Agresiones contra periodistas son “patadas de ahogado” del régimen de Daniel Ortega

Policía impide conferencia a CEFECHE

El periodista Carlos Fernando Chamorro y el sociólogo Cirilo Otero, manifestaron que el aumento represor en contra de la prensa independiente en Nicaragua, no es más que desesperación del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo de que se retomen las protestas y podría ser una antesala del escenario de 2021.

La arremetida de la dictadura sandinista contra el periodismo independiente en Nicaragua se ha retomado en las ultimas semanas, a través de actos que van desde la aprobación de leyes de los Agentes Extranjeros conocida como «Ley Putín» y la Ley Especial de Ciberdelitos, llamada «Ley Mordaza», que pretenden acallar al periodismo autónomo; hasta judicializar a los comunicadores por denunciar anomalías, atropellos y violaciones a los derechos humanos.

En la ultima semana, el gremio periodístico se ha enfrentado a la jauría desatada por el dictador Daniel Ortega por medio de la policía sandinista, con el allanamiento ilegal de la casa del realizador y control master de los programas críticos Jaime Arellano en la Nación y La Mesa Redonda, Nelson Sequeira. A este acto ilegal se suma la agresión que tuvo el equipo de los medios de comunicación confiscados, Esta Semana, Esta Noche y Confidencial, bajo la dirección del periodista independiente Carlos Fernando Chamorro.

Chamorro, quien pretendía dar una conferencia de prensa para recordar los dos años de la toma ilegal de sus redacciones por parte del régimen sandinista, fue sacado del perímetro que abarca las instalaciones ocupadas por la policía al servicio de Daniel Ortega. Así mismos, los colaboradores y defensores de derechos humanos y otros medios de comunicación nacional e internacional independientes que asistieron a la convocatoria, fueron sacados del lugar a golpes e insultos.

Estos hechos forman parte de los más recientes atentados contra la libertad de prensa y expresión, que a juicio de Carlos Fernando Chamorro, significan que Nicaragua vive en un estado policial endeble, que no puede mantenerse si no es apunto de golpes y la fuerza.

“Todos los días que ejercemos acciones para recuperar nuestras libertades y derechos, estamos derrotando al estado policial”, manifestó Carlos Fernando Chamorro en la entrevista del programa Café con Voz.

Régimen de Ortega no soporta 15 minutos de libertad

Para Chamorro, aunque Ortega aumente su parada represiva, los nicaragüenses poco a poco están derrotando al estado policial impuesto desde junio de 2018, cuando las protestas cívicas fueron reducidas a punta de sangre y fuego.

 “Los policías están cumpliendo órdenes ilegales del dictador Daniel Ortega, no van a confiscar nunca al periodismo, ni la libertad de expresión, ni pueden matar la verdad, estamos recuperando los espacios; nosotros seguimos haciendo periodismo, ellos tienen ocupados físicamente una redacción, pero nosotros les estamos demostrando que somos libres, que seguimos denunciando al poder, a la corrupción”, agregó Chamorro.

Para el periodista, hijo de la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro y quien también pasó cerca de un año en el exilio en Costa Rica, el actuar del régimen es en desesperación, por la reducida base que le sigue.

“Son discursos desesperados para tratar de construir un universo alternativo para sus partidarios, pero no creo que sus partidarios estén respaldando estas acciones del régimen, yo vi una enorme debilidad de una dictadura que no puede soportar 15 minutos de libertad de parte de los representantes de un medio de comunicación que nunca han podido callarlo”, dijo Chamorro.

Nicaragua vive bajo una dictadura agresiva

El analista político y sociólogo Cirilo Otero, dijo en la entrevista central del programa Café con Voz, indicó que Nicaragua vive bajo una dictadura que no está dispuesta a perder el poder, sino que “la defenderá a sangre y fuego”.

El catedrático manifestó que la escalada de represión es muestra de la imposición de un estado de terror, que ejerce la dictadura sandinista para controlar las manifestaciones de la sociedad civil.

“Ellos piensan que lo que están haciendo es correcto, así pasó con Stalin, con Pinochet, por eso necesitamos que la población se exprese y diga o que le afecta, pero si no quedamos callados, así vamos a seguir viviendo, la gente tiene que denunciar, señalar”, resaltó Otero.

Periodismo independiente, blanco favorito de la dictadura sandinista

En cuanto a las recientes agresiones contra periodistas independientes, el sociólogo aseguró que las voces de los comunicadores nicaragüenses no solo informan, también forman opinión, lo que considera que es grave para la dictadura.

“El enemigo tiene poder y quiere desbaratar las posibilidades que la población tiene para emitir su opinión”, expresó el sociólogo.

Para el analista, lo que planea el régimen sandinista con el aumento de la represión y su discurso de odio, es robarse las elecciones generales de noviembre de 2021. Gustavo Porras, presidente del parlamento controlado por la dictadura sandinista, manifestó que su partido defenderá las elecciones del próximo año, haciendo alusión a que no permitirán que la oposición gane.

Asimismo, Otero augura que los partidos opositores a quienes llaman “colaboracionistas del régimen sandinista” participaran en las elecciones generales de 2021. El analista político manifestó que Ortega ha formado a una oposición a su conveniencia, a quienes les pagará con cargos públicos y otras prebendas.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email