Ortega aprueba”Ley Putin” y desafía a la comunidad internacional

ley-de-agentes-extranjeros-aprobada

Con 70 a favor, 17 en contra y 4 abstenciones la polémica propuesta de “Ley de Agentes Extranjeros” finalmente fue aprobada en lo general por el parlamento controlado por el sandinismo en Nicaragua.

El sandinista Wálmaro Gutiérrez señaló que de más de 7,000 oenegés internacionales, solo unas 20 se oponen a la aprobación de la “Ley de Agentes Extranjeros”, conocida como “Ley Putin”.

De acuerdo con Wálmaro Gutiérrez, presidente de la Comisión de Economía y Presupuesto del parlamento sandinista, con la aprobación de esta ley “se les acabo la mina de oro a las oenegés para seguir destruyendo al país”.

“Yo no le llamaría Ley Putín, le llamo Ley de diriangén, de Andrés Castro, porque defiende la soberanía nacional de Nicaragua” gritó Gutiérrez.

A pesar de las advertencias del Parlamento Europeo y la comunidad internacional que de aprobar la Ley de Agentes Extranjeros, o las Leyes Bozal, el régimen sandinista no escuchó y una vez más somete a Nicaragua a una nueva legislatura para reprimir al pueblo, asegura Violeta Granera, miembro de la opositora Coalición Nacional.

Para algunos defensores de derechos humanos en Nicaragua, esa nueva Ley busca criminalizar y controlar la labor de los abogados, periodistas y todas las personas que reciban fondos de organismos internacionales.

La Ley de Agentes Extranjeros también puede controlar las remesas que reciban las personas desde el exterior, será el Banco Central de Nicaragua quien determine si el dinero que recibe un ciudadano es Remesa Familiar o se podría convertir en Agente Extranjero.

Según la nueva Ley Putin, se establecerá el marco jurídico de regulación a las personas naturales o jurídicas que respondan a intereses y financiamiento extranjero; y utilicen los fondos para realizar actividades que deriven en injerencia de gobiernos u organizaciones extranjeras en los asuntos internos de Nicaragua, poniendo en riesgo la seguridad del Estado.

Para algunos defensores de derechos humanos en Nicaragua, esa nueva Ley busca criminalizar y controlar la labor de los abogados, periodistas y todas las personas que reciban fondos de organismos internacionales.

Ley Putin” bloquea candidaturas de opositores que reciban financiamiento extranjero

La nueva Ley de Regulación de Agentes Extranjeros aprobada por los sandinistas bloquea la participación de personas naturales que reciban dinero desde el exterior.

En el artículo 14 de la legislación establece que: “En el caso de las personas naturales, no podrán ser funcionarios, empleados públicos, o candidatos a cargos públicos de cualquier tipo o naturaleza”.

Exentos de ser Agentes Extranjeros

En el artículo primero de la nueva Ley de Regulación de Agentes Extranjeros, los sandinistas detallaron que quedan exentos de ser llamados agentes extranjeros los corresponsales internacionales de noticias, agencias de publicidad, las oenegés de ayuda humanitaria, toda persona que reciba pensiones desde el extranjero y las personas que reciban remesas familiares. Sin embargo, será el Banco Central de Nicaragua quien determine si el dinero que recibe un ciudadano es Remesa Familiar o se podría convertir en sujeto de Agente Extranjero.

De acuerdo con la nueva Ley, esta no afectará a los tratados comerciales vigentes ni los que se lleguen a acordar en el futuro, así como las inversiones extranjeras.

Agentes extranjeros deberán inscribirse ante el MIGOB

En cuanto a las personas que se les denomine “Agentes Extranjeros” estos serán controlados y fiscalizados por el Ministerio de Gobernación, donde tendrán que declarar la cantidad de fondos que reciben y la finalidad donde se dirigirán esos fondos.

Debe registrarse como agente extranjero cualquier persona física o jurídica,  que dentro de Nicaragua con más se desempeñó trabajé como agente, representante, empleados o servidor, o cualquier persona que trabaje o se desempeña en cualquier otra actividad bajo orden, requerimiento, instrucción, o bajo la dirección como supervisión o control de un organismo extranjero o de una persona física o jurídica cuyas actividades sean directa o indirectamente supervisadas, dirigidas, controladas, financiadas o subsidiadas en su totalidad o en parte por gobiernos con capital como a empresas o fondos extranjeros coma sea directamente o por medio de terceros sean personas físicas o jurídicas”, cita la nueva ley.

La misma ley busca controlar la procedencia de los fondos las organizaciones no gubernamentales en Nicaragua. La nueva legislatura ordena a las personas físicas o jurídicas inscritas en el registro de agentes extranjeros, proporcionar a la autoridad competente el nombre de los gobiernos extranjeros, partidos políticos extranjeros empresas y otras personas físicas o jurídicas que financien, proporcionen fondos o coma de cualquier manera, faciliten medios económicos y materiales o de cualquier otro tipo para que desempeñen su labor como agentes extranjeros donde seguido esta información será pública.

La misma ley detalla que agente extranjero es la persona natural o jurídica, nicaragüense o de otra nacionalidad, que dentro de Nicaragua percibe fondos, bienes o cualquier objeto de valor provenientes, directa o indirectamente de gobiernos, agencias, fundaciones, sociedades o asociaciones extranjeras del tipo de naturaleza que sean coma que trabaje recibe fondos o responde a organismos que pertenecen o son controlados con más directa o indirectamente por gobiernos o entidades extranjeras .

Donaciones serán controladas

El texto de la nueva Ley de Agentes Extranjeros, aprobada por el sandinismo cita que “Las donaciones que reciben las personas físicas o jurídicas inscritas en el registro de agentes extranjeros no podrán ser utilizadas para financiar actividades no declaradas previamente; Ejecutarlas sin registrarlas en el portal web para tal fin destinen el Ministerio de Gobernación; Cambiar el propósito previamente declarado sobre el cual recibirán los fondos coma sin aviso al Ministerio de Gobernación

Pero las donaciones no solamente serán controladas,  la ley también establece que “las personas físicas o jurídicas inscritas en el registro de agentes extranjeros no podrán recibir donaciones de fondos o bienes materiales de cualquier tipo procedente de fuentes o personas anónimas”.

Confiscarán a más medios, oenegés y bienes de opositores

Si bien es cierto que la Ley de Agentes Extranjeros viene a controlar la labor de organismos de derechos humanos, medios de comunicación otros sector que reciba fondos de entidades internacionales; la Ley de Agentes Extranjeros ordena que en caso de que la persona física o jurídica una vez notificada dentro del plazo de cinco días hábiles no se inscriba, el Ministerio de Gobernación podrá establecer multas a personas naturales como así como multas y solicitud de cancelación de la personaría jurídica a las autoridades competentes, sin perjuicio de responsabilidad penal por la comisión de delitos contra la seguridad del Estado.

En todo caso, la negativa a inscribirse autorizará al departamento de registro de agentes extranjeros en el Ministerio de Gobernación a intervenir los fondos y bienes muebles e inmuebles de las personas físicas o jurídicas que se nieguen a cumplir la ley, así como prohibir sus actividades”, cita el artículo 13 de la nueva legislatura.

Los agentes extranjeros, definidos en esta nueva Ley, tendrán un plazo de 60 días , a partir de la publicación de la misma, para registrarse en el Ministerio de Gobernación. Con la Ley de Agentes Extranjeros inicia el control masivo al trabajo realizado por ONG´s, periodistas y defensores de derechos humanos.

Comparta este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email