Deslave mortal en Matagalpa

Deslave en Matagalpa

Un deslave en el Macizo de Peñas Blancas, en el departamento de Matagalpa, habría acabado con la vida de un número no determinado de personas, según reportes de pobladores de la zona.

Extraoficialmente se conoció del alud provocado por las constantes lluvias de la tormenta tropical Iota, que dejó enterradas a la mayor parte de seis familias que vivían en una comunidad en las zonas bajas de la montaña. El número de fallecidos oscila entre 13 y 30 personas, de forma extraoficial.

Los deslaves son el peligro más grande que atraviesan las diferentes comunidades de Nicaragua, luego de superados los vientos de Iota, ya que las fuertes lluvias y los remanentes del fenómeno mantiene saturados los suelos de agua y el deslizamiento en pendientes. En Wiwilí, un alud acabó con la vida de tres personas.

La Revista Informativa Mosaico, el hecho ocurrió en el sector de San Martín de Peñas Blancas, jurisdicción del municipio El Tuma-La Dalia, departamento de Matagalpa. “De manera extraoficial señalan que varias personas estaban desaparecidas, mientras que al menos dos heridos fueron llevados al hospital Héroes y Mártires de San José de Las Mulas en el poblado de La Dalia, cabecera del municipio”, según ese medio de comunicación.

Los pobladores que reportaron ese acontecimiento, las condiciones de la zona este martes por la noche aún eran muy complicadas para poder ir a brindarles apoyo a esas personas. Asimismo, reportaron que tenían problemas con la comunicación por la falta de energía eléctrica.

Régimen había reportado muerte de seis personas

La vocera de la dictadura y sancionada Rosario Murillo, dijo que seis de contabilizaban personas como muertas por los estragos causados por el huracán Iota en Nicaragua.

Señaló que una adulta mayor habitante de la comunidad el Chipote, Quilalí fue arrastrada por las corrientes luego que se derrumbó un barranco. La ciudadana de nombre María de la Cruz Duarte, estaba mirando como se llenaba un caño que pasa cerca de su casa, y hubo un derrumbe del pedazo del barranco donde estaba ella y cayó, perdiendo la vida.

Murillo confirmó las tres muertes de Wiwilí por el derrumbe y la de dos niños en Santa Teresa, en Carazo, sin detallar qué ha ocurrido con sus cuatro familiares que también fueron arrastrados por las aguas del Río Cascalojoche.

La continuidad de las lluvias podría provocar más deslaves, por lo que se ha recomendado a las familias que viven en zonas altas o en las laderas de pendientes, alejarse lo más que puedan de esos territorios para evitar más tragedias mortales.

Comparta este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email