Dictadura incrementa control sobre el oro y la plata

La dictadura sandinista incrementó el control sobre el oro y la plata en Nicaragua, al reformar la Ley 387, Ley Especial sobre Exploración y Explotación de Minas, misma que fue aprobada el pasado lunes por el Parlamento, controlado por el Frente Sandinista.

La reforma contempla un incremento en el control de la extracción de recursos minerales, el control de su comercialización y mayor “supervisión” a las casas de empeño que comercializan con oro y plata.

La reforma establece que los recursos minerales existentes en el suelo y subsuelo del territorio nacional pertenecen al Estado, quien ejerce sobre ellos un dominio absoluto, inalienable e imprescriptible.

A criterio del ambientalista Amaru Ruiz, la reforma busca evadir las sanciones y aumentar el saqueo de los recursos minerales en Nicaragua.

“El régimen aprueba reforma a la Ley de Minas, para sortear las sanciones a ENIMINAS, para avalar la Minería Artesanal que tiene alto impacto ambiental/social y para monopolizar la saqueo de estos recursos”, señaló Ruiz en su cuenta de Twitter.

El pasado 17 de junio de 2022, el Departamento del Tesoro de EE.UU. sancionó a la minera estatal nicaragüense Eniminas para reducir los ingresos de la dictadura por exportación de oro, en represalia por su acercamiento a Rusia y el encarcelamiento de líderes opositores.

Le puede interesar: Estos son los rubros en riesgo si EE.UU suspende importaciones desde Nicaragua

A raíz de estas sanciones, queda congelada cualquier propiedad de la compañía y de su director, Ruy López, en Estados Unidos, y se les prohíbe cualquier tipo de transacción económica bajo legislación estadounidense.

El Tesoro denunció en un comunicado que Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, están «estrechando su relación con Rusia mientras sigue la guerra contra Ucrania» y usan los ingresos de la minera para «seguir oprimiendo al pueblo de Nicaragua».

Estado podrá participar en actividades mineras

La reforma contempla que el Estado, a través de las alianzas y asociaciones con empresas privadas, públicas o mixtas que proponga y autorice el Ministerio de Energía, podrá participar en las actividades establecidas.

“El Ministerio de Energía ejecutará un seguimiento y revisión de las concesiones mineras otorgadas a la fecha de publicación de la presente ley, para determinar el cumplimiento de las obligaciones a los titulares mineros, facultándose al Ministerio a cancelar dichas concesiones en caso de incumplimientos”, señala la reforma.

Leer además: Remesas «del imperio» continúan incrementando, según cifras de la dictadura

Promueve la minería artesanal

La reforma señala que se creará el Fondo de Desarrollo y promoción Minera, para ejecutar actividades de fomento minero, incluyendo investigación de los recursos minerales, ordenamiento de la minería artesanal y a pequeña escala, la erradicación del mercurio en el procesamiento artesanal y promover el uso de buenas prácticas ambientales, incluyendo la instalación de plantas de beneficio de procesamiento de sustancias minerales en áreas de reserva minera y otras.

“El MEM corrdinará y supervisará la entrega de recursos mineros provenientes de la pequeña minería y la minería artesanal a través de personas naturales, jurídicas, sean privadas, públicas, o mixtas, cooperativos. En los casos que se requiera, el MEM otorgará avales de dichos recursos minerales a ser entregados a favor de los mineros artesanales y pequeños mineros”, añade.

Control a las casas de empeño

El Ministerio de Energía y Minas (MEM) autorizará la procedencia y el seguimiento a las exportaciones de minerales de las casas de empeño y préstamos y los comerciantes de metales preciosos. De Estos se autorizará los acuerdos que suscriban con concesionarios mineros, planteles de beneficio, mineros artesanales o pequeños mineros.

“En caso de incumplimiento, el MEM está facultado para el cierre o intervención del sujeto obligado y nombró interventores para estos casos”, añade.

Esta decisión se da pocos días después que la dictadura decidiera intervenir la Casa de Empeños Prisa y la tienda de Joyas Alicia, propiedad del empresario mexicano y nicaragüense, Mario Hurtado.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email