Dictadura monta otro juicio a Carlos Bonilla y lo deja en prisión

Carlos Bonilla

El secuestrado político Carlos Bonilla conocido como el “Conejo”, a quien se le había otorgado la libertad, no saldrá de prisión pues el régimen ahora decidió acusarlo por “tráfico de droga” dentro del Sistema penitenciario de Tipitapa, “La Modelo”, informó indignada la abogada Yonarqui Martínez.

“Ya con orden de libertad, le imputan droga a Carlos y lo acusaron por tráfico de droga, es imposible que le llegue la droga, si a los familiares en cada visita los revisan de forma extrema”, denunció Martínez en su cuenta de Twitter.

La nueva acusación a Bonilla fue interpuesta el 20 de enero y está radicada en el juzgado quinto distrito de lo penal con la juez Nalia Úbeda Obando.

Similar al caso de Bonilla, quien cumplió sentencia de 1 año de prisión el 21 de enero de este año, ocurrió con Marvin Vargas, conocido como “el cachorro” quien habiendo cumplido su sentencia, le imputaron delito de droga que supuestamente le encontraron en la celda. Otro caso también de injusticia que denunciaron organismos de derechos humanos en en su momento.

Martínez dijo que es “imposible” que Bonilla trafique con drogas dentro del penal, por estar en “máxima seguridad”.

Doctora Núñez: “Así aplican desde hace tiempo cadena perpetua”

La presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, la doctora Vilma Núñez, reaccionó iracunda ante este actuar del régimen. “De esta forma criminal, perversa y cobarde, están aplicando desde hace tiempo la prisión perpetua”, dijo Núñez.

“Es imperdonable que a Carlos Bonilla le estén imputando después dee la orden de libertad tráfico de drogas, es inaceptable porque efectivamente es lo mismo que le hicieron a Marvin Vargas”, añadió en tono molesto la veterana defensora de derechos humanos.

El jueves, un juzgado de Managua ordenó la liberación de Bonilla, por el cumplimiento de su sentencia, “se declara la extinción de la responsabilidad penal a favor de Carlos Alberto Bonilla López, por cumplimiento de condena; y se ordena su libertad”.

Bonilla fue detenido el veintiuno de enero del año dos mil veinte y le dieron una condena de un año de prisión por un delito común que el régimen le imputo cuando regresó a Nicaragua de su exilio en Costa Rica.

“No es nada nuevo lo que estos perversos criminales, al montar la pantomima de reformar Constitución o simular reformas legales, eso es (para engañar) a los incautos, a los idiotas, esto lo vienen haciendo desde hace rato, rechacemos con todas nuestras fuerzas y por todos los medios”, concluyó Núñez.

Comparta este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email