“Hay religiosos y poderosos, que no son más que fariseos, ladrones y salteadores”

El obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, monseñor Silvio José Báez, aprovechó el “Evangelio del Buen Pastor” de este domingo, para señalar de “fariseos, ladrones y salteadores”, a religiosos y poderosos que imponen sus voluntades y que se adueñan de la libertad y del futuro de los pueblos.

Báez en su homilía dominical en la Iglesia Santa Agatha en el sur de la Florida, afirmó que los fariseos, “son dirigentes religiosos que no están interesados en el bien de la gente” a los cuales les ciega su obsesión por la doctrina.

“Son vanidosos y soberbios, imponen con autoritarismo sobre el pueblo pesadas normas religiosas, condenando y excluyendo en nombre de Dios a quienes no las cumplen”, dijo Báez.

Recordó que “los fariseos, meticulosos” eran cumplidores de la ley de Moisés que trataban con desprecio al pueblo, que en su mayoría era gente sencilla y pobre, hombres y mujeres casi siempre analfabetas, enfermos, muchas veces también descarriados moralmente.

Los ladrones y salteadores de hoy 

Pero esos personajes persisten hoy afirmó el religioso. “Son todavía hoy ‘ladrones y salteadores’ los hombres de la religión autoritarios, que se creen superiores al resto de la gente, los que se enriquecen en nombre de Dios y los que con hipócrita severidad condenan y excluyen a quienes no viven en regla con las normas religiosas”, indicó Báez el obispo más frontal que se ha encontrado la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Agregó que tienen ese mismo accionar “los poderosos que se adueñan de la libertad y del futuro de los pueblos, los promotores de ideologías que empequeñecen y dividen a los seres humanos y los adoradores del dinero que acumulan y ambicionan tener siempre más siendo indiferentes ante el dolor de las personas más necesitadas”.

El religioso que cumplió recientemente un año de “exilio involuntario”, dijo que quienes actúan como fariseos, procuran “la masificación de las personas” que “es contraria al amor y la despersonalización solo propicia el dominio despótico”.

Los “pastores  asalariados” 

Recordó que Jesús no deja a sus ovejas recluidas en espacios cerrados, “no las concibe cautivas, sometidas a poderes injustos ni aprisionadas por ninguna institución social o religiosa”.

En esa misma línea, Báez aseguró que quienes prefieren a la gente sin iniciativa y sin futuro, quienes no se interesan porque el pueblo camine y construya un porvenir más justo y digno, quienes tienen miedo de que la gente piense y sea crítica, todos estos son “ladrones y salteadores”.  

“Muchos se pueden llamar líderes o pastores, pero si no caminan con el pueblo, si no sienten sus dolores y no participan de sus esperanzas, si no defienden su dignidad y no se preocupan por sus condiciones de vida, son ´ladrones y salteadores´”, remarcó Báez. 

Se comportan no como pastores sino como “asalariados”, a quienes “no les importan nada las ovejas” pues cuando “ven venir al lobo, abandonan a las ovejas y huyen” , manifestó para luego citar al Papa Francisco que ha dicho que “El pueblo de Dios necesita pastores, no funcionarios clérigos de despacho”.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email