Así transcurre la farsa municipal: Desesperación ante fantasmales JRV

La dictadura sandinista lleva a cabo este 6 de noviembre, una farsa electoral municipal, para designar a los alcaldes, vicealcaldes y concejales de 153 municipios del país.

Un total de 3.106 centros de votación (CV) abrieron sus puertas este domingo a las 07.00 de la mañana en Nicaragua, que simula unas elecciones municipales.

Los nicaragüenses “votarán” en 7.931 Juntas Receptoras de Votos (JRV) distribuidas en todo el país, cada una con capacidad para recibir hasta 600 votos, las que en el momento de abrir mostraron una participación menor en comparación con elecciones municipales anteriores.

Para esta farsa, el CSE al servicio de la dictadura, dio de baja a 755.450 electores, sin explicar los motivos.

“Hay como 20, 25 personas en esta fila, hacemos la fila de forma ordenada, en paz y tranquilidad, (quiero) invitar a todos los nicaragüenses a que realmente hagamos de las elecciones una actividad social, cultural, cívica, de fiesta”, dijo el canciller de la dictadura, Denis Moncada, en declaraciones a medios oficialistas en Managua, poco antes de la apertura de las Juntas Receptoras de Voto.

Sin embargo, en las redes circula vídeo donde donde miembros del Frente Sandinista, desesperados visitan casas en las que saben que hay militantes de esa organización en busca de que no se queden sin participar en la farsa electoral.

Vacío en las urnas

En las redes sociales, los ciudadanos reportan que existe poca presencia de electores en los centros de votación y que los fanáticos sandinistas, visitan casa a casa a los pobladores preguntándoles a qué hora se acercarán a las urnas.

“No hay colas porque proceso es ágil, no porque la gente no esté votando”, dibuja Porras

Gustavo Porras, que presidente del Parlamento al servicio de la dictadura de Ortega y Murillo, destacó la agilidad del proceso de la farsa municipal.

Leer además: Remesas alcanzan 2 mil millones de dólares hasta septiembre

¿Bastante ágil el proceso, bastante rápido? sirvió a Porras un propagandístico de un medio oficialista, a lo que respondió: Agilísimo, realmente, yo me ubiqué, pero ya después lo hice electrónico, vi, con una rapidez, precisamente por eso no hay colas, no es porque (los electores) no estén votando, aquí en este momento hemos votado tres, rapidísimo pues, creo que ese es un avance, así iremos avanzando en términos técnicos para afianzar esta democracia”, refiere el sancionado Porras.

Sancionado Salvador Mansell votando en la Farsa Electoral

En lugares como Matagalpa, se vio filas de guardias de la policía de Daniel Ortega, haciendo fila para simular el voto.

En tanto, algunos ciudadanos denuncian reducción de la velocidad de las conexiones de internet con el supuesto fin de evitar que se filtren imágenes del espurio proceso.

Costa Rica realiza marcha de la burla

Los ciudadanos nicaraguenses en Costa Rica, en su mayoría exiliados, se manifestaron desde el Parque La Merced hasta las cercanías de la Asamblea Legislativa en San José, capital costarricense, gritando consignas contra el dictador Daniel Ortega.

Posteriormente, en las cercanías de la Plaza de la Democracia, miembros de la Coordinadora Universitaria por la Justicia y la Democracia (CUDJ), leyeron un pronunciamiento de condena a la dictadura y dramatizaron a la vicedictadora Rosario Murillo.

Le puede interesar: CIDH expresa preocupación en vísperas de la farsa electoral

De igual forma gritaban consignas en contra del dictador Daniel Ortega y de la farsa municipal, en donde el Frente Sandinista participa sin competencia después que el CSE, dominado por magistrados sandinistas, en el año 2021 anulara a los partidos opositores.

“El fraude electoral ha sido histórico en Nicaragua, vemos desde los pactos que hicieron Daniel Ortega con Arnoldo Alemán y desde el 2007, cuando ni siquiera alcanzaron el 37 por ciento (de los votos en las elecciones presidenciales de 2006)”, dijo uno de los participantes a la cadena de medios.

“Hoy nuevamente estamos denunciando mediante la sátira: la corrupción, el hostigamiento y el circo electoral que ha establecido la dictadura durante estas elecciones municipales. Los partidos zancudos y el FSLN han instrumentalizado la representación juvenil dando cuotas de participación absurda y descaradamente vacía, sin propuestas ni crítica constructiva, pues las estructuras partidarias y del Estado están secuestradas por el autoritarismo y la barbarie que impone la ignorancia y la inacción”, señalan los integrantes de la CUDJ.

Añadieron que esta protesta satírica y pacífica “también representa un llamado al adultismo imperante de la oposición, la juventud no somos cuotas de representación, somos el futuro de la nación, la oportunidad de cambiar la cultura política autoritaria y la posibilidad de construir las agendas sociales que son cimientos de la justicia social”.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email