Doña Kitty obediente a Ortega, inhibió a precandidatos secuestrados

La Alianza Ciudadanos por la Libertad decidió obedecer al dictador Daniel Ortega, quien ordenó no inscribir como candidatos a ciudadanos que a él y sus leyes no le parecían. La AC cerró las inscripciones de precandidatos presidenciales: Américo Treminio y el conservador Noel Vidaurre, son los dos únicos precandidatos de dicha Alianza, que dejó por fuera a dos de sus aspirantes que ya estaban inscritos y otros dos que pretendían correr en su casilla.

Fue treminio quien dio la noticia de que solo él y Vidaurre quedaban como opciones. “Estimados, hoy me reuní con la Comisión Electoral de CxL y se me notificó que quedaban cerradas las inscripciones y que solamente Noel Vidaurre y su servidor somos los precandidatos oficiales de la Alianza, sigo en la contienda a la espera del mecanismo de elección” afirmó Treminio en su cuenta de twitter.

La Doctora María Asunción Moreno, aparentemente no se presentó a las oficinas de CxL para oficializar inscribir su precandidatura. Moreno fue citada por la Fiscalía de Daniel Ortega, para presentarse ayer lunes, luego de que el viernes se conocieran sus intenciones de ser precandidata, pero no asistió aduciendo problemas de salud.

En CxL no sabían de intenciones de Moreno

Monterrey, dijo a periodistas que desconocen el paradero de Moreno y aseguró que no han tenido ninguna comunicación con ella ni con la Alianza Cívica, la organización que la propuso de precandidata presidencial.

“No sabemos nada (…) Nuestras reuniones con la Alianza Cívica son los martes -que es un comité de enlace- y hemos visto en las redes lo de un anuncio de una precandidatura, pero no hemos sido informados oficial ni extraoficialmente nada”, aseguró.

“Esperamos que no le pase nada a María Asunción, esperamos que ella pueda resolver. Lo menos que queremos es más presos en este país”, subrayó Monterrey.

Con el escenario de AC claro, también se aclara la obediencia de doña Kitty Monterrey, presidenta del partido Ciudadanos por la Libertad, a las directrices de Ortega de inhibir por él a los posibles candidatos que le hicieran realmente sombra en su sainete electoral montado para el 7 de noviembre.

La orden de Ortega: “Inhinban por mí”

Ortega a través de sus nuevos sirvientes en el Consejo Supremo Electoral, advirtió el 4 de junio pasado a los partidos políticos que no podían inscribir a candidatos que no cumplan con lo dispuesto en la Constitución Política de Nicaragua y otras leyes recientemente aprobadas.

La orden era prácticamente era dirigida a la Alianza Ciudadanos por la Libertad, que es la casilla que aún se mantiene como opción electoral para una parte de la población. La dictadura por medio de un comunicado del CSE informando de un acuerdo alcanzado por los magistrados al servicio de la pareja dictatorial.

“Reiterar a los partidos políticos y alianzas  de partidos políticos participantes en el proceso electoral, la obligación de asegurar en la presentación de candidatas y candidatos el cumplimiento de todas las disposiciones y requerimientos prescritos en la Constitución Política de la República, la Ley Electoral y demás leyes, algunas de las cuales están igualmente contenidas en los considerandos enunciados del presente acuerdo”, dice el documento emitido el jueves por el CSE.

Los considerandos se refieren a que es obligación del CSE hacer respetar el cumplimiento del artículo 147 de la Constitución Política «que señala como requisitos para ser Presidenta o Presidente, Vicepresidenta o Vicepresidente : 1) Ser nacional de Nicaragua (…) 2) estar en pleno goce de sus derechos civiles y políticos 3) haber cumplido los 25 años de edad 4) haber residido de forma continua en el país los cuatro años anteriores a la elección». https://cafeconvoz.com/2021/06/04/cse-de-ortega-ordena-a-partidos-politicos-inhibir-por-ellos/

En Alianza Ciudadana, están inscritos como precandidatos Arturo Cruz y Juan Sebastián Chamorro, pero también apuntaban a participar en un proceso interno de selección Cristiana Chamorro, Medardo Mairena y Félix Maradiaga. Todos ellos, junto a Miguel Mora, han sido secuestrados uno a uno por la dictadura, señalándoles de incumplir la Ley 1055, denominada ‘Ley de Defensa de los Derechos del pueblo a la Independencia, la Soberanía y Autodeterminación para la Paz’. Mora no tenía previsto correr en AC, pero si por el decapitado Partido de Restauración Democrática.

Los jueces de Daniel Ortega que llevan los casos en contra de los precandidatos han aceptado la solicitud de la Fiscalía que también sirve al dictador, de mantenerlos desparecidos por 90 días mientras ellos y la guardia sandinista, realizan sus “investigaciones”.

Pero no existe en contra de ellos una sentencia firme y por tanto no pueden ser inhibidos, ya que el artículo 47 de la Constitución establece que “los derechos ciudadanos se suspenden por imposición de pena corporal grave o penas accesorias específicas, y por sentencia ejecutoriada de interdicción civil”. AC simplemente obedeció a Ortega.

Comparta este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email