Carlos Fernando Chamorro salió de Nicaragua para evitar su secuestro

El régimen de Daniel Ortega nuevamente arremetió contra el periodismo independiente que es víctima de la imputación de supuestos delitos de ser participes del lavado de dinero del que acusan a Cristiana Chamorro, exdirectora de la extinta Fundación Violeta Barrios de Chamorro; esta vez, su hermano Carlos Fernando Chamorro es buscado por la sancionada policía de Daniel Ortega, quienes le dieron vuelta a la casa del director de Confidencial, uno de los principales medios críticos de la dictadura.

Por segunda vez desde el año 2018, el periodista y director de los medios de comunicación Esta Semana, Esta Noche y Confidencial, Carlos Fernando Chamorro y su esposa Desirée Elizondo, se vieron forzados a salir de Nicaragua luego de que el régimen de Daniel Ortega incrementara la persecución en contra de periodistas independientes y ordenara su secuestro.

Chamorro es hermano de Cristiana, exdirectora de la cerrada Fundación Violeta Barrios de Chamorro, oenegé a la que acusan de lavar dinero de cooperantes de como la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo (USAID), y beneficiar con el dinero a los medios de comunicación independientes.

Carlos Fernando ha denunciado que la noche del lunes, 21 de junio de 2021, la sancionada policía de Daniel Ortega allanó su vivienda ubicada en el residencial Intermezzo del Bosque, pero Chamorro no se encontraba en el sitio, ya había salido de Nicaragua, huyendo de la persecución desatada por Ortega.

La primera vez que Chamorro salió del país, lo hizo en Costa Rica en enero de 2019, luego de que Ortega ordenara el secuestro de Miguel Mora y Lucía Pineda Ubau y allanara las sedes de 100 % Noticias y del medio que dirige Carlos Fernando.

Sin embargo, el 26 de noviembre de ese mismo año regresó a Nicaragua para seguir haciendo periodismo desde adentro e instaló sus oficinas en un edificio privado en Managua, pero Ortega ordenó su allanamiento y robo de todos sus equipos por segunda vez en menos de dos años.

El periodista, quien también es hijo de la expresidente de Nicaragua, Violeta Barrios de Chamorro, que derrotó a Daniel Ortega en 1990, dijo que el lunes por la noche más de ocho patrullas allanaron su vivienda con la orden de captura en su contra.

“Los policías que allanaron mi casa no llegaron con una orden judicial, querían capturarme, solo estaba mi cuñada en la casa, ellos estaban cumpliendo ordenes de Daniel Ortega, los que están en el Carmen. Despojaron a mi cuñada y a mi trabajadora doméstica de sus celulares, incautaron varios bienes, en mi casa solo hay libros, libretas periodísticas, no tengo armas, no hay ningún cuerpo del delito de un crimen del que me puedan imputar, Ortega sigue reprimiendo a la prensa independiente de facto”, sostuvo.

“Nosotros hacemos periodismo profesional”

El periodista independiente dijo que no descarta que Ortega arme una acusación de supuesto lavado de dinero, pero dijo que los únicos corruptos habitan en el Reparto El Carmen, donde habita la pareja dictatorial.

Chamorro dijo que la Ley 1055 o Ley de Defensa de los Derechos del Pueblo a la Soberanía, que criminaliza a los que piden, promuevan o “aplaudan” sanciones en contra del régimen sandinista es una arma para legalizar lo que ya se venia dando desde 2018, el secuestro de quienes le estorban a Ortega.

Los periodistas que han sido secuestrados bajo esa Ley conocida como la de Traición a la Patria son Miguel Mora, precandidato presidencial y preso político por segunda vez y el comentarista deportivo Miguel Mendoza.

Chamorro dijo que Ortega apuesta a un apagón informativo, donde varias voces adentro del país han decidido callar su voz para no ser víctimas de la represión de Ortega. “Me encuentro seguro, estamos en un lugar de seguridad, necesitamos a las organizaciones de derechos humanos internacionales para que entren al país para que vean qué estamos indefenso”, aseveró.

Chamorro manifestó que desde dónde se encuentre seguirá haciendo periodismo profesional e investigativo, para develar la corrupción, mal manejo de la pandemia y las violaciones a los derechos humanos.

Comparta este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email