España llama a consulta a su embajadora en Managua, tras flamígera carta del régimen

​El canciller de España, José Manuel Albares, llamó a consulta a la Embajadora de su país en Managua, María del Mar Fernández-Palacios, después que el régimen de Daniel Ortega, por medio de una hepática carta en la que se vertían “graves e infundadas acusaciones” contra la nación ibérica y sus instituciones.

“Nicaragua atraviesa una profunda crisis política, económica y social que se ha agudizado en las últimas semanas como consecuencia del recrudecimiento de la represión por parte del Gobierno contra actores políticos y sociales de la oposición, así como contra medios de comunicación independientes”, indicó un comunicado de Relaciones Exteriores de España.

Por ello, España rechaza “de manera tajante” el contenido de la nota remitida en el día de ayer por la Cancillería nicaragüense y exige al Estado de Nicaragua que “cumpla con los compromisos internacionales adquiridos en materia de Derechos Humanos y sus propios preceptos constitucionales, garantizando los derechos de todos sus ciudadanos y la libre participación política”.

El régimen señaló que ha denunciado, y seguirá “denunciando, la cínica y continúa, intromisión, injerencia e intervención en nuestros asuntos internos, impropias de Gobiernos democráticos, impropias también de regímenes que incumplen continuamente con los derechos de sus pueblos a la autonomía o a procesos autonómicos de independencia”.

Roces en aumento

Las tensiones han venido creciendo entre Nicaragua y España. El pasado 26 de junio la cancillería de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo, había enviado una carta grosera a la entonces canciller de España Arancha González Laya, quien en dos ocasiones en menos de 48 horas esta semana, había solicitado al régimen liberar a los secuestrados políticos y calificó como “excusas” los señalamientos de “intromisión” que hizo el tirano en contra de la embajada del país ibérico en Managua.  https://cafeconvoz.com/2021/06/27/hepatica-carta-de-dictadura-a-canciller-espanola/

Esta vez Ortega también llamó el munes a consultas a los embajadores de Nicaragua en Argentina, Colombia, México y Costa Rica en reciprocidad al retiro de los representantes de estos gobiernos, tras los encarcelamientos de más de una treintena de líderes opositores en el país.

En los últimos días España y la Unión Europea han manifestado que las decisiones adoptadas por Ortega que impiden la participación de la oposición en las elecciones generales convocadas para el 7 de noviembre, eliminan las debidas garantías del proceso electoral en ciernes y privan de credibilidad a sus resultados.

Comparta este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email