinero en la historia salvadoreña

Nicaragua bajo Ortega es catalogada como país fácil para lavado de dinero

Saenz hizo el recuento de las veces que Nicaragua ha sido calificada como un país con alto riesgo para hacer lavado de dinero, empezando con empresas ligadas a la dictadura de Ortega, como el sector petrolero, medicinas y otras industrias, controladas por testaferros y familiares del dictador nicaragüense.

De acuerdo con Sáenz, el tirano no dejará piedra sobre piedra al perder el poder, pues acabará con todo a como lo hizo en los años 90, con una hiperinflación del 690%.

“Cuando hablamos de lavado de dinero, tenemos que recordar que Transparencia Internacional, colocó al régimen de Ortega como el más corrupto de Centroamérica, el Grupo de Acción Financiera (GAFI) tiene al régimen de Ortega en la lista gris, al lado de la lista negra, en materia de lavado de dinero. También, la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) descubrió con que, en el área de comercio, se estaban haciendo operaciones de lavado de dinero, en el área del combustible, medicinas y en vehículos, negocios bajo la administración sandinista, la ruta que ha seguido Ortega y su camarilla es una ruta al abismo, no le importa que si se lleva a todos los nicaragüenses en el saco; aparentan que se están ajustando a la normativa internacional, pero están haciendo una coartada;”, remarcó.

Puede leer: Estados Unidos actuará contra red de corrupción de “Chico” López en Honduras

Debacle económica acompañada de crisis política

Además, Sáenz también analizó la estrategia política que Ortega implementará, de cara a la realización de lo que llamó “la farsa electoral”, programada para el siete de noviembre, en el que allanó en camino para su cuarta reelección consecutiva, acompañado por segunda ocasión de su mujer la vocera de su régimen, Rosario Murillo.

Según Sáenz, Ortega seguirá usando todas las herramientas represivas para meter en miedo a la población y a sus disidentes, encarcelando a todo aquel que se levante contra él, imponiendo el partido único, a como lo hace Cuba, acompañándose de “opositores” que le colaboran.

“Tenemos que prepararnos para un horizonte más largo, no es cierto que si Ortega impone su voluntad el siete de noviembre, vamos a esperar cinco años más para otras elecciones, con todos estos atropellos que ha hecho Ortega, ha acercado el final del túnel, ha preparado todo, pero no solo para el siete de noviembre; Ortega con los atropellos a los derechos humanos, ha logrado algo que la oposición no hubiese logrado, la comunidad internacional lleva tres meses abordando el tema de Nicaragua”, indicó.

También, destacó el aislamiento al que se ha metido el dictador de Nicaragua, tras ignorar el cese a las violaciones de derechos humanos que le pedían sus mismos aliados, los partidos de izquierda de otros países.

Para el economista y exdiputado, la represión, intimidación, hostigamiento seguirán durante los próximos años, pero confía que al borde del abismo, todos los sectores sociales, económicos y políticos, se unan para sacar al dictador.

“Ortega no dispone de ningún instrumento para revertir esta crisis, puede controlar por medio de la represión, se puede mantener de financiamiento de organismos internacionales, pero esta embestida de Ortega, no tenía pretensiones electorales, quiere imponer el nuevo modelo de dominación política y económica, acercándose al modelo cubano, partido único…ojalá que el empresariado aprendiera que estamos en una dictadura, que hay presos políticos incluyendo a su expresidente, que hay miles de empresarios acosados por la aduana y la DGI, un silencio eterno es el silencio de los cementerios, estar demasiado tiempo en silencio es porque se quedaron mudos” finalizó.

Daniel Ortega ha encarcelado en los últimos tres meses a mas de una treintena de opositores, entre los que hay precandidatos presidenciales que buscaban disputarse el liderazgo único para competir unidos contra el sandinismo, pero ahora, la justicia maniobrada por el oficialismo les imputa de delitos de traición a la patria, lavado de dinero y falsificación, dejando libre su camino para seguir repartiendo el poder con sus aliados.

Comparta este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email