Comunidad internacional no resolverá crisis en Nicaragua

El expresidente de Costa Rica y ahora académico de la Universidad Internacional de la Florida, Luis Guillermo Solís, dijo que la comunidad internacional tiene el compromiso de ayudar a los ciudadanos nicaragüenses a democratizar al país, pero es de única competencia de la oposición nacional unirse y derrotar al dictador Daniel Ortega .

Diferentes organismos internacionales convergieron en un foro denominado “La crisis de Nicaragua y el papel de de la comunidad internacional”, en el que analizaron diferentes facetas de la represión y la dura situación que atraviesa este país luego del estallido social de abril de 2018 y al que el dictador Daniel Ortega respondió con sangre y fuego, al ordenar reprimir toda protesta en su contra, provocando la muerte de más de 325 personas, según el recuento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y de su Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni).

Entre los participantes de este foro destacaron la Fundación Arias para La Paz, quien coordinó el evento, Hagamos Democracia, Nexo Sur-Norte, el expresidente de Costa Rica Luis Guillermo Solís, exeurodiputado Ramón Jáuregui y la Fundación Wilson Cinthia Arnson.

De acuerdo con el expresidente Solís, la comunidad internacional tiene el compromiso incondicional de aportar a la democratización del país y a encontrar una salida pacífica a la crisis que vive Nicaragua, pero que es solo de competencia de la oposición nicaragüenses cambiar el rumbo de nación, uniéndose en una sola facción para derrotar por la vía democrática al dictador Ortega el siete de noviembre, día en el que están programadas las elecciones generales en el país.

“Creo que la conclusión mas importante es el papel fundamental que juega la oposición política al régimen dictatorial, este tema solo lo resuelve el pueblo de Nicaragua unido junto a su oposición frente a una dictadura atroz, lo que haga la comunidad internacional o no haga, será de secundaria importancia o significativo frente a esa realidad; tenemos que acompañar a la oposición y asuntos pueblo en todo este proceso, pero que la conducción, liderazgo y todo eso, les compete a ellos”, manifestó.

Asimismo, el exmandatario destacó las palabras mencionadas en el mismo foro por parte del ex eurodiputado Ramón Jáuregui, que mencionó que si la oposición de Nicaragua no se une frente al dictador, Ortega no cedería en ningún ámbito.

Ortega “intratable”

“Jáuregui me pareció muy franco, no nos hagamos ilusiones, el régimen no va a negociar concesiones, los sandinistas aprendieron su derrota en 1990 y la aprendieron muy bien y la están aplicando al revés y han dicho que no pueden volver a perder, y si es posible mantenerse ahí hasta matando; el trabajo esencial de articular a una plataforma opositora única al menos en la presidencia es esencial, fundamental, hay que participar, no hay que dejar a la dictadura sola, no que hay que hacer es construir esa unidad, garantizar que está fundada en valores y entrar con toda determinación a pelear esos espacios, se que el régimen no tiene interés en hacer concesiones”, refirió Solís en la entrevista central de Café con Voz.

Asimismo, Solís dijo que no será fácil despojarse de Ortega que apuesta a quedarse en el poder a como lo ha hecho Nicolás Maduro en Venezuela, pero manifestó que la oposición debe participar en las elecciones para no cederle espacio a la dictadura.

Lea también: Estados Unidos prepara nueva ley para sancionar a dictadura de Ortega

Nicaragua no ha dejado de estar en la agenda internacional y de EEUU

El académico sostuvo que los ojos de la comunidad internacional están bien puestos en Nicaragua debido a que solo en esta semana la Unión Europea, Estados Unidos, la Organización de Estados Americanos y algunos países de la región, han dicho a Ortega que tiene que hacer cambios para la democratización del país, aunque reconoció que la administración de Joe Biden prioriza en estos momentos el problema de la inmigración que entra por México desde Centroamérica, sumado a los escándalos de corrupción y narcotráfico en los que se ha visto implicado Juan Orlando Hernández, presidente de Honduras y las señales de irrupción de la institucionalidad en El Salvador.

“La coyuntura no está para que Nicaragua ocupe el primer lugar en la preocupación para la administración (Biden),  aunque el equipo de la administración está perfectamente claro de lo que significa Daniel Ortega, de lo que significa esa dictadura; tenemos en Honduras con el caso del presidente, El Salvador con la democracia… Creo que la administración Biden está comprometido con una perspectiva centroamericana justa, democrática. Habrá que esperar un poco que se llenen estos espacios que todavía están vacíos, pero creo que pronto habrá una estrategia para la región de parte de EEUU”.

Por otro lado, el docente dijo que probablemente la situación empeore en Nicaragua, puesto que Ortega no tiene voluntad de democratizar al país y se mantiene en el poder a cualquier costo, lo que conllevaría a la masiva inmigración a Costa Rica, país donde se han registrado unos 100,000 solicitudes de asilo de parte de nicaragüenses que ha huido de la represión y la falta de empleo en el país.

Solís dijo que Costa Rica sigue comprometido en atender a los nicaragüenses y en caso de que se vuelva a dar un pico de migrantes, pedirán ayuda a la comunidad internacional para atender a los solicitudades de refugio.

“Es posible que se produzca un nuevo pico de migración para Costa Rica, significa para mi país una carga económica muy importante, vamos a tener que buscar el apoyo de la comunidad internacional si aquello se produjera, no hay obligación mayor de un Estado frente a un proceso migratorio que garantizar la atención de los migrantes, son personas que vienen golpeadas, heridas… ”, resaltó.

Para Solís, Ortega está condenado sin juicio ante la comunidad internacional debido a que existen evidencias claras de la implicación del Estado en contra de población civil desarmada que protestó en contra de un régimen dictatoria.

“Me parece que el régimen de Ortega es el mas condenado durante décadas, acusan al gobierno de Daniel Ortega de crímenes de lesa humanidad”, finalizó.

La unidad es necesaria deponiendo intereses

Edwin Carcache, joven que lideró las movilizaciones estudiantiles en contra del dictador Daniel Ortega y que tuvo que exiliarse en Estados Unidos luego de su liberación y tras haber recibido amenazas, también participó del foro y dijo sentirse asombrado de como sus “compañeros de lucha” han cambiado su discurso en pedir la salida del régimen a apoyar a precandidatos como Arturo Cruz, que piden un aterrizaje suave y una zona de despegue para la dictadura sandinista.

Carcache en su intervención en Café con Voz manifestó que a la oposición le falta mucho trabajo para unificarse y deponer intereses personales como el interés en puestos en la Asamblea y otros cargos.

“Nos ha constado mucho el tema de la humildad, el tema de converger en la diversidad, hay que hacer mucho trabajo organizativo, crear esa organización opositora en Nicaragua que le haga frente a la gente del Carmen, estamos más claros del panorama, ver que en la oposición hay más barreras, pedíamos una salida inmediata de Ortega, pero otros han querido jugar a ser opositor pero con condiciones del mismo régimen, ha cambiado mucho dado a que sabemos cuales son las condiciones, tenemos a más de 125 hermanos en las cárceles, decir que vamos a enfrentarnos a un proceso electoral es bien duro cuando en abril era un discurso que se fueran y tenían que pagar por los delitos y ahora hablan de cohabitar con el régimen”, señaló Carcache.

El exintegrante de la Alianza Cívica dijo que no es concebible que esta facción de la oposición se haya separado de la Coalición Nacional para juntarse con Ciudadanos por la Libertad (CxL), partido que ha minimizado la labor de otros movimientos opositores para autoatribuirse el liderazgo de la disidencia.

“Al ver que todos mis colegas ya no piensan igual que yo, obviamente tengo que respetar, como quiero entrar a este proceso de la nueva Nicaragua cuando vengo utilizando las mismas prácticas, me asusto al verlos dando entrevista y ni siquiera mencionan a los presos políticos; tenemos que seguir presionando, hemos estado trabajando para fomentar el dialogo y consenso para ver que alternativas se pueden implementar…”, resaltó.

Carcache aseguró que nunca recibió una propuesta de parte del empresariado nicaragüense, antiguo aliado del sandinismo, para bajar su perfil y regirse a sus ordenes, pero no descartó que lo mismo le haya pasado a sus antiguos compañeros como es el caso de Lester Alemán y Max Jerez, Entre cielo y tierra no hay nada oculto y tarde o temprano la verdad sale a relucir… Yo confío en mis hermanos excarcelados en Nicaragua, ellos me representan”, expresó.

No obstante, el exreo político sostuvo que sus “hermanos de lucha” se han dejado llevar por la cúpula empresarial, misma que controla a la Alianza Cívica, según su denuncia.

“A mí nunca me ofrecieron nada, pero si lo hubieran hecho yo lo hubiese denunciado, no me consta que les están dando dinero, pero están siendo mal asesorados”.

Tachó a CxL de ser divisionista 

Para e activista, la división en la oposición se debe a los peones que ha puesto la presidenta de CxL, Kitty Monterrey, ante los procesos de unidad entre las diferentes facciones de la disidencia, a su vez resaltó que se ha relevado las demandas del pueblo por pleitos entre los adversarios de Daniel Ortega.

“Realmente vemos a una lidereza que ahora se ha declarado adversaria de la oposición (Monterrey), me parece increíble que no tengan conciencia, criterio, que vamos a esperar de esta gente que está acostumbrada en hacer política a su manera, si ayer estábamos todos juntos y pensábamos que vamos a trabajar en pro de la Coalición Nacional y ahora ¿Porqué cambiar ahora?, estoy preocupado, decir que hay condiciones en Nicaragua, no lo creo… La política tradicional está traicionando los intereses de la población”, refutó.

Al finalizar, Carcache manifestó que actualmente no hay condiciones para participar en elecciones generales frente a la dictadura sandinista, sino que antes apuesta por la unidad para enfrentar al FSLN. Además dijo no simpatizar con Arturo Cruz porque ha propuesto una agenda de justicia para después y aterrizaje suave.

Comparta este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email