Trasladan a Donald Trump al hospital militar Walter Reed por “precaución”

Donald Trump

Washington, 2 oct (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue trasladado a un hospital militar por “precaución” tras haber dado positivo de COVID-19 la pasada madrugada, informó este viernes la Casa Blanca.

“El presidente Trump permanece con buen ánimo, tiene síntomas leves y ha estado trabajando durante todo el día. Por precaución y por recomendación de su médico y expertos, el presidente trabajará desde las oficinas presidenciales del (hospital) Walter Reed los próximos días”, dijo en un comunicado la portavoz de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany.

Trump recibe un cóctel de anticuerpos y sigue “fatigado” por la COVID-19

En un comunicado, el médico del presidente en la Casa Blanca, Sean Conley, explicó que al mandatario se le administró ese tratamiento como “medida de precaución” después de que esta madrugada fuera diagnosticado con el nuevo coronavirus.

En concreto, a Trump le administraron “una única dosis de ocho gramos del cóctel anticuerpos policlonal de Regeneron y completó la infusión intravenosa sin contratiempos”, explicó Conley.

Además, el mandatario ha estado tomando “zinc, vitamina D, famotidina” -un medicamento para tratar las úlceras o el reflujo gástrico-, melatonina (una hormona para tratar los trastornos de sueño) y una aspirina diaria, precisó el doctor.

“Esta tarde, el presidente sigue fatigado pero con buen estado de ánimo. Un equipo de expertos le está evaluando, y todos juntos haremos recomendaciones al presidente y a la primera dama sobre los mejores próximos pasos” en su tratamiento, agregó Conley.

Donald Trump

Melania, más estable

Melania Trump, que también dio positivo, “sigue estando bien, con solo una leve tos y dolor de cabeza, y el resto de la familia (de Trump) se encuentra bien y hoy dieron negativo por SARS-CoV-2”, concluyó el médico.

El fármaco de Regeneron que recibió Trump, conocido como REGN-COV2, forma parte de un ensayo clínico de fase avanzada que se desarrolla desde julio en EE.UU., Brasil, México y Chile, para comprobar su efectividad en el tratamiento de pacientes hospitalizados y no hospitalizados con COVID-19.

El mandatario, de 74 años, reúne varios de los factores de riesgo para desarrollar síntomas más graves de COVID-19, debido a su edad, su género y la obesidad que padece.

Leé también: Donald Trump y su esposa tienen coronavirus

Trump ha defendido vehementemente los tratamientos experimentales para la COVID-19, y en mayo recibió durante dos semanas dosis de hidroxicloroquina con el objetivo de prevenir la enfermedad, a pesar de que no hay pruebas científicas de que eso funcione.

En abril, el presidente provocó una gran polémica al sugerir en una rueda de prensa en la Casa Blanca que la luz ultravioleta y las inyecciones con desinfectante podrían ser un tratamiento efectivo contra el coronavirus, lo que ocasionó un aumento de las personas intoxicadas en EE.UU. por exposición a productos químicos.

Trump no ha tuiteado desde la madrugada, cuando anunció que había dado positivo, y este viernes dejó que su vicepresidente, Mike Pence, le sustituyera en una reunión telemática con gobernadores tras haberse confirmado su contagio de COVID-19, mientras que su campaña anunció la suspensión temporal de sus actos electorales.

¿Ya te suscribiste a nuestro canal de YouTube?

Comparta este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email