EE.UU debe actuar rápidamente por cercanía de dictadura con Rusia

Estados Unidos debería reaccionar rápidamente con más sanciones contra la dictadura sandinista ante su cercanía con su homólogo ruso Vladimir Putin, a criterio de Eddy Acevedo, asesor del Woodrow Wilson International Center for Scholars.

Acevedo destaca en un artículo de opinión publicado por El Nuevo Herald, que en 1986, el presidente de Estados Unidos, Ronald Reagan declaró que no se debía permitir que Rusia y el sandinismo aplastaran la libertad en Centroamérica y que 36 años después, la presencia rusa ha vuelto a Nicaragua.

Acevedo hizo hincapié en la presencia de Rusia en Nicaragua a través de la estación de satélites Glonass, ubicadas en la ladera Oeste de la Laguna de Nejapa en Managua.  Los satélites apuntan a la embajada de Estados Unidos y es considerada como un sistema de espionaje.

“Las brutalidades que se están cometiendo en Ucrania y Nicaragua están vinculadas por un individuo: Vladimir Putin. El Kremlin envió tanques T-72 a Nicaragua y sus buques de guerra pueden atracar en los puertos nicaragüenses. Y lo que es más preocupante, Ortega ha dado permiso a Putin para instalar una estación de satélites en Managua, supuestamente para espiar a Estados Unidos”, señala.

Dictadura sandinista es una brutal tiranía

Acevedo destaca, la dictadura sandinista es una “brutal tiranía despiadada” que actúa con fuerza bruta y arresta a disidentes, y que debe enfrentarse a mayores sanciones de Estados Unidos a consideración de Acevedo, quien también fue sancionado por la Federación Rusa, acusó a la dictadura sandinista de encarcelar a disidentes por miedo a perder el poder y de perpetrar una masacre a raíz de las protestas sociales de 2018.

Café con Voz: ONU resalta cierre de ONG en Nicaragua

“(Las vidas de los secuestrados políticos) siguen corriendo un grave peligro, especialmente desde que Ortega expulsó al representante del Vaticano, el arzobispo Waldemar Stanislaw Sommertag, y a Thomas Ess, jefe de misión del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR)”, señala.

Acevedo destaca que Ortega también ha defendido la injusta guerra de Putin contra Ucrania y reconoce injustamente a Osetia del Sur y Abjasia como independientes como un guiño a Putin, en lugar de territorios que son legítimamente parte de Georgia.

Osetia del Sur y Abjasia enviaron representantes a Nicaragua como Turistas electorales para el sainete electoral del 7 de noviembre de 2021, en el que Ortega se autoproclamó ganador.

Se necesitan más leyes bipartidistas

Acevedo aseguró que durante su periodo de trabajo para la congresista Ileana Ros-Lehtinen  en la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, se asociaron con su “amigo cercano y compañero” defensor de la democracia, el representante Albio Sires, para aprobar la Nica Act y negar a Ortega el acceso a los préstamos de las instituciones financieras internacionales.

“Y aunque las administraciones de Trump y Biden han impuesto sanciones contra Ortega y su círculo íntimo, es necesario hacer más para aplicar estas leyes bipartidistas. El medio de comunicación nicaragüense Confidencial informa que Canadá ha aplicado más sanciones que Estados Unidos”, señala Acevedo.

Café con Voz: Oposición califica de “cómplice de la dictadura” al BCIE tras reunión de Mossi con empresarios

¿Qué debería hacer Estados Unidos?

Por esta razón, considera que se necesitan más sanciones para restaurar el orden democrático y presionar a la dictadura para que libere a los secuestrados políticos.

“Estados Unidos debería apuntar al Ministerio de Gobernación de Nicaragua y al Sistema Penitenciario Nacional, que supervisan las prisiones, incluyendo la tristemente célebre El Chipote”, señala.

Además, considera que las sanciones deben centrarse en los militares, sus dirigentes y su fondo de pensiones; en investigar a los “traidores del sector privado” y a los serviles judiciales.

“Tercero, debería suspender a Nicaragua del Tratado de Libre Comercio entre República Dominicana y Centroamérica (DR-CAFTA). El gobierno de Biden suspendió las conversaciones comerciales con Birmania, puso fin a las preferencias comerciales con Malí, Guinea y Etiopía, y suspendió las relaciones comerciales normales permanentes con Rusia”, señala.

Al respecto, considera  inconcebible que Estados Unidos sea actualmente el mayor importador de carne de res nicaragüense, que alcanzó la cifra récord de $361 millones en 2021.

Y por último, Acevedo sugiere que Estados Unidos debe usar su influencia para invocar la Carta Democrática Interamericana en la Organización de Estados Americanos para expulsar a Nicaragua.

“Debemos poner a los autoritarios sobre aviso de que Estados Unidos será una presencia muscular en la región. No podemos permitir que un Putin beligerante se mantenga cerca de nuestra frontera”, concluyó.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email