Sophia Lacayo se declara culpable de perjurio

Sophia Lacayo

La ahora excomisionada (concejal) de Sweetwater, Sophia Lacayo, se declaró culpable de perjurio y fue sentenciada a un año de libertad condicional, luego de mentir sobre la dirección de su residencia.

Sophia Lacayo fue elegida comisionada de la ciudad de Sweetwater en mayo de 2019, cuando dijo que vivía en el 11132 del suroeste y calle 7, “cuando en realidad residía en una dirección en el condado no incorporado de Miami-Dade”, dijo un comunicado la fiscal estatal de Miami, Katherine Fernandez Rundle.

El propietario de la dirección que usó Lacayo, confirmó que la comisionada no vive en ese lugar. La fiscal estatal de Miami-Dade dijo que el cargo es un delito menor de primer grado.

Jurar deliberadamente información falsa para postularse para un puesto en la comisión de la ciudad, como ocurrió aquí, es un engañó a los votantes que creían en el candidato”, comentó la fiscal estatal Katherine Fernandez Rundle. «Una acción tan deliberada nunca puede tener un buen resultado para una ciudad», agregó.

Fiscal estatal Katherine Fernandez Rundle

Lacayo se declaró culpable del cargo cuando no estaba en un procedimiento oficial y fue sentenciada a un año de libertad condicional en el tribunal del condado a través del Programa de Defensores.

“Lacayo ha recibido una suspensión de adjudicación de la corte como parte de su declaración de culpabilidad, ha renunciado a la comisión de la ciudad de Sweetwater y tiene prohibido postularse para un cargo público durante el período de su libertad condicional”, refiere la fiscal estatal.

Además informa que no habrá terminación anticipada de la libertad condicional y debe tomar un curso de ética con la comisión de Ética y Confianza Pública de Miami Dade. También debe pagar varias tarifas de recuperación de costos de investigación.

Renunció a su cargo

Sophia Lacayo renunció al cargo de forma sorpresiva el lunes 31 de agosto.

«Con gran pesar que renuncio formalmente a mi cargo como comisionado de la ciudad de Sweetwater con efecto inmediato», señaló Lacayo en su carta de renuncia.

El apoyo a la lucha y las controversias

Lacayo, la primera mujer nicaragüense que ocupaba el cargo de comisionado de la ciudad de Sweetwater en Miami por elección popular, destacó por alzar su voz en contra de la dictadura de Daniel Ortega.

En junio pasado se reunió con el Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, a quien le pidió desconocer al dictador Daniel Ortega como “presidente” de Nicaragua.

Pero desde que estaba en campaña por el cargo, los señalamientos en su contra eran parte de la controversia.

SUSCRIBITE A NUESTRO CANAL DE YOUTUBE

Además en los últimos meses hizo afirmaciones sobre supuesto financiamiento de más de 19 millones de dólares a la oposición nicaragüense con fondos de Estados Unidos, indicando que el destino del dinero era incierto, pero sin presentar nunca una sola prueba de lo que indicaba. Las palabras de Lacayo fueron tomadas por la dictadura para hacer una campaña en contra de la oposición nicaragüense, incluso algunos supuestos ciudadanos Azul y Blanco, fueron los que dieron por ciertas sus palabras y se sumaron a la campaña de repetición que cuestionaba el destino del dinero.

La periodista Lucía Pineda Ubau la confrontó en una ocasión en vivo pidiéndole respaldo de los señalamientos que hacía sobre el manejo y destino de los 19 millones y aseguró que las presentaría en su momento, pero que no hablaba sin base. Las pruebas nunca las presentó

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email