Situación económica peor ante Ortega incapaz

Situación económica peor ante Ortega incapaz

Por Moisés Mercado.
En la reciente encuesta realizada por la firma encuestadora CID Gallup los ciudadanos han manifestado su descontento por la mala gestión del régimen de Daniel Ortega para resolver la situación económica del país.

El estudio se realizó entre el 16 y 24 de septiembre a nivel nacional en la que participaron 1.202 adultos de 16 años por medio de teléfono.

“Un país con rumbo equivocado, un gobierno sin capacidad para resolver los problemas del hogar, pocas fuentes de empleo genera un clima negativo y es por ello, que se considera que en estos momentos la economía familiar es mucho peor en relación con el año previo. Dos de tres entrevistados opinan que Nicaragua está mal enrumbado”, describe la firma.

Aumenta pesimismo

La encuesta detalla que el 63% de los consultados perciben la situación económica, comparada al año anterior, “mucho peor/peor”. En 2018 era de un 48% y en 2019 incrementó a 57%.

El 70% de los encuestados considera que la “situación económica actual del país con respecto al año pasado y futura” es “peor/ mucho peor”, pero para el próximo año solo el 46% cree que será “peor/mucho peor”.

Este mismo estudio destaca que las mujeres son las que más se quejan y critican la actual situación económica, esto según el docente universitario y economista Luis Murillo se debe a que ellas son las que más recienten la crisis económica en el hogar porque administran los ingresos, además, de la influencia negativa de la posición misógina del Estado, principalmente de Rosario Murillo.

Principales preocupaciones

Las principales preocupaciones de los nicaragüenses son la falta de empleo (34%), la corrupción estatal (17%), inseguridad (16%), y costo de la vida.

En relación a esta última, el 54% encuestado destaca que el «el valor de los artículos que constituyen la canasta básica y que día a día enfrentan las familias, está afectando la calidad de vida de los ciudadanos».

Uno de los participantes mencionó que «día a día, encuentran que “todo está más caro, tiene precios más altos, no hay dinero, no alcanza el dinero para poder comprar…” el arroz, los frijoles, el aceite, el pollo, la carne han subido de precio».

En lo referido a la seguridad del país, el incremento de violencia durante los últimos meses ha generado preocupación en los ciudadanos.

El 83% aseguran que los crímenes, robos, asaltos en Nicaragua han incrementado; según CID Gallup realizó este estudio en diez países de Latinoamérica y «ninguno ha mostrado un aumento tan abrupto en la criminalidad como ahora en Nicaragua».

Asimismo, en los nicaragüenses acrecienta su preocupación por las alarmantes cifras de desempleo que ha provocado la migración de cientos de miles de ciudadanos, que buscan en otros países mejorar la condición de vida de sus familias. El sociólogo y politólogo Oscar René Vargas destacó que, para finales de 2020 a 2023, puede haber 30 mil desempleados estatales, que se sumarían a los más de 60 mil desempleados de 2018 y 2019.

Compras disminuyen

Dadas las condiciones económicas de Nicaragua las cuales tiene un futuro incierto, dan como resultado planes de acción para realizar compras de artículos, electrodomésticos, entre otros. En este caso los ciudadanos con educación superior y mayor poder adquisitivo elaboraran presupuestos para hacer inversiones en su hogar.

En septiembre de este año el 40 por ciento aseguran que Nicaragua está “peor” para hacer compras”, de los que se deriva un 34% entre jóvenes de 16-24 años, un 44% en adultos de 25-39 años y un 39% de personas de 40 años a más.

Ante estas cifras el economista Murillo recomienda la búsqueda de consejo por parte del régimen de Daniel Ortega porque el panorama a corto plazo es totalmente inestable y a largo plazo puede provocar el asilamiento de la familia presidencial y una depreciación económica.

Pese a estas cifras la población joven todavía vislumbra cierta esperanza de que las condiciones hogareñas sean mejor el próximo año, en comparación a estos meses donde, además, de que el Estado no resuelve la crisis económica, tampoco atiende responsablemente la pandemia que ha cobrado la vida de millones de personas en el mundo.  

Mala gestión de la pandemia

Los encuestados aprovecharon el espacio para denunciar que en el país el Estado de Nicaragua no ha dado la información correcta para evitar contagios y que las cifras verdaderas de los afectados las mantienen privadas, lo que ha provocado temor en la población.

El 50% de los jóvenes de 16-24 años opina que el régimen de Ortega tiene muy mal manejo de la pandemia y el 51% de 25-39 años opina igual.

«De parte del informe que brinda todas las semanas el Ministerio de salud- MINSA- su ministra de salud, manifiesta que el Gobierno tiene “controlado en forma responsable y bajo control”. Sin embargo, esta no es una posición creíble para la mayoría de la población, puesto que ven a su alrededor personas contagiadas y muertes a causa del virus».

Otro de los temas fue la corrupción en la pandemia donde el 65% destaca que ha aumentado porque las instituciones estatales obedecen únicamente al régimen y no dan las cifras reales.

Comparta este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email