Asedio no se detiene en Nicaragua

Este fin de semana, los movimientos sociales de oposición, los líderes políticos disidentes y la ciudadanía en los departamentos, fueron nuevamente agredidos por la policía sandinista y no permitieron la reunión de las bases para conformar las directivas departamentales.

Este fin de semana nuevamente estuvo marcado por el asedio, persecución, hostigamiento y agresión en contra de los lideres de la opositora Coalición Nacional, quienes visitan a los departamentos del país para establecer directivas locales.

Este domingo, la policía sandinista interrumpió la conformación de la junta directiva de la Coalición Nacional con sede en el departamento de Matagalpa, ubicado al norte de la capital nicaragüense.

El Comisionado Mayor Ángel Martín Solórzano, segundo jefe policial en ese departamento exigió que en cinco minutos desucupasen el lugar donde se encontraban miembros de la CN, a pesar de que el sitio es un hotel privado, bajo el argumento de que “no estaba autorizada la reunión”.

Se me salen todos ya, les doy cinco minutos, no está autorizado esto, cinco minutos, fuera todo mundo”, ordenó Solórzano a los miembros de la Coalición Nacional de Matagalpa.

Por su parte, el líder de oposición Félix Maradiaga, denunció a través de sus redes sociales, que la policía sandinista no le permitió salir de Managua cuando también se dirigía en compañía con el líder campesino Medardo Mairena hacia el departamento de Matagalpa.

Seguimos en esta situación lamentable, en la cual tenemos la ciudad de Managua por cárcel, no nos permiten movilizarnos pero las personas van a continuar organizándose, no nos permiten movilizarnos hacia el próximo departamento”, denunció a través de un video Maradiaga.

Por su parte, el representante juvenil de la CN, Ariel Sotelo, manifestó que la policía sandinista en complicidad con paramilitares, les expulsaron del hotel donde estaban hospedados junto con Ivania Álvarez, quien es parte del consejo político de esa facción opositora.

“En estos momentos nos están sacando de la ciudad de Matagalpa, tal cual si nosotros fuéramos delincuentes, sin embargo somos activistas que buscamos la democratización del país, estas cosas nos dan fuerza para seguir resistiendo en este país, donde se violan todos los derechos humanos”, dijo Ariel Sotelo.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email