Más migrantes nicaragüenses tratan de regresar a su país pero no pueden

Migrantes nicas

Los migrantes nicaragüenses que han quedado sin trabajo en Costa Rica, siguen intentando regresar a Nicaragua, pero Migración de la dictadura les sigue exigiendo la prueba Covid-19 negativa para ingresar a su patria.

Las autoridades de Migración y Extranjería de Costa Rica, informaron que han detectado a 113 nicaragüenses “viajando hacia Peñas Blancas, en controles de carretera en sectores de Liberia, Guanacaste, quienes intentan salir del país sin los requisitos de salida de Costa Rica, específicamente la prueba Covid-19 negativa“.

Esta medida está establecida en el lineamiento LS-SI-022 del Ministerio de Salud y la RESOLUCIÓN N° DJUR-0109-07-2020-JM de la Dirección General de Migración y Extranjería costarricense y por una decisión administrativa del Ministerio de Salud del régimen, quien vende las pruebas a 150 dólares.

Nicas en Peñas Blancas
Peñas Blancas

Café con Voz: Dictadura sandinista golpeará los bolsillos de migrantes nicaragüenses

Sin prueba de Covid-19 dictadura no los deja pasar

Las autoridades señalaron que ese “lineamiento” indica que para ingresar a su país de origen “deben presentar un examen con resultado negativo de la prueba COVID 19 realizada en las últimas 72 horas».

Además, el pasaporte y el pago de los impuestos de salida, “esto porque Nicaragua sólo está permitiendo el ingreso de ciudadanos de nacionales y extranjeros hacia su país, con el resultado negativo de la prueba por COVID- 19”.

“Por eso, se hace un llamado a los ciudadanos nicaragüenses y de cualquier nacionalidad que requieran viajar hacia Nicaragua, que deberán presentar este requisito de salida de Costa Rica, además de los otros requisitos migratorios“, dice Costa Rica.

Café con Voz: Dictadura Ortega-Murillo desata crisis humanitaria en Peñas Blancas

Dictadura implacable en busca de plata

Las autoridades costarricenses indican que si no tienen la prueba, se abstengan a viajar o proceda a solicitarla en clínicas y hospitales privados con sus propios recursos, indica la comunicación.

Las autoridades costarricenses pretenden evitar que otro grupo de nicaragüenses quede varado en la frontera de Peñas Blancas como recientemente ocurrió.

Estos connacionales pasaron más de 10 días en la frontera porque el insaciable dictador Daniel Ortega no permitía su ingreso a Nicaragua al no llevar con ellos la prueba negativa de Covid-19, que finalmente pudo ser realizada gracias a las gestiones de organismos y gobierno costarricense.

Peñas Blancas
Crisis humanitaria en Peñas Blancas.

Café con Voz: Dramático y penoso retorno de nicaragüenses varados en Peñas Blancas

Golpe al bolsillo del migrante

Organismos de derechos humanos de Nicaragua denunciaron todo tipo de violaciones por parte de las autoridades nicaragüenses a los connacionales que ahí permanecieron.

“Es importante continuar con los procedimientos de orden establecido en los puestos fronterizos habilitados, como lo son Las Tablillas y Peñas Blancas, para evitar la propagación del Covid-19 y proteger la salud de todas las personas”, concluye la comunicación de Migración de Costa Rica.

En Costa Rica, una prueba de Covid-19 cuesta entre 90 y 143 dólares y se puede realizar en clínicas y hospitales privados. En Nicaragua cuesta 150 dólares y la dictadura se reservó la realización de pruebas para recaudar dólares.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email