Manuel Guillén: “CxL hizo un escándalo, el costo político lo pagan ellos”

El caricaturista Manuel Guillén habló con Café con Voz sobre la carta de protesta del partido Ciudadanos por la Libertad (CxL) al diario La Prensa, por los trazos que hizo sobre Kitty Monterrey y que fue calificado como un “insulto” por los partidarios de ese partido.

Manuel Guillén, caricaturista por más de 30 años y quien ha dibujado por más de 20 para el diario La Prensa, el principal medio de comunicación escrito de Nicaragua, habló Sin Tapujos en el programa Café con Voz y dijo que la carta enviada por el partido Ciudadanos por la Libertad (CxL), no es más que una mala interpretación de su obra donde plasmó a Kitty Monterrey, presidenta de esa agrupación, sobre cadáveres proclamando: “La casilla por encima de todo ¡Y la casilla soy yo!.

Según Guillén, esa caricatura fue inspirada por las recientes declaraciones que brindó Monterrey, donde mencionó que solo su partido tenia la credibilidad y moral para ser oposición; y que “solo un milagro” lograría la unidad entre la Alianza Ciudadana y la Coalición Nacional.

Para el caricaturista, el actuar de CxL se asemeja al de restricción a la libertad de prensa promovido por el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo desde el Estado. “Vemos la misma arrogancia, el mismo desprecio por la libertad de expresión y prensa de parte de políticos, no fue una caricatura la que provocó esta conmoción, sino mas bien un comunicado que trata de manipular una caricatura”, respondió.

En la misiva de protesta de CxL, donde exigen al diario La Prensa tomar “acciones” ante esa situación, el caricaturista dijo que lo que quiere ese partido es que lo despidan, bajo el argumento de que es un ataque de género en contra de “una destacable persona”.

“No se en que momento en la caricatura, por el hecho de ser mujer o política están inmunes a la política, yo no veo un ataque de género, estoy criticando a un político… quien está promoviendo esa división y ese rechazo a CxL son ellos mismos”, dijo Manuel Guillén.

CxL tergiversó la caricatura a su conveniencia

Para el artista CxL quiso tomar la caricatura emitida por La Prensa el pasado 30 de abril de 2021, para sacar réditos políticos, sin embargo, el descontento de los cibernautas y población en general, creció en contra del partido de Monterrey, que se ha dispuesto a atacar a otros sectores de la disidencia, mientras que la solidaridad de muchas personas se expresó en las redes sociales de Twitter, Instagram y Facebook.

De acuerdo con Guillén, el partido de la casilla 15 ha pagado un gran costo político por mal interpretar sus trazos y dijo que si La Prensa lo despide, tendrá que dedicarse a otros proyectos.

“Presenté una imagen que es muy fuerte, evidencié una posición política que tiene el rechazo de mucha gente ahorita, ellos hicieron un comunicado y eso provocó este escándalo, el costo político lo van a pagar ellos, lo peor que me puede pasar es el cargo, me hará buscar otro trabajo, sacar adelante mis iniciativas profesionales para darle de comer a mi familia, he rechazado totalmente el hecho de tener que pedir disculpas por una caricatura, que no es que haya sido mal interpretada, fue mal manipulada en un comunicado, estamos claros que quienes cometieron los crímenes de lesa humanidad son la dictadura Ortega Murillo, pero ellos (CxL) quisieron decir otra cosa, que según ellos, decía la caricatura”, manifestó.

“Yo trató muy humildemente con mi trabajo de ser un poquito fiscalizador de la cosa pública como lo haría un periodista, sólo que yo utilizo otras herramientas, esa es básicamente la función de caricaturista y que una agrupación política pida tu cabeza a un diario porque no le gustó una caricatura eso no lo habíamos visto en la historia, pues nadie había pedido mi cabeza por una caricatura no sé si sentirme orgulloso o preocupado”, expresó.

Lea más: CxL reclama al diario La Prensa por caricatura de Manuel Guillén

Diario La Prensa respaldó al Caricaturista

A través de un editorial, el diario La Prensa reiteró su compromiso de seguir informando de manera profesional y respetando la libertad de expresión, pero con respeto a las demás personas, lo que dejó para el caricaturista Guillén, esa fue una clara respuesta del medio de comunicación de que no quiere más reclamos.

“Esto no debería ser una simple frase, o una hipocresía como las que habitualmente señalamos a los políticos tradicionales. Si exigimos respeto a la libertad de expresión y de información, también nosotros deberíamos respetar siempre el derecho a los demás, sobre todo a su propia imagen y cumplir rigurosamente los dictados de la ética del periodismo. No siempre lo hacemos. Cuesta aceptarlo y más ponerlo en práctica. Pero tenemos la obligación de seguir esforzándonos por cumplirlo” dijo La Prensa.

Según Guillén: “La Prensa tiene un lema «al servicio de la verdad y justicia», pero tiene sus aristas, ellos han tratado de ser consecuentes con ese lema, la mayor prueba, yo que he estado en ese diario por más de 25 años, en el periódico me han permitido expresar todo este tiempo mi opinión, hubo una discusión por el tema, se hizo un editorial donde ser reitera ese compromiso, esa es la naturaleza del diario hasta hoy”.

“No tengo problemas con nadie, guardo respeto a los políticos”

Al finalizar su participación, Guillén dejó claro que su intención no ha sido tener problemas con nadie y menos con políticos, y le dijo a Monterrey que la política no le da inmunidad para que los caricaturistas expresen a través del arte su opinión.

“Yo no soy anti-nadie, trato con mi trabajo ser un fiscalizador de la cosa publica, como lo hace un periodista, solo que yo lo hago con otras herramientas de humor, yo no tengo nada personal ni con doña Kitty, la voy a respetar siempre, ni contra ningún dirigente político, sea mujer u hombre, porque no he pertenecido a ningún partido, el error que hemos vivido es más que una simple imagen, en mis caricaturas nunca he usado lenguaje obsceno”, explicó.

Le puede interesar: Condicionamientos de CxL, frustran otro intento de unidad de opositores

Seguirá haciendo trazos y criticando a todo político

En el foro, el artista destacó que los políticos son personas publicas que se deberían de someter al escrutinio de sus seguidores y adversarios, a como ha retratado a otros políticos que han estado en la presidencia en períodos anteriores como Violeta Barrios, Arnoldo Alemán, Enrique Bolaños y el mismo dictador Daniel Ortega, siendo CxL el primer partido que reclama por sus dibujos.

Para Manuel Guillén, quien se dedique a la política tendrá lugar en sus trazos. “He hecho caricaturas de Cristiana, se ha criticado más que a ella como persona, ella muy poco ha errado en sus declaraciones, salvo aquella que fue interpretada en la que dijo que Ortega también tiene derecho, cuando ella sea candidata, si llega a serlo, o cuando ella sea presidenta, si llega a serlo, ahí van a estar mis caricaturas, guardo el mismo respeto para Chamorro que para Kitty Monterrey, igual para George”, indicó.

Panorama desalentador para periodistas 

Nicaragua está a seis meses de realizar elecciones generales de este año, donde se escogerán a 90 diputados nacionales, legisladores para el Parlamento Centroamericano (Parlacen), un presidente, un vicepresidente, así como la elecciones de magistrados al Consejo Supremo Electoral y reformas a la Ley Electoral propuestas por el dictador Daniel Ortega, lo que para algunos expertos en temas de seguridad, aumentará la represión, hostigamiento, persecución de opositores y encarcelamientos.

Según Guillén, este tiempo se pone más tenso para los periodistas y todo el que se quiera expresar en contra del régimen sandinista, puesto que aumentó el hostigamiento y no solo de parte del oficialismo, sino de la “oposición”.

“Estamos siendo atacados, no solo por la dictadura, sino por los que se sienten inmunes a las criticas, es muy triste que en un día en el que deberíamos estar celebrando, tenemos el caso de una mujer que está siendo asediada tan atroz (Kalua Salazar), el panorama es desalentador, pero cuando vemos medios como Café con Voz informando, tratando de desbloquear esa censura, eso te da esperanza, eso se ha logrado gracias a la tecnología, creo que los recursos nos han permitido que se habrá una pequeña puerta que nos va a llevar a la libertad que queremos”, dijo.

Manuel Guillén reveló que a sus 30 años de estar dibujando, nunca se ha arrepentido de sus trazos, tiene dos libros de caricaturas y dijo que lo seguirá haciendo porque es su pasión.

Comparta este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email