Las noticias más importantes de Nicaragua en 24 horas: En breve y sin tapujos

Migrantes Nicas en Peñas Blancas

La salud se ha convertido, para el régimen indolente y deshumanizado de Daniel Ortega y Rosario Murillo, en un negocio jugoso: primero clavaron impuestos a los insumos médicos en plena pandemia del Covid-19, luego importaron pruebas de coronavirus para venderlas a 150 dólares cada una y ahora le han puesto un precio de 30 dólares a la vacuna de la fiebre amarilla para los nicaragüenses que quieran viajar al extranjero.

Café con Voz: CPDH: “Ingreso de nicas varados en Peñas Blancas debe ser inmediato“

Ambición infinita por el dinero y desprecio absoluto a su gente

La sed de dinero y explotación de los dictadores es tanta, que no han destinado una sola prueba de las miles donadas a Nicaragua, para evaluar el estado de salud de los más de 500 nicaragüenses desamparados desde hace más de ocho días en la frontera sur, Peñas Blancas, a quienes el régimen no les permite la entrada mientras no exhiban una prueba negativa de Covid-19, que el Ministerio de Salud vende a 150 dólares.

El estado de los migrantes nicaragüenses es deplorable, están arrinconados a orillas de la vía de acceso del transporte pesado, al cual Ortega le ha dado prioridad mientras bloquea el paso a los nicaragüenses que regresaban de Costa Rica y Panamá tras perder el empleo en esos países. El brutal e inhumano trato a sus propios connacionales, ha despertado la solidaridad de organizaciones de la sociedad civil costarricense y de las mismas autoridades migratorias ticas.

Este 28 de julio, el gobierno del presidente Carlos Alvarado anunció que flexibilizará los protocolos migratorios para permitir que los nicas que han quedado bloqueados en el puesto fronterizo de su propio país, puedan retornar a suelo tico mientras se resuelven las trabas burocráticas de la dictadura Ortega-Murillo.

Café con Voz: Ortega sordo ante situación de migrantes nicas en Peñas Blancas

Las cifras mínimas del régimen

Y mientras los nicas sufren el desprecio de sus propias autoridades, en Nicaragua el régimen sigue contando a su modo las cifras de su delirante realidad: En un semana, del 14 al 28 de julio, el Ministerio de Salud (Minsa) reporta apenas la muerte de ocho personas “atribuibles” al Covid-19, para un total de 116 fallecidos a causa de ese virus, según sus nada creíbles datos.

Según la ministra de salud orteguista, Martha Reyes, 239 personas cumplieron su período establecido de seguimiento y desde que se presentó el primer caso en el país de Covid-19 se han atendido 3,080 personas y se han recuperado 2,731 nicaragüenses.

Sin embargo, frente a las mínimas cifras que brinda una vez a la semana la ministra de salud, el Observatorio Ciudadano registra hasta el 22 de julio, 8,755 casos sospechosos de Covid-19 y 2,487 muertes por neumonía y sospechosas de esa enfermedad.

Café con Voz: Minsa suma otros ocho muertos por Covid-19 en Nicaragua

Por la libertad de prensa

El Foro de la Prensa Independiente de Nicaragua, integrado por propietarios y directores de medios de comunicación nacionales y locales, la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, PEN Nicaragua, Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua (PCIN), la Asociación de Periodistas de Nicaragua (APN), editores, columnistas, camarógrafos, caricaturistas, blogueros y corresponsales internacionales, condenaron la represión, ataques y agresiones en contra de periodistas independientes y medios de comunicación en Nicaragua.

Los ataques del gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo, en contra de medios, comunicadores y periodistas independientes, a partir de los sucesos de abril 2018, superan ya los dos mil casos y muy lejos de menguar, más bien se están agudizado en los últimos días, aún en medio de la pandemia del Covid-19.

Policia represiva en Nicaragua
Segun la CIDH, a dos años de la protesta social, persiste el terrorismo de Estado en Nicaragua

Café con Voz: Dictadura Ortega-Murillo sigue atropellando a periodistas independientes

En medio de las denuncias de abusos y agresiones contra los medios, presentadas esta semana por la organización de Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua y el Foro de la Prensa Independiente de Nicaragua, se conoció la demolición de la antigua sala de redacción del clausurado periódico El Nuevo Diario en carretera norte de Managua.

Si bien sus propietarios alegaron que se debía a que por ahí se ampliará la pista, las imágenes de la planta de dos pisos en escombros, causaron consternación y revivieron el mal destino de este medio, que pasó de ser uno de los más críticos y pujantes de Nicaragua a uno sin garra hasta que sus dueños en 2018 se divorciaron de la dictadura, la cual les embargó sus materias primas hasta ahogarlo en septiembre de 2019, cerrando así un ciclo de 39 años de periodismo.

END
Demuelen antigua sala de redacción de END

INDE llama a debate a los candidatos del Cosep

Y mientras tanto, el Instituto Nicaragüenses de Desarrollo, invitó a los aspirantes a la presidencia del Consejo Superior de la Empresa Privada a debatir libremente, en un foro virtual, sus criterios y propuestas para dirigir a la organización gremial en las próximas elecciones internas de septiembre. José Adán Aguerri, presidente actual, disputaría con los empresarios Michael Healy y Mario Hanon el liderazgo del Cosep.

Y mientras los empresarios buscan un nuevo liderazgo, la Coalición Nacional postergó este 28 de julio la discusión sobre la integración de los jóvenes en los espacios de toma de decisiones dentro de la organización opositora.

Se esperaba que el sector juvenil dentro de la Unidad Nacional Azul y Blanco presentara una propuesta de participación, pero las organizaciones políticas que integran la alianza prefirieron discutir otros temas de organización interna y dejaron por fuera la participación de los jóvenes, quienes cargaron sobre sus hombros las protestas sociales que han orillado a la dictadura Ortega-Murillo al precipicio del desprecio nacional e internacional.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email