Berta Valle: “¿Quién me garantiza que Félix está vivo y bien?”

La comunicadora y esposa del líder opositor Félix Maradiaga, Berta Valle, dijo que la sancionada policía sandinista no le da razones de dónde está el secuestrado político, al igual que denunció que no les aceptan alimentos y teme que lo estén torturando.

El secuestrado político y precandidato presidencial  de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) en la Coalición Nacional (CN), Félix Maradiaga, está desaparecido y no se sabe en la condición en la que se encuentra, denunció en Café con Voz su esposa, la periodista Berta Valle.

De acuerdo con Valle, desde que Maradiaga salió del Ministerio Público por la citación que le hizo esa entidad el nueve de junio de este año, la sancionada policía sandinista lo secuestró procurando que los periodistas no documentaran el momento. Ese mismo día, el órgano de represión de Daniel Ortega emitió el comunicado donde confirmaban que Maradiaga estaba en sus manos, pero sin esclarecen el paradero del líder opositor.

“Desde hace 22 días no sabemos nada acerca de Félix ni del resto de presos políticos, no hemos podido hablar con el, está desaparecido, no sabemos donde está, es absurdo como asumimos que pueden estar en el Chipote, pero no dan razones donde están; no hemos tenido ningún tipo de respuesta de las autoridades, se han hecho tres solicitudes, lo mismo está pasando con los demás presos políticos”, dijo Valle.

Le puede interesar: Exigen al régimen cumplir con orden de Corte Interamericana de Derechos Humanos

Querían cambiar medicinas de Maradiaga

A la vez, Valle aprovechó para manifestar que a su esposo se le ha podido ingresar solo agua al centro donde -se supone- que debe estar recluido tras su secuestro, pero que teme que se le esté torturando haciendo que pase hambre.

“Gracias a la red de solidaridad que hay entre los familiares de presos políticos, es que a Félix se le ha llevado comida, pero no la reciben, espero que le estén dando alimentos adentro, según narraciones de algunos ex presos políticos, les dan arroz y fríjoles, de lo contrario podemos decir que los están torturando al no darle ningún tipo de alimento, esto se ha dado a raíz de que han aumentado las condenas internacionales”, manifestó.

Berta Valle dijo que los médicos que dan atención dentro de la Dirección de Auxilio Judicial Evaristo Vázquez, conocido como “El nuevo Chipote”, le habían cambiado algunos fármacos a Maradiaga para calmar su hipertensión arterial, por lo que exigieron que se cumpliera con las medicaciones recomendadas por su doctor de cabecera.

“En torno a la salud, los médicos del Chipote indicaron un medicamento genérico para su hipertensión, pero al quitarle el medicamento de sus médicos, violentaría ese tratamiento médico, luego logramos que nos dieran una receta medica con el nombre del medicamento correcto y se lo llevamos el lunes, no sabemos como está durmiendo; hay mucha angustia porque no sabemos como está, espero que no sea golpeado, pero no sabemos qué esperar con el actuar del régimen”, dijo la comunicadora.

“Me conmueve pensar -añadió- en las madres y familiares de los presos políticos que tienen mas de tres años en las cárceles injustamente, en el caso de Félix, creo que es fuerte, tiene una convicción profunda en que esta causa es lo correcto, eso me da valentía en que yo sé que está resistiendo, no solamente con su cuerpo, sino con su corazón”.

Para Valle, la parte más dramática de sus días es cuando su hija le pregunta por Maradiaga, y sostiene que eso le está marcando la vida no solo a su descendencia, sino a la de todos los que han sido secuestrados por el régimen de Daniel Ortega.

“Es difícil hablarle a nuestra hija y decirle que su papá está en eso, las secuelas que esto está causando en nuestros hijos, es algo que nunca nadie lo va a poder cambiar, está marcando secuelas profundas en la generación por una familia que se aferra al poder y que lleva a Nicaragua a la quiebra, a la migracion, pienso en la hija de Tamara Dávila que vio todo el secuestro de su madre, pienso en Miguelito, el hijo de Miguel Mora”, relató.

Puede leer: Félix Maradiaga: crónica de otro secuestro anunciado por la dictadura Ortega-Murillo

Nicaraguenses deben reaccionar pronto

Valle, dijo que los ciudadanos deben de reaccionar ante las violaciones de derechos humanos cometidos desde el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo. Afirmó que ella y su esposo no pierden la esperanza de que Nicaragua retome la vía democrática para sacar adelante al país que ha perdido economía, sociedad y talento humano.

“Este dolor nos tiene que movilizar para buscar salida a esta crisis, no permitir que nunca mas nuestro país vuelva a estas condiciones, desafortunadamente, en nuestra historia las dictaduras han salido por la vía armada, pero mi esposo cree que necesitamos hacer un cambio radical en la forma política de pensar y actuar… yo me he preguntado ¿Vale la pena esto? porque el compromiso de Félix no es desde el 2018, es desde antes, la respuesta al final del día es que si porque sabemos que Nicaragua puede y merece más”, dijo.

“Félix tiene un compromiso por la libertad y la democracia; vale la pena y siempre va a valer la pena arriesgarse por Nicaragua, cuando miramos hacia atrás y vemos como hemos venido construyendo, el esfuerzo de hacer de Nicaragua una república, cuando recuerdo a las madres emprendedoras, pensamos en las personas con menos privilegios que sueñan con algo mejor, sabemos que vale la pena, hay que mantener la esperanza”, agregó.

Lea también: Félix Maradiaga: “Cumpliré mi palabra, si no hay unidad, me retiro”

Cruz Roja Internacional debe dar un informe

A pesar del bozal impuesto por la dictadura sandinista a las oenegés humanitarias, Valle indicó que la delegación de la Cruz Roja Internacional, que se mantiene en Nicaragua desde 2018 dando seguimiento a los presos políticos, debe de dar un claro informe del estado de salud de los más de 130 rehenes que Ortega tiene en las celdas de los sistemas penitenciarios y en el Chipote.

Asimismo, dijo que el régimen debe cumplir con las leyes nicaragüenses en presentar a los reos políticos públicamente para saber si se encuentran bien.

“El régimen al ejercer tanto control, obliga a que cualquier organización de derechos humanos, o acata sus condiciones, o lo sacan del país; si bien, una de las pocas organizaciones es la Cruz Roja Internacional, ellos toman la decisión de acatar las ordenes, espero que ellos den declaraciones y decir como se encuentran los presos políticos, mientras yo no vea a mi esposo, no voy a aceptar que algún intermediario me diga que él está bien, necesito verlo, saber como se encuentra, qué necesita… que bien por la Cruz Roja Internacional, pero mi derecho es que yo pueda ver a mi esposo, que el pueda ver a su abogado, las acusaciones que el hacen es un tema político en contra de los opositores”, dijo.

Nicaragua romería relaciones con Corte IDH si no cumple con resolución 

Al concluir, Valle indicó que, luego que la Corte Interamericana resolvió “requerir al Estado (de Nicaragua) que proceda a la liberación inmediata” de Juan Sebastián Chamorro y Félix Maradiaga, y también que “adopte de forma inmediata las medidas necesarias para proteger eficazmente la vida, la integridad y libertad personal” y de sus núcleos familiares, el régimen de Ortega está obligado a cumplir con el mandato, de lo contrario habrían consecuencias graves.

El artículo 68 de la Convención Americana establece la obligación convencional que tienen los Estados de implementar tanto en el ámbito internacional como interno, de buena fe, y de forma pronta e íntegra, lo dispuesto por el Tribunal en las Sentencias (Corte Interamericana de Derechos Humanos), y de no cumplirse el Estado puede incurrir en un ilícito internacional. 

Pero Valle no pierde la esperanza en que Ortega cumpla con lo exigido, y dijo que espera que su esposo, al igual que los demás reos de conciencia puedan salir de la prisión en la que el dictador los tiene recluidos.

“En el caso de la resolución de la Corte IDH, (esperamos que) el régimen reaccione positivamente, y si no accede a esta resolución, no va a pasar más, pero seria una ruptura de Nicaragua con el sistema interamericano, solo queda esperar… esto no es fácil pero mi fortaleza viene de mi fe, Dios tiene un propósito para mi vida, mi esposo y todos los nicaragüenses, tenemos que permanecer con ánimos porque al final la justicia De Dios va a prevalecer”, finalizó.

Comparta este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email