Ortega logra control de alcaldías en Nicaragua ¿Ha cambiado este país un Estado de partido único?

La dictadura de Nicaragua suma a este país, a otros siete del mundo entre ellos China, Corea del Norte o Cuba, en los que se ha impuesto el partido único.

Voz de América. El Consejo Supremo Electoral (CSE) de Nicaragua, controlado por el sandinista Daniel Ortega dio como ganador al oficialista Frente Sandinista de las 153 alcaldías del país, tras contabilizarse el 99,13 % de las juntas receptoras de votos.

En estos comicios señalados de no contar con una oposición creíble y señalados de ser “una farsa electoral” fueron electos alcaldes, vice alcaldes y concejales de todos los municipios de Nicaragua que aún no estaban bajo control de Ortega.Dictadura se roba todas las alcaldías en Nicaragua

El resto de partidos señalados de ser “cómplices” de Ortega y de “falsos opositores” recogieron apenas un porcentaje mínimo.

“Ortega y Murillo han cambiado oficialmente a Nicaragua a un estado de partido único. Piensa en Corea del Norte en América Central. Sandinistas ahora ostentan el 100 % de las alcaldías de Nicaragua”, dijo el académico Ryan Berg en su cuenta de Twitter.

Pocos alcaldes opositores que quedaban enfrentaban trabas

Durante los comicios municipales de 2017, el partido oficialista FSLN obtuvo al menos 135 alcaldías, mientras que el resto fueron distribuidas a los pocos partidos de oposición que quedaban, sin embargo los ediles denunciaron trabas para recibir financiamiento, así como otros obstáculos para desarrollar planes sociales.

Apolonio Fargas, un exalcalde opositor de la ciudad de Mulukukú, –un municipio de la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte del país– dijo a la Voz de América que durante su mandato tuvo muchas presiones por parte del gobierno central al punto de ser detenido y perseguido por el gobierno de Ortega.

Fargas, exiliado hoy en día en Estados Unidos, subraya que las “pocas alcaldías demócratas” que quedaban también “fueron asfixiadas” por parte del gobierno de Ortega, en la búsqueda de imponer el partido único.

“El dictador fue restringiendo transferencias poco a poco y era difícil generar desarrollo en el pueblo”, indicó Fargas. “No había para inversiones y las alcaldías demócratas vivían con los recursos propios, de los impuestos de ganaderos, y pequeños negocios”.

De acuerdo con el exdiputado opositor Eliseo Núñez, tras el proceso electoral del domingo la pregunta que la ciudadanía se hace es que esto significa ya la instalación del partido único.

“De facto, mucha gente dice que sí. Sin embargo, hay una gran diferencia», asegura.

De acuerdo con Núñez, los partidos únicos están institucionalizados en la constitución, en las leyes electorales. «Entonces, tendría que haber algún tipo de sistema de competencia a lo interno del Frente Sandinista y esa es la pregunta que queda, si realmente hay un cambio en ese sentido».

En específico el exdiputado considera que por el momento «Ortega quiere caminar hacia eso pero, obviamente, sabe que hay inconvenientes y que tiene que vencer esos inconvenientes primero”.

Pero Núñez indica que el hecho de que a Ortega se le haya otorgado el 100% de las alcaldías “es un absurdo total”. “No hay forma, no guarda apariencias; simplemente está apostando por colapsar a Nicaragua a costa de mantenerse en el poder cualquier cantidad de tiempo”, concluyó Núñez.

En comicios municipales del domingo, según el Consejo Supremo Electoral hubo una participación de más del 60 %, pero la organización Urnas Abiertas la abstención superó el 80 %.

No obstante la vocera del régimen de Ortega, Rosario Murillo, celebró los resultados el lunes a mediodía y dijo que “las familias se manifestaron, se expresaron y sobre todo eligieron para ir adelante”.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email