Sacerdote Uriel Vallejos permanece rodeado por la Policía Sandinista

La Policía de la dictadura sandinista mantiene rodeado al sacerdote de la Parroquia de Sébaco, Uriel Vallejos, en el marco de una escalada represiva contra la Iglesia Católica

Vallejos denunció a través de su cuenta de Twitter que desde las 5 de la tarde de este lunes, permanece rodeado por antimotines, encapuchados y paramilitares.

“No puedo acceder a la cocina de la casa cural, porque se la han tomado”, indicó.

El sacerdote publicó en sus redes sociales que la Policía de Ortega y Murillo, hizo relevo de patrullas a las 12:05 de la medianoche y que llevaron comida.

Café con Voz: Cardenal Brenes: «Ningún atentado contra la Sangre de Cristo, nos apartará de ella»

“¡Bueno! Parece que no les alcanzó la cena que estaba en la cocina de la casa cural”, publicó, refiriéndose a que los oficiales de la Policía robaron la comida de la Casa Cural.

A la 1:21 de la mañana de este martes, Vallejos denunció que la Policía despegó la puerta de la cocina de la Casa Cural con la intención de entrar a su cuarto.

“Amigos, estamos bien, continúan forcejeando la puerta metálica, que está dentro de la cocina para acceder a donde estamos. Oren por nosotros”, pidió.

Además, notificó que por motivo del asedio policial a las instalaciones de la capilla, casa cural y el colegio San Luis, las clases fueron suspendidas.

Leer además: Policía cancela y allana medios de la Diócesis de Matagalpa

Organizaciones condenan asalto

Por otro lado, diversas organizaciones se pronunciaron por el asalto a los medios católicos y el asedio al sacerdote Vallejos.

“¿Si ya no hay respeto a las oficinas de la OEA, ni a las casas Curales de la Iglesia, que más espera la Comunidad Internacional para asumir con beligerancia su papel de defender los derechos humanos que son universales?”, señaló el Espacio Plural de Diálogo y Confluencia, para actuar conjunta y coordinadamente entre actores nicaragüenses.

También el Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más, rechazó la toma de los medios católicos y la “venganza” hacia la Iglesia Católica.

“La violenta e ilícita acción de los agentes del Estado, es parte de la persecución contra la iglesia católica, con la cual se descarga odio y venganza porque dicha iglesia está firmemente comprometida con la población oprimida por un estado de terror que desde hace más de cuatro años mantiene una sistemática persecución con graves violaciones a los derechos humanos y crímenes de lesa humanidad, hasta ahora en total impunidad”, añadió.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email