Dictadura acomoda acusación contra ocho opositores, entre ellos tres precandidatos

El Ministerio Público de Daniel Ortega, acusó por “conspiración para cometer menoscabo a la integridad Nacional” a los precandidatos presidenciales Félix Maradiaga, Juan Sebastián Chamorro y Arturo Cruz; y a los opositores, Violeta Granera, Tamara Dávila,  José Pallais, José Adán Aguerri y al analista político Manuel Orozco.

Según el machote que dio a conocer la Fiscalía “la audiencia preliminar se llevó a cabo el día de hoy, y la autoridad judicial admitió la acusación para las personas imputadas”, por lo que los acusados pasarán a prisión preventiva luego de permanecer más de dos meses bajo detención judicial. Todos los acusados fueron secuestrados semanas atrás a excepción de Orozco quien se encuentra en Estados Unidos. 

Manuel Orozco es politólogo, investigador y director del Centro de Migración y Estabilización Económica. Fue directivo del Programa de Migración, Remesas y Desarrollo del Diálogo Interamericano y fue catedrático adjunto del Centro de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Georgetown y fue miembro del Centro para el Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard. .

El Ministerio Público da a conocer las acusaciones tras cumplirse el plazo de detención de 90 días contra Cristiana Chamorro Barrios y los ex trabajadores de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro. Chamorro, su primo Juan Sebastián, Félix Maradiaga y Arturo Cruz, se lanzaron como precandidatos para participar en unos eventuales comicios que Ortega enterró.

La acusación en contra de los tres precandidatos y retos de opositores, según la Fiscalía, fue admitida y los señalan de ser “presuntos autores de los delitos de conspiración para cometer menoscabo a la integridad Nacional de conformidad al artículo 410 y 412 del código penal en perjuicio de la sociedad nicaragüense y el Estado de Nicaragua”. Todos ellos, excepto Orozco, fueron secuestrados bajo el supuesto de violar la Ley 1055, conocida como “Ley de Soberanía” o de “traidores a la patria”, pero al no tener argumentos para soportar los señalamientos, el régimen acomodó otros delitos para mantenerlos cautivos.

Audiencias secretas y espurias

De acuerdo con el régimen de Daniel Ortega la audiencia preliminar se llevó a cabo este jueves  “la autoridad judicial y la admitió la acusación para las personas imputadas decretó la medida cautelar de prisión preventiva para los acusados que se encuentra que se encontraban bajo detención judicial y orden de detención para las personas acusadas que se encuentran sin detener” destaca la misiva oficial del Ministerio público.

El pasado martes 24 de agosto, la Fiscalía de Ortega amplió la investigación en contra de Cristiana Chamorro junto a los extrabajadores de la FBVCH, Marcos Antonio Fletes Casco, Walter Antonio Gómez Silva, Lourdes Arróliga, Ana Elisa Martínez, Guillermo Medrano, Pedro Vásquez y Emma López. Leer Dictadura acusa a los hermanos Chamorro Barrios y a ex funcionarios de la FVBCh.

Además, se acusó al periodista Carlos Fernando Chamorro y su hermano Pedro Joaquín Chamorro por los supuestos delitos de lavado de dinero, bienes y activos; apropiación y retención indebida; y gestión abusiva.

Este es el segundo grupo de opositores acusados formalmente por el Ministerio Público antes de cumplirse los 90 días de cárcel para su investigación. vale destacar que en el caso de Maradiaga, Chamorro, Aguerri, Dávila y Granera, la acusación la presentan un día antes de la audiencia que convocó la Corte IDH y donde el Estado de Nicaragua tendría que rendir cuentas por qué desacató la orden dada para su liberación. Leer Amnistía Internacional denuncia “desaparición forzada” de opositores en Nicaragua.

Comparta este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email