BID destituye a su presidente luego de tener relación amorosa con su subordinada

La Asamblea de Gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) apostó este lunes por la destitución de su presidente, Mauricio Claver-Carone, tras tener una relación amorosa con una subordinada.

El propio BID confirmó el cese oficial del estadounidense de origen cubano y anunció que será sustituido de forma interina por la vicepresidenta ejecutiva, la hondureña Reina Irene Mejía Chacón.

Anteriormente, una fuente del banco había revelado a Efe que todos los gobernadores de la Asamblea (compuesta por ministros de Economía, Hacienda o directivos de bancos centrales de los 48 países miembros del BID) que habían votado hasta hoy habían decidido que Claver-Carone debía abandonar la institución.

Desde el pasado viernes, los gobernadores han estado votando si querían que Claver-Carone dejara su cargo por haberse saltado las normas del banco, que prohíbe las relaciones íntimas entre superiores con personas que dependan directamente de ellos.

Denuncia anónima

La remoción llega después de una investigación hecha tras una denuncia anónima, un caso que se destapó la pasada semana, cuando una agencia de investigación presentó un informe a los miembros del directorio ejecutivo de la institución y estos pidieron a la Asamblea de gobernadores su destitución.

El informe, que fue filtrado a algunos medios de comunicación, fue presentado posteriormente al propio Claver-Carone, quien sigue manteniendo su inocencia y asegurando que no hay pruebas que confirmen la relación.

Le puede interesar: Canciller tico: «Nos preocupan DD.HH, cierre de ONG y presencia de ejército ruso en Nicaragua»

En declaraciones a Efe tras conocerse el escándalo, el directivo criticó esta investigación y dijo que es «claramente información fabricada».

Según la fuente del BID consultada por Efe, el documento demuestra claramente la relación personal del presidente con una trabajadora, que recibió cuantiosas subidas de salario durante los últimos años.

«Está claro que la relación está totalmente comprobada, aunque él diga que no», apuntó dicha fuente, que citó algunos detalles que demuestran el affaire.

Entre ellos la existencia de un mantel de papel escrito y firmado por ambos, una declaración de amor que escribieron en un restaurante en Colombia durante un viaje de trabajo y que fue peritada caligráficamente por la firma de investigación.

Un nombramiento polémico

Claver-Carone (Miami, 1975) lleva en el cargo desde el 1 de octubre de 2020 y a él llegó rodeado de polémica, tras ser nombrado por el ahora expresidente de EE.UU. Donald Trump (2017-2021), por lo cercana que estuvo su designación de las elecciones estadounidenses (que Trump acabó perdiendo) y también por ser el primer líder de la institución que no procede de Latinoamérica.

Leer además: Abrao: Autoritarismo de Ortega pretende controlar la fe de las personas

Pese a que el voto para elegir al presidente del BID es presumiblemente secreto fueron públicos los apoyos de países como Colombia, Brasil, Bolivia o Uruguay y también las críticas de otros como Argentina, México o Chile.

Junto con la Unión Europea (UE), que cuenta con 13 países miembros, los detractores presionaron para posponer las elecciones del BID hasta marzo de 2021, con el fin de que tuvieran lugar después de los comicios estadounidenses de noviembre de 2020.

Sin embargo, Estados Unidos controla el 30 % del poder de voto en la institución y tenía de su lado a numerosos países de la región. La votación tuvo lugar con Claver-Carone como único candidato, avalado por El Salvador, Guyana, Haití, Israel, Paraguay y EEUU.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email