Huracán Iota genera desesperanza al Caribe de Nicaragua

El Huracán Iota se fortaleció a categoría cinco en la escala Saffir Simpson, lo que lo convierte en el ciclón más Intenso “Muy Fuerte”.Presenta vientos máximos sostenidos a 260 km/h y será más impactante que Eta, esto ha provocado alarma y tensión en los caribeños, quienes denuncian la falta de políticas estatales del régimen sandinista.

La tormenta tropical Iota se convirtió en huracán y amenaza con impactar fuertemente a la Costa Caribe Norte de Nicaragua, los expertos prevén peores estragos que los que dejó el ciclón Eta en el territorio caribeño, donde se cuantifican a dos personas fallecidas y más de 5,000 afectados.

De acuerdo con información del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER), Iota se continúa acercando lentamente al Caribe de Nicaragua; se localiza a unos 79 km al este y sur-este del municipio de Bilwi, y a unos 168 km al este y sur-este de Cabo Gracias a Dios.

La institución estatal también destaca que el ciclón de categoría cinco, tiene una velocidad de traslación de 15 km/h, con un rumbo oeste y se estima que su centro se aproxime a tierra la noche de este lunes 16 de noviembre, con una en entrada a tierra probablemente en las zonas vecinas entre Bilwi y Prinzapolka.

Aumentan problemas y ansiedad de la población caribeña

De acuerdo con George Enríquez, líder del partido indígena Yatama en el Caribe nicaragüense, la depresión y estrés de las personas que viven en esta zona del país aumenta gradualmente, pues hace dos semanas perdieron todo por el paso del huracán Eta y ahora Iota vuelve a amenazar con arrasar con lo poco que se ha edificado.

Según Enríquez, la poca ayuda que se ha llevado de parte de la Cruz Roja durará unas semanas, dejando a la intemperie a los más de 4,000 indígenas afectados por el paso del huracán Eta y los que se sumarán debido al impactante ciclón Iota.

Henríquez asegura que las personas le han expresado que han perdido la esperanza de volver a recuperar sus vidas debido a la crisis económica en la que se encuentra sumergida el país, sumada a la pandemia del Coronavirus y la crisis sociopolítica que se generó en 2018.  

La crisis económica, el Covid-19, ahora la falta de comida y una casa digna donde vivir, esto genera una crisis de ansiedad en la población, acabamos de pasar un estrés con el Eta, y ahora es la misma ansiedad, no queda de otra que esperar  que nos golpea, el miedo es real, la gente nos decía que escuchaban silbidos desde el mar, como que la madre naturaleza nos quiere hablar”, aseguró Henríquez.

A la vez criticó la mala estrategia del Estado para enfrentar este tipo de desastres naturales, sumado a la restricción que ha tenido la sociedad civil para llevar ayuda humanitaria al Caribe nicaragüense.

Los víveres solo van a durar dos o tres semanas, lo que la gente necesita es que haya una estrategia solida para que toda la ayuda llegue a la gente, que también se puedan generar empleos, lo que la gente quiere es trabajar y reconstruir su vida, no hay empleo, trabajo, la gente no quiere vivir todo el tiempo de las donaciones”, dijo el caribeño.

Estado no tiene voluntad de ayudar

De igual manera, Henríquez manifestó que el Estado, además, de bloquear la ayuda de la población no se ha preocupado por asistir ni enviar ayuda a las personas afectadas por Eta, pese a que las donaciones de organismos y la comunidad internacional no se han hecho esperar.

Recuerdo cuando el Frente Sandinista estaba en la oposición, ellos realizaban campañas para donación a los damnificados, pero ahora criminaliza la ayuda que nos quieren traer a las comunidades indígenas, a los afectados, no es que la ayuda no sea suficiente, sino que el Gobierno, el Estado, no cuenta con los recursos técnicos o equipos para poder hacer una distribución rápida, no vemos los helicópteros para la distribución de estos, hay 50 tanques (rusos) del Ejército y no hay helicópteros para llevar ayuda a las zonas más alejadas como hacían en otros años”, dijo Henríquez.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email