Iota se degrada a tormenta tropical dejando muerte y estragos en Nicaragua

El fenómeno natural Iota se degradó a tormenta tropical al medio día de este martes, 17 de noviembre de 2020. No obstante, se reporta la muerte de dos niños y la desaparición de dos, de tres de sus familiares.

La última actualización del Centro Nacional de huracanes reporta que el huracán Iota se degradó a tormenta tropical con una localización a 16 km al este-noreste de Wiwilí con una trayectoria hacia el oeste de 270 grados, dejando destrozos, la muerte de dos niños y al menos dos desaparecidos.

De acuerdo con el Centro Nacional de huracanes, la tormenta tropical Iota tiene vientos sostenidos de hasta 105 km por hora y el pronóstico para los próximos horas es que los vientos continuarán bajando su intensidad.

Dos menores ahogados y tres adultos desaparecidos

De acuerdo con información de reporteros locales, dos niños menores de edad desaparecieron y se ahogaron por las fuertes corrientes que rebalsaron el Río Cascajoloche del departamento de Carazo.

La tragedia ocurrió en la comunidad La Piñuela, en el municipio de Santa Teresa, donde se han desaparecido tres adultos de la familia Umaña Rodríguez junto a los dos menores ahogados. Así mismo, los periodistas manifestaron que dos casas fueron arrastradas por la crecida del río. Así mismo el río el gigante se desbordó y amenaza con llevarse el puente de la comunidad.

Recuento oficial

De acuerdo con información suministrada por el régimen del Daniel Ortega, más de 40,000 personas evacuadas han sido trasladadas a 250 albergues. Además, reportan que 47,638 familias se quedaron  sin agua potable.

Así mismo, se reporta que Puerto Cabeza y Bilwi quedaron incomunicados por la suspensión del servicio de telecomunicaciones debido a los estragos causados por el ciclón.

Se mantiene alerta roja

El dictador Daniel Ortega ratificó que se mantiene alerta roja en las Costa Caribe Norte y Triángulo Minero y alerta amarilla al resto del territorio de Nicaragua.

Por otra parte el sandinista Instituto nicaragüense de estudios territoriales en Terra advirtió que el escenario de los suelos saturados que tiene actualmente el país se verá agravado por las secuelas del huracán Iota, ahora convertido en tormenta tropical, lo que significa altas probabilidades de desbordes de ríos y deslizamientos en la región autónoma del Caribe norte y el triángulo minero, así como en los departamentos de Jinotega, Nueva Segovia Chinandega y Rivas.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email