Valdrack Jaentschke estaría montando un ecosistema de espionaje en Costa Rica

Jaentschke cayó como viceministro de Relaciones Exteriores

El actual ministro consejero de la dictadura en Costa Rica, Valdrack Jaentschke Whitaker, podría estar “montando” un ecosistema de espionaje en el vecino país del sur, con el objetivo de dar “un golpe” a la oposición en el exilio y a los periodistas independientes, alertó Javier Meléndez, director de Expediente Abierto.

Maléndez aseguró en una entrevista a Café con Voz, que le han informado de buenas fuentes que Jaentschke Whitaker, quien fue nombrado en julio como “ministro consejero” con funciones consulares de su embajada en Costa Rica.

“Valdrack Jaentschke lleva una misión directa de dar un golpe a la oposición en Costa Rica. Me llaman la atención una serie de acercamientos entre Costa Rica y Nicaragua, que esto podría responder a una gestión agresiva de este señor”, dijo Meléndez.

Leer además: Ortega «esperaba» sanciones de EE.UU al oro y podría encontrar alternativas para exportar

Al respecto, señaló que existen acercamientos entre Jaentschke y funcionarios de distintos niveles de Costa Rica.

“Nadie quiere hablar de él, porque antes estuvo vinculado con la sociedad civil. Él tiene toda una metodología para vigilar y espiar. Hay unos acercamientos que él está haciendo a diferentes niveles del gobierno de (Rodrigo) Chaves. Me preocupa que el gobierno de Costa Rica se vuelva hostil contra los refugiados de Nicaragua”, dijo el sociólogo e investigador.

Leer además: Estados Unidos aumenta presión sobre el oro en Nicaragua

“Él está organizando un ecosistema de espionaje. La opinión pública de Costa Rica debe indagar quién es este señor y el peligro que representa para los refugiados”, añadió.

Meléndez advirtió que en las reuniones de los grupos opositores, existe una gran cantidad de personas infiltradas tomando fotografías, por lo que Jaentschke estaría llevando la infiltración “a otro nivel”.

Jaentschke, ha ocupado el cargo de viceministro de Relaciones Exteriores de la dictadura, así como embajador del régimen en Honduras, Guatemala y otros 15 cargos inventados y es considerado un operador político de confianza para Ortega.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email