A la cuarta ni los bueyes

NEEM, está promoviendo un proyecto de resolución para la Asamblea General de la OEA

Por Guillermo Belt | En el editorial de 100% Noticias del 3 de octubre, Enrique Sáenz comenta un proyecto de resolución que está circulando, evidentemente con miras a la Asamblea General de la OEA a iniciarse el día 20 de este mes, y que “se concentra exclusivamente en el tema electoral y encomienda a Luis Almagro que apoye negociaciones con Daniel Ortega sobre un conjunto de reformas electorales.”

Sáenz recuerda el fracaso del acuerdo firmado entre Ortega y Almagro en 2016, precisamente sobre reformas electorales; el desmantelamiento del primer diálogo por el régimen, y el fracaso del segundo, una vez aprovechados ambos por Ortega.

También, el punto muerto a que han llegado tanto la comisión creada por la Asamblea General de la OEA en 2019 como los trámites al amparo de la Carta Democrática Interamericana. Como el proyecto de marras vendría a ser el cuarto intento de negociación, se pregunta si vale la pena, y contesta con la frase popular que encabeza estas líneas.

Enrique Sáenz: Asamblea General de la OEA: Unos aprietan y otros aflojan

Tiene sobrada razón, pero hay una alternativa. Nicaragüenses en el Mundo, NEEM, está promoviendo un proyecto de resolución para que la Asamblea General de la OEA exija el inmediato restablecimiento de las libertades fundamentales y los derechos humanos del pueblo nicaragüense, comenzando por la liberación de todos los presos políticos y la anulación judicial de sus condenas arbitrarias, como paso previo indispensable para la solución pacífica de la crisis; demande el regreso al país de la CIDH a la mayor brevedad, y faculte al Consejo Permanente de la OEA para declarar la ilegitimidad de Ortega-Murillo en el ejercicio del poder en caso de incumplimiento de lo anterior dentro de un plazo establecido por la propia Asamblea General.

Claro está que es necesario purgar de sus vicios el sistema electoral diseñado por Ortega, pero mucho más apremiante es liberar a las personas injustamente encarceladas. Mucho más urgente es permitir la libertad de prensa, de asociación, de expresión, de reunión, sin las cuales es absurdo pretender que se puede ir a elecciones. Es en estos requisitos previos e indispensables que NEEM está poniendo todo su esfuerzo.

La Secretaría General de la OEA, en su comunicado de prensa del 16 de septiembre pasado sobre crímenes de lesa humanidad en Venezuela, declara: “Es absurdo pensar que los criminales de lesa humanidad que reprimen y eliminan oposición y disidencia puedan organizar elecciones libres y justas.”

Sobre Nicaragua, el GIEI afirma que “el Estado de Nicaragua ha llevado a cabo conductas que de acuerdo con el derecho internacional deben considerarse crímenes de lesa humanidad, particularmente asesinatos, privación arbitraria de la libertad y el crimen de persecución.”

Son tan criminales de lesa humanidad unos como otros. Te lo digo, Juan, para que lo entiendas, Pedro.

Guillermo A. Belt es Doctor en Derecho y fue funcionario internacional de la Secretaría General de la OEA, durante 37 años.

Comparta este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email