Pobreza asfixia a los nicaragüenses y los invita a emigrar

Según la encuesta de Cid-Gallup, el 36% de los nicaragüenses recienten los estragos en la economía provocados por la crisis sociopolítica aunado a la pandemia del Covid-19, lo que ha hecho que más ciudadanos se queden sin empleo y que la pobreza sea más notoria en el país.

Luego de la publicación de la encuesta de la firma costarricense Cid Gallup en la que destacan el tema político, económico y social del país, el estudio de opinión pública reveló que casi seis de cada diez nicaragüenses” expresaron que “es muy o algo probable que dejen su país en definitiva si estuvieran en capacidad de hacerlo”, un sentimiento que aumenta entre los más jóvenes, más pobres, y menor nivel educativo.

Según los datos del Banco Mundial,  la pobreza en Nicaragua aumentó de 9,5 % en 2017 a 13,1% en 2019, para 2020 el panorama fue más dramático por el aumento en el desempleo y la informalidad laboral, señaló en sociólogo Cirilo Otero en la entrevista central del programa Café con Voz.

Los números de la encuesta

De acuerdo con Otero, en 2020 se dio un silencio en el tema de las mediciones de pobreza y pobreza extrema, no obstante, mencionó que no se puede esconder la disminución en la calidad de vida de los nicaragüenses.

Según la encuesta de Cid Gallup, los principales temas de preocupación entre los nicaragüenses son el empleo con el 36 %, la corrupción con 16 %, la crisis política con 11 % y la inseguridad con el 10 %.

Para el sociólogo Otero, la población está interesándose más en temas de corrupción del país, lo que va concatenado con los resultados de calidad de vida y el aumento de la pobreza en Nicaragua.

“Lo que sucede es que ahora la gente está comprendiendo más y muy claramente cuales son las rutas de la corrupción, antes era una cuestión de política… por ejemplo, eso de declarar área protegida la región del área del Caribe, eso es para desbaratar los recursos marinos”, manifestó el analista.

“La mayoría de la población está incómoda del sistema político del país, tiene que ver con los jueces, con la medida administrativa del Poder Ejecutivo”, resaltó.

Otero dijo que en cuanto a la aceptación de Daniel Ortega en frente a la administración del país, que según Cid Gallup solamente un 37% se refirió como “bien” o muy bien”, y el 42 % respondió que «muy mal» o “mal», Otero indicó que la mayoría de las personas están incómodas con Ortega por su manera de gobernar. Un 22 %, consideró que Ortega lo hace «regular» término que Otero, estimó no adecuado de usar en las encuestas, porque se puede interpretar para lo positivo o negativo.

Falta de propuestas hace a oposición obtener bajos resultados

Por otro lado, la encuesta de Cid Gallup reflejó que el  Frente Sandinista mantiene un apoyo el 25%, y las facciones de la oposición marcan un solo dígito: la Unidad Nacional Azul y Blanco un 4%; el partido Ciudadanos por la Libertad (CxL), 3% y el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), 2%. https://cafeconvoz.com/2021/02/02/cristiana-chamorro-y-felix-maradiaga-a-la-cabeza-en-encuesta/

Para el sociólogo Otero, esto se debe a que el discurso de la oposición no se centra en resolver los problemas de seguridad, económicos y de salida del régimen sandinista, sino que solo se enfocan en problemas internos de división.

“El sandinismo anda entre el 18 y 23 % de simpatía, pero con eso gana si no hay oposición, necesitamos ponernos de pie este 2021, todos los que no están tan satisfactorios se van a tener que juntar, la coyuntura que obliga a tener que participar, el pueblo quiere cambio, ya no quiere soportar todas las limitaciones que hemos hablado”, expresó Otero.

Para el proceso de unidad, el sociólogo propuso que las fuerzas políticas deben estar claras de las necesidades de la población y también se sumó a deponer el orgullo y acercarse con humildad, asimismo dijo que deben de tener la capacidad de comunicarse entre ellos.

Otero invitó a los ciudadanos a votar en las elecciones generales de noviembre es este año y aprovechar la oportunidad de ejercer su derecho de manera cívica y pacífica, para con la fuerza del voto masivo demostrar que se puede cambiar el destino del país.

«Este 2021 es una oportunidad histórica de los nicaragüenses y nosotros decidimos cambiar esto por la vía cívica y pacífica, entonces hay que saberlo usar hasta el final, porque sino desde el principio hubiésemos entrado a arreglarlo de otra manera y ya estaríamos en otras circunstancias», concluyó.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email