Repliegue sandinista 2020: Ortega en su búnker

Repliegue de Ortega
Por Café con Voz

La réplica de la huída del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), del 27 de junio de 1979 desde la ciudad de Managua hacia el departamento de Masaya, conocida como “El Repliegue“, no se realizó este año y lo único claro de esa festividad partidaria es que los únicos que se han replegado hacia su búnker son los dictadores Daniel Ortega y su anciana esposa, Rosario Murillo.

Cada año, desde aquella retirada guerrillera ante la ofensiva de la Guardia Nacional de la dictadura de la familia Somoza, se celebra en las filas de la dictadura de la familia Ortega-Murillo como un acto heróico donde sus fanáticos caminaban de Managua a Masaya siguiendo la ruta histórica del evento de hace 41 años.

Café con Voz: Ortega se corre de la pandemia y prepara celebración virtual del FSLN

Guerrilleros a bordo de Mercedes Benz

Si bien las condiciones y circunstancias ni tienen nada que ver en la actualidad con aquella época, los sandinistas la siguieron celebrando a su manera: en caravanas de buses y vehículos del estado, con presupuesto público y con bacanales donde abundaba el licor y la música.

En ellos participó Ortega y Murillo, junto a su familia, a bordo de sus vehículos Mercedes Benz y rodeados de cientos de policías bajo su servidumbre a pie, manteniendo alejado a Ortega de sus fanáticos.

SIn embargo, en 2018 en medio de la crisis social que terminó en masacre por órdenes de los dictadores, Ortega apenas hizo el recorrido en caravana hasta la estación de policía y regresó tal y como llegó: rodeado de policías y con las puertas de la ciudad cerrada en señal de rechazo.

Café con Voz: Cid Gallup: FSLN se hunde ante el desprecio de la mayoría de Nicaragua

Repliegue 2019
Ortega celebra el Repliegue a bordo de vehículos de lujo, rodeado de guardias a su servicio y alejado de sus fanáticos.

Ortega replegado en El Carmen

Igual ocurrió en 2019, Ortega llegó a la ciudad rápidamente a bordo de un bus, en las afueras de Masaya, dio un discurso rápido y salió apurado siempre rodeado de guardias y alejado del contacto con la gente.

En 2020 fue peor: Ortega sigue replegado en su búnker familiar en reparto El Carmen por medio al contagio de coronavirus, siempre rodeado de policías y alejado de la gente con barricadas, tranques y puestos policiales hasta en 12 cuadras alrededor de la casa que habita y que pertenecía al ex funcionario de Somoza, Jaime Morales Carazo.

Este año, Murillo, la vocera de Ortega y vicepresidenta designada por el Consejo Supremo Electoral que controla su esposo, no ha anunciado la festividad anual partidaria y la celebración hasta esta fecha, se ha quedado en las redes sociales donde sus bots y troles han posteado imágenes y anuncios de una efemérides antigua, desfasada y manipulada con el paso de los años.

Comparta este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email