Acciones desesperadas de Ortega, pueden adelantar su caída, estima Enrique Saenz

El exdiputado y economista Enrique Sáenz, afimó que es inviable que Daniel Ortega siga usurpando el poder para los próximos cinco años, debido a que Nicaragua estará expuesta al aislamiento comercial y económico como Cuba y Venezuela, por sus regímenes totalitarios, violadores de derechos humanos.

El exdiputado y economista Enrique Saenz, Sáenz, dijo que las acciones represivas de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo, son el fruto de la desesperación al observar que luego de más de tres años de que iniciaron las protestas y la rebelión cívica, no han podido aplacar el descontento de la población que sigue en resistencia. Sáenz cree que el régimen puede caer antes de lo previsto.

El el exlegislador se mostró optimista al referir que los nicaragüenses han perdido el miedo ante las tiranías del país, a como sucedió en contra de Anastasio Somoza en 1979, cuando la ciudadanía estuvo dispuesta a entregar su vida por la libertad del país.

“El miedo tiene un límite, en 1979 Somoza con los bombardeos a las ciudades, la gente perdió el miedo y se derrotó a Somoza por la vía armada, en 1990 el pueblo nicaragüense perdió el miedo, y derrotó a Ortega por la vía democrática, en 2018 el pueblo volvió a perder el miedo, ya no por el voto, por la vía armada, sino con sus banderas azul y blanco”, manifestó.

También, sostuvo que, Daniel Ortega no promete un futuro estable para el país, pues las sanciones apuntan a aislar a Nicaragua de tratados de libre comercio con otras potencias que se han convertido en el principal destino de los productos nicaragüenses.

Ortega juega con fuego

Ortega allana su camino para asegurarse cinco años más en el Ejecutivo de Nicaragua, inhibiendo a candidatos, apartando de la contienda electoral presidencial a los políticos que le estorban y encarcelando a los precandidatos presidenciales que más aceptación e intención de votos tienen entre la disidencia.

Sin embargo, todas esas acciones conducirán a Nicaragua al aislamiento internacional, porque la comunidad de países democráticos, encabezados por Estados Unidos, Europa y Canadá, han manifestado su rechazo ante la oleada represiva de Ortega y le han instado a redirigirse a la democracia permitiendo condiciones fundamentales para la realización de comicios presidenciales en este año electoral.

No obstante, Ortega ha respondido con más mano dura y le ha dicho a la comunidad internacional, España, Unión Europea, países latinoamericanos y OEA), que no se entrometan en los asuntos internos de su régimen y que a los presos políticos que tiene, no son ni precandidatos, ni lideres de la oposición, sino que los trata como reos comunes, quienes intentan darle un nuevo golpe de Estado. https://cafeconvoz.com/2021/06/27/obispo-silvio-baez-no-acostumbrarnos-a-la-opresion-que-desangra-a-los-pueblos/

Según el exdiputado Sáenz, Ortega ya tiene preparado todo el montaje para que por medio del circo electoral, siga al frente de la presidencia del país, con un Consejo Supremo Electoral repartido entre él, con mayoría, y su aliado, el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), con quien mantiene un pacto desde el año 2000.

De acuerdo con el exiliado en Costa Rica, Ortega apuesta a “morir con las botas puestas” en el Ejecutivo del país, pues reconoce que sin poder, no tendrá inmunidad y estará expuesto a la justicia internacional.

“Ortega quiere mantenerse en el poder a sangre y fuego, no le importa el sufrimiento de la gente, de sus enemigos, no le importa la suerte de sus seguidores, Ortega vino preparándose para un circo electoral e impuso todas esas leyes que aprobaron el año pasado, Ortega impuso la reforma a la Ley Electoral, después de apoderó de toda la estructura electoral y no le bastó, impuso un calendario electoral que te mataba a la entrada o a la salida, un personaje con estas medidas, ¿Sentirá el apoyo del pueblo nicaragüense?, No, al final dijo que no podía dejar una sola ranura porque sino se le iba a volcar el pueblo nicaragüense”, sostuvo.

Tiranía sin futuro

Entre esas potencias están Estados Unidos y la Unión Europea, quienes amenazan de expulsar a Nicaragua de sus acuerdos comerciales aplicando cláusulas democráticas a Ortega por la violación de derechos humanos. De ocurrir eso, el economista vaticinó que este país perdería unos 150,000 empleos de las zonas francas, así como las exportaciones que ascienden los 1,500 millones de dólares anuales por solo a Norteamérica.

“Esta tiranía no tiene futuro porque no puede ofrecer salida ni en lo político, social ni económico, lo que está haciendo es prolongar su agonía…Si Ortega hubiera persistido en su estrategia de montar un circo electoral…. Hubiera logrado en plena medida, mediatizar y adormecer a algunos, es cierto que tiene a los liderazgos principales presos, pero no todos a los liderazgos, si Ortega hubiera seguido esta estrategia, tenia posibilidades de robarse las elecciones en noviembre y administrar un clamor de la comunidad internacional, Nicaragua asombrosamente tiene mas de un mes que empezó a tener los focos de la comunidad internacional”, señaló.

Además, Sáenz dijo que Ortega vende a su militancia la expectativa de que este país avanza en su economía, sin embargo, contrastó con las mismas cifras del Banco Central de Nicaragua que los nicaragüenses han perdido poder adquisitivo.

“Las autoridades económicas del régimen aparecieron diciendo que la economía de Nicaragua estaba reanimando y había crecido al tres por ciento en el primer trimestre, pero el Banco Central dice que los salarios tienen meses de que vienen deteriorándose el poder adquisitivo, según INIDE el 63 % se encuentran en desempleo abierto o en subempleo… Ortega no puede ofrecer salida a este país, llevamos más de tres años de las protestas, Ortega no ha podido resolver la crisis política y ha extremado su represión”, agregó.

Ortega y su circo electoral

El exdiputado opositor y desaforado por el régimen de Ortega en 2016, dijo que el dictador sandinista busca imponer su totalitarismo de partido único como ocurre en Cuba, pues ha descabezado a la oposición y se hace acompañar de colaboracionistas que legitimarán la permanencia por cinco años mas en el poder.

“Ortega decidió sustituir el circo electoral por un expediente administrativo, el siete de noviembre dirán que hubo votación masiva y que Ortega recibió el 81.9 % de los votos y con eso suponen que se van a recetar la prolongación de Ortega en el poder, veo una oportunidad que nos acerca a salir de Ortega, a Ortega no le sirven patrañas porque nadie le cree… es posible que cuarto gatos quieran creer ciegamente en el”, estimó.

Enrique Sáenz: “Si Ortega no está de acuerdo con los acuerdos que benefician a miles de nicaragüenses, entonces ¿porque no exporta a China, a Rusia, a Venezuela?, nunca en la historia, Nicaragua dependió de la economía norteamericana como Ortega”.

Por otro lado, Sáenz señaló que la pobreza está afectando severamente a las bases del sandinismo, incluyendo a los testaferros que se han hecho empresarios con dinero de la cooperación venezolana y que Ortega privatizó para él y su familia.

También indicó que el dictador nicaragüense hace malos cálculos políticos pensando que Nicaragua vive los tiempos de la guerra de los 80, cuando la extinta Unión Soviética, hoy Rusia, le proporcionaron armas para luchar contra los contrarrevolucionarios.

“Ortega está tomando una ruta más peligrosa, está buscando la misma formula de los 80, en el mismo marco se dio la solicitud de armas y entrenamiento militar a Rusia para colocar esta situación a nivel internacional, está jugando con fuego, porque eso empezaron a incomodar a los ejércitos de la región, hay que distinguir tres sanciones, las primeras son las políticas, dan un mensaje pero a Ortega no le causan efectos, hasta ahora no se ha producido a ninguna institución, salvo a la policía, las sanciones son en contra del dinero de Ortega… él quisiera que hubiera algo para mostrarse como víctima a nivel internacional y seguir manipulando internamente, los empresarios sandinistas no están dispuestos a que sus dólares se vayan con Ortega, creo que hizo mal el calculo y pensó que la polvareda iba a durar muy poco”, agregó.

Luz al final del túnel

A pesar de todo lo anterior, Sáenz dijo que Nicaragua pronto recuperará su libertad y ha resaltado que Ortega ha adelantado su salida del poder al hacer las condiciones más inviables a nivel nacional e internacional.

También llamó a la oposición nacional a cabildear a nivel regional para que presionen al dictador sandinista a cambiar de rumbo y que se tomen medidas para aislarlo económicamente.

“Como oposición hemos fallado en sensibilizar a los gobiernos, movimientos políticos y demás sectores en la región, Guatemala miraba para otro lado, Honduras tiene problemas en EEUU y tiene alianza con Ortega, El Salvador esperamos que tenga una decisión mas clara”, declaró.

Nicaragua en la ONU lleva desventaja

En las ultimas semanas, la comunidad internacional ha llamado a Ortega a liberar a todos los presos políticos y la tensión se subió de nivel cuando el el ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú, manifestara que Managua ha pedido armamento y entrenamiento militar a Moscú para defender su soberanía.

Ese accionar podría llevar a Nicaragua al foco del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU), pues Estados Unidos considera que la relación de Ortega y Putin es una amenaza para La Paz y seguridad de la región.

“Rusia puede tener armas, ¿Para qué le sirven los tanques a Ortega? Ahí los tienen gastando aceite y combustible, esta crisis llevó a que el Secretario General de la ONU emitiera un mensaje, pero los temas de democracia, elecciones, están en un marco normativo regional, pero otra cosa es cuando hablas de tema de seguridad, porque conciernen directamente a los países que se sienten amenazados, pero que se lleve a la ONU, estás llevando la situación a la instancia más importante a nivel mundial”, consideró.

Pero Sáenz también dijo que lo que haga la comunidad internacional no podrá resolver la crisis de Nicaragua, por lo que llamó a elevar la presión desde adentro y desde las diásporas de nicaragüenses en el exilio para gritarle a la comunidad internacional que en este país no hay condiciones para la realización de elecciones generales.

“Todo lo que haga la comunidad internacional es complementario a lo que se haga desde adentro… tenemos el desafió desde el exterior de mantener la moral del pueblo que está sufriendo desde adentro, vamos a salir de la dictadura y no vamos a esperar cinco años, la bandera de justicia, democracia y la de Nicaragua es más que válida, todo esto más los disparates que ha cometido el régimen es, o las aprovechamos o no las aprovechamos, la luz al final del túnel la veo más cerca”, finalizó.

Comparta este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email