INSS más deficitario en 2020 y con futuro incierto

El Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) pasó de tener más de 5,700 millones de córdobas (superávit anual entre 75 y 100 millones de dólares) en 2007 cuando Ortega asumió, hoy tiene un enorme hueco financiero imposible de tapar.

El grave declive en las finanzas del INSS cada año agudiza. Esta entidad que se encarga de administrar el dinero que los cotizantes en el país, pasó de tener un superávit de más de 5,700 millones de córdobas en 2007, año en el que el dictador Daniel Ortega retornó a la presidencia; a un déficit de 6,200 millones de córdobas en 2020.

Pero las proyecciones son más drásticas para 2021, año en el que se augura un déficit de – 8,050 millones de córdobas, a pesar de las inyecciones presupuestaria que ha hecho el régimen sandinista con fondos provenientes de entidades financieras multilaterales.

Motivos del grave estado del INSS

Para el experto en temas de seguridad social, Manuel Israel Ruiz, existen cuatro razones que han hecho que la economía del INSS vaya de caída. Este analista sostuvo durante la entrevista central del programa Café con Voz que, uno de esos motivos es la falta de autonomía administrativa y financiera, pues Ortega ha manejado a su gusto y antojo, el recursos de esa entidad.

Como segundo motivo, el experto aseguró que, las reformas a la Ley de Seguridad Social, realizadas en julio de 2013, donde se implementó el pago de pensión reducida a los nicaragüenses que no alcanzaron la cuota de cotización de 750 semanas. Desde entonces, hasta la fecha, motivo del pago de pensiones reducidas que tendría que pagar el Estado, pero que salen de la caja del INSS, en Nicaragua y se han pagado cerca de 150 millones de dólares.

Además, Ruiz aseguró que otra de las razones por las que el Seguro Social en Nicaragua cada año aumenta sus pérdidas económicas, es debido a la acumulación de deudas por parte del Estado, sumado al pago de pensiones especiales no contributivas (pensiones de gracia y reducida).

Por último, el especialista aseguró que el motivo más importante de las perdidas económicas del INSS es por el mal manejo de sus finanzas, debido a que se han hecho inversiones y prestamos con dinero de los pensionados, pero no se detalla claramente su fin, si este ha generado réditos y en qué se han invertido.

Pensiones reducidas no debe competerle al INSS

El analista en temas de seguridad social dijo a Café con Voz que, para sanar la economía del INSS, es necesario que el Estado se haga cargo del pago de pensiones reducidas y de gracia y que no se la acumule a las partidas destinadas desde las finanzas de la institución.

“En otros países, esas pensiones están a cargo del Estado; en el mundo existe la pensión universal o de gracia a cargo exclusivo del Estado, de las 180,000 pensiones de vejez en Nicaragua, más de un tercio son pensiones no contributivas”, dijo Ruiz.

Turbias inversiones han hecho que el INSS caiga a pique

A juicio del experto en materia de seguridad social, el INSS no invierte dinero de los asegurados, donde debería de invertirlo. De acuerdo con el analista, el INSS debería invertir en proyectos que sean capaces de devolver el dinero que han adquirido mediante prestamos de la caja de los asegurados y pensionados.

“Las inversiones deben ser claras, los nicaragüenses deben de saber donde se está invirtiendo el dinero”, manifestó Manuel Israel Ruíz.

Tasa de devaluación y atención medica han empeorado seguridad social

Entre los puntos que destacó el entrevistado central de Café con Voz sobre las deficiencias en el INSS, resaltan la devaluación de la moneda del dólar frente al córdoba, que el Banco Central de Nicaragua estableció al tres por ciento anual, cuando correspondía 4.3 %. Otra de las debilidades del sistema de seguridad social en Nicaragua, es que se haya quitado la atención medica a las personas que reciben pensiones por invalidez desde 1993.

De igual forma el especialista resaltó que la falta de atención con calidad en los hospitales, ha provocado que los ancianos se sientan molestos por el trato que se les dan en las clínicas.

2021 será peor para el INSS

El experto agregó que si no se hacen cambios dentro del INSS y que deje de estar centralizada por el Estado sin autonomía, las finanzas de la caja de los recursos de los asegurados, irán cada año en caída y no serán suficientes otras reformas que sangren más la débil economía de los nicaragüenses.

“Llevamos 18 reformas a seis artículos de la seguridad social, desde 1993. Hemos visto que esas 18 reformas han fracasado”, manifestó el experto.

Recursos destinados por el régimen no son suficientes

Los 73 millones de dólares destinados por el régimen de Ortega para sanar las finanzas del INSS debido al enorme déficit presupuestario y el pago de la deuda histórica del Estado con la entidad, no es suficiente para recuperar el superávit que mantenía esa entidad desde antes de 2007.

Ruiz explicó solo en un mes se pagan 40 millones de dólares a los 300,000 pensionados, lo que anualmente (13 pagos) significarían 520 millones de dólares, por lo que los 73 millones de dólares destinados por Ortega para el INSS, se agotarían con el pago de dos meses de pensiones.

El analista espera que las finanzas del INSS se mejoren a través de una aprobación de una nueva Ley de Seguridad Social consensuada por todos los sectores, que sea moderna para asegurar el futuro de los nicaragüenses que hoy cotizan.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email