Senado aprueba enmiendas a Ley Renacer y se acerca más al escritorio de Biden

El Senado de Estados Unidos aprobó la noche de este lunes primero de noviembre, una versión enmendada “con arreglos técnicos” del Proyecto de Ley Reforzar el Cumplimiento de Condiciones para la Reforma Electoral en Nicaragua (RENACER, por sus siglas en inglés), según informó en una nota de prensa.

Según la publicación, las enmiendas técnicas buscan permitir la rápida consideración por parte de la Cámara de Representantes de la Ley Renacer.

El texto legislativo actualizado que fue adoptado anoche pone al Proyecto de Ley RENACER en una senda para ser aprobada por la Cámara de Representantes y firmada en ley por el Presidente estadounidense Joe Biden en los próximos días, según expresó el senador Bob Menéndez en la nota de prensa.

“Mientras Daniel Ortega se prepara para terminar de hacer una burla cruel de la democracia el 7 de noviembre, el Senado de los Estados Unidos aprobó una versión actualizada de mi propuesta RENACER para aclarar nuestro firme compromiso ante los grandes desafíos que plantea el inminente colapso de la gobernabilidad democrática en Nicaragua”, señaló Menéndez.

Estados Unidos “no se quedará de brazos cruzados”

Menéndez aseguró que debido al encarcelamiento de más de 150 disidentes, entre ellos candidatos presidenciales, Estados Unidos no se quedará “de brazos cruzados” mientras el régimen nicaragüense consolida una tercera dictadura en la región.

“Tomada junto con la Ley NICA y las rondas previas de sanciones selectivas de la administración Biden, la Ley RENACER solidificará el compromiso de Estados Unidos con el pueblo de Nicaragua y nuestra visión absoluta que Daniel Ortega y Rosario Murillo no tendrán ningún derecho legítimo al poder después de la pseudo-coronación de su dictadura dinástica la próxima semana”, detalla la nota de prensa.

La iniciativa propone nuevas estrategias para monitorear los movimientos de la familia dictatorial y el aumento de sanciones contra actores claves del régimen, coordinadas con Canadá y la Unión Europea.

Le puede interesar: EE.UU prepara más sanciones para la dictadura

Adicionalmente, Renacer urge a la administración Biden a que haga una revisión sobre la participación de Nicaragua en  el Tratado de Libre Comercio con Centroamérica (CAFTA, por sus siglas en inglés) y las actividades de Rusia en el país centroamericano, entre estas, la venta de armas.

“Que pudieran ser sancionables bajo la Ley de Contrarrestar a los Adversarios de Estados Unidos a través de Sanciones (CAATSA, por sus siglas en inglés). Después de la aprobación de hoy en el comité, el proyecto de ley RENACER se dirige al pleno del Senado para su consideración”, añade la publicación.

Según la nota del Senado, el proyecto de ley RENACER contempla además:

  • Expandir la supervisión de los préstamos de las instituciones financieras internacionales a Nicaragua y reafirma la exención legal existente para proyectos humanitarios;
  • Alinea la diplomacia estadounidense y las sanciones selectivas para promover elecciones democráticas, incluyendo una revisión de ciertos nicaragüenses que han desmantelado la posibilidad de tener elecciones libres, justas y transparentes;
  • Urge a que la Administración Biden examine la participación continua de Nicaragua en el Tratado de Libre Comercio con Centroamérica (CAFTA);
  • Requiere coordinación de sanciones con los gobiernos de Canadá y la Unión Europea;
  • Agrega a Nicaragua a la lista de países centroamericanos sujetos a restricciones de visas relacionadas con la corrupción;
  • Requiere informes clasificados sobre la corrupción perpetrada por el gobierno del Presidente Ortega y su familia, al igual que las actividades rusas en Nicaragua;
  • Requiere la presentación de informes sobre las ventas militares rusas a Nicaragua y una revisión de posibles acciones que puedan ser sancionables bajo la Ley de Contrarrestar a los Adversarios de Estados Unidos a través de Sanciones (CAATSA); y
  • Requiere informes sobre los abusos de los Derechos Humanos cometidos por las fuerzas de seguridad nicaragüenses en comunidades rurales e indígenas.

Comparta este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email