OEA discutirá repetitiva resolución

El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), discutirá este viernes un proyecto de resolución que, sin mayor novedad, condena el cierre de organizaciones no gubernamentales y medios de comunicación en Nicaragua, así como la persecución a la Iglesia Católica.

El texto de la resolución critica las recientes acciones a la vez que insta al régimen a liberar a los secuestrados políticos. Sin embargo, la dictadura hizo caso omiso a la disposición de la Asamblea General del organismo, que encomendó al Secretario General, Luis Almagro, a gestionar el ingreso a Nicaragua de una Comisión de Alto Nivel que permita negociar y buscar una salida a la crisis.

“Los pueblos de las Américas tienen derecho a la democracia y a su los gobiernos tienen la obligación de promoverla y defenderla”; y el artículo 4, afirma que “la libertad de expresión y de prensa son componentes esenciales del ejercicio de la democracia”, señala el proyecto de resolución.

El documento expresa preocupación por el incremento del clima de opresión evidenciado en el aumento de secuestros y detenciones arbitrarias

“El clima de opresión ha empeorado con un número creciente de detenciones arbitrarias; cierre forzoso de organizaciones no gubernamentales; la toma autocrática de alcaldías en cinco municipios de un partido político de la oposición; una intensificación de la represión de periodistas y la libertad de los medios de comunicación; y ataques a monjas y sacerdotes de la Iglesia romana de la fe católica”, añade.

Leer además: Solicitan abordar situación de Nicaragua en sesión del Consejo Permanente

Expresa que genera perturbación el hecho de que la dictadura ha ignorado los esfuerzos del Secretario General de la OEA, Luis Almagro, siguiendo instrucciones de la Misión Permanente Consejo, para involucrar al Gobierno de Nicaragua en la discusión de formas de que un grupo de alto nivel podría ser invitado a Nicaragua para explorar la posibilidad de ayudar al Gobierno a restablecer el respeto y la defensa de democracia y derechos humanos coherentes con los Estatutos de la OEA”.

De esta forma el proyecto resuelve:

1. Condenar enérgicamente el cierre forzado de organizaciones no gubernamentales, y el hostigamiento y las restricciones arbitrarias impuestas a las organizaciones religiosas y las que critican al gobierno y sus acciones en Nicaragua.

2. Reiterar su insistencia en que el Gobierno de Nicaragua ponga en libertad a todos los presos políticos y poner fin al hostigamiento y la intimidación de la prensa independiente y garantizar el ejercicio del derecho a la libertad de expresión.

Leer además: Remesas «del imperio» continúan incrementando, según cifras de la dictadura

3. Renovar el ofrecimiento del Consejo Permanente de comprometer al Gobierno de Nicaragua en apoyo de la adhesión a los Estatutos rectores de la OEA, el restablecimiento de las instituciones democráticas y el respeto de los derechos humanos en Nicaragua de conformidad con el Derecho Internacional.

4. Encomendar al Secretario General que transmita la presente resolución al Gobierno de Nicaragua.

5. Seguir ocupándose de esta cuestión y considerar la adopción de nuevas medidas en necesario.

Instalaciones de la OEA tomadas el pasado 24 de abril.

Consejo Permanente abordó la situación de Nicaragua por última vez en abril

Antigua y Barbuda, junto a las misiones de Canadá, Costa Rica, Chile, República Dominicana, Perú, Estados Unidos y Uruguay, solicitaron a la presidencia del Consejo Permanente incluir en la agenda el tema de Nicaragua para el próximo viernes 12 de agosto a las 3 de la tarde.

La última vez que el organismo abordó la situación de Nicaragua fue el pasado 24 de abril, luego que la dictadura sandinista ordenara la confiscación de las instalaciones de la OEA en Managua.

El 19 de noviembre de 2021, la dictadura denunció la carta de la OEA e inició el proceso de salida, que será efectivo hasta noviembre de 2023.

El pasado 13 de mayo, el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos, OEA, aprobó con 29 votos a favor delegaciones, ninguna en contra, tres abstenciones y dos ausentes, un proyecto de resolución que condena la toma y confiscación de las oficinas de la OEA en Nicaragua por parte de la dictadura sandinista el pasado 24 de abril.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email