Estados Unidos califica de “pantomima” la farsa de Ortega y Murillo

La dictadura de Daniel Ortega aún no concluye su farsa electoral y Estados Unidos, a través de su presidente Joe Biden, desconoció las votaciones y las calificó de “pantomima”.

“Lo que el presidente nicaragüense Daniel Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, orquestaron hoy fue una elección de pantomima que no fue ni libre ni justa, y ciertamente tampoco fue democrática”, señala un pronunciamiento de Biden.

El mandatario estadounidense, considera que debido a la aprehensión de más de 40 líderes opositores, la cancelación de partidos políticos y la confiscación de medios de comunicación independientes, no existen garantías ni condiciones para el proceso electoral.

Le puede interesar: Báez: “No podemos resignarnos a que un poder autoritario decida por toda una sociedad”

“Durante mucho tiempo impopulares y ahora sin un mandato democrático, la familia Ortega y Murillo ahora gobierna Nicaragua como autócratas, en nada diferente a la familia Somoza, contra la que Ortega y los sandinistas lucharon hace cuatro décadas”, señala Biden.

Apuesta por presionar más

Biden señaló que Estados Unidos continuará apoyando el derecho a la autodeterminación democrática del pueblo nicaraguense y cualquier otro país.

“La Carta Democrática Interamericana obliga al hemisferio a defender los derechos democráticos del pueblo nicaragüense. Hacemos un llamado al régimen de Ortega-Murillo a que tome medidas inmediatas para restaurar la democracia en Nicaragua y para que libere inmediata e incondicionalmente a los encarcelados injustamente por hablar en contra de los abusos y clamar por el derecho de los nicaragüenses a votar en elecciones libres y justas”, expone.

De no lograr cambios democráticos, Estados Unidos apuesta por incrementar la presión.

“Hasta entonces, Estados Unidos, en estrecha coordinación con otros miembros de la comunidad internacional, utilizará todas las herramientas diplomáticas y económicas a nuestra disposición para apoyar al pueblo de Nicaragua y responsabilizar al gobierno de Ortega-Murillo y a quienes facilitan sus abusos”, añadió.

Departamento de Estado se pronuncia

Adicionalmente, el Departamento de Estado de Estados Unidos se pronunció declarando “ilegítimo” el nuevo mandato de Daniel Ortega y acusando a la dictadura de negar a los nicaraguenses el derecho al libre voto.

“Si bien Ortega y Murillo pueden permanecer atrincherados en el poder, la elección antidemocrática de Nicaragua no les proporciona ni puede proporcionarles ningún mandato democrático para gobernar. Y aunque afirman estar “defendiendo la soberanía nacional” en su respuesta a la condena internacional de su comportamiento atroz, los líderes democráticos entienden que la soberanía real se origina en la ciudadanía – los votantes – y solo los gobiernos que llevan a cabo elecciones libres y justas pueden afirmar de manera creíble que representan a la ciudadanía. voluntad del pueblo”, señala un comunicado del Departamento de Estado.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email