A 38 años de celada a monseñor Bismarck Carballo, el FSLN sigue en guerra contra Iglesia Católica

Padre Bismarck Carballo

Este 12 de agosto se cumplen 38 años de aquella aberrante celada del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) contra uno de los miembros de la Iglesia Católica: padre Bismarck Carballo.

Apoyado en investigaciones hemerográficas y testimonios de testigos de aquella fecha, Café con Voz reconstruye una de las etapas más álgidas del ataque del FSLN contra la Iglesia Católica en los años 80, superada en maldad y crueldad por la actual campaña de terror del mismo partido contra la misma iglesia.

Café con Voz: Bomba y fuego contra imagen de la Sangre de Cristo en Catedral de Managua

Padre Bismarck Carballo
Padre Bismarck Carballo

Planes de intimidación a la Iglesia

En febrero de 1986, la Secretaría de Estado de los Estados Unidos recopiló los testimonios del desertor del Ministerio del Interior, ex teniente Alvaro Baldizón Avilés, quien entregó un documento secreto “Dentro del Régimen Sandinista: El punto de vista de un investigador especial”.

Ahí aparecía el capítulo “Intimidación de la Iglesia”, mediante el cual el desertor Baldizón Avilés reveló que la vejación al padre Bismarck Carballo, en agosto de 1982, fue una operación planificada y ejecutada por los órganos de seguridad sandinistas, dirigidos por Tomás Borge y Lenín Cerna.

Baldizón Avilés murió en Los Angeles, en circunstancias sospechosas tras denunciar todas las atrocidades sandinistas contra los misquitos en la operación Navidad Roja y los planes y ataques del FSLN contra la Iglesia, La Prensa, Radio Corporación y el Cosep.

Café con Voz: Arrestos y asedio policial tras acto terrorista en Catedral de Managua

Operativo de la Seguridad del Estado

“En la primavera de 1982, el ministro del Interior, Tomás Borge, el viceministro Luis Carrión, y el jefe de la DGSE Lenín Cerna, formularon un plan para desacreditar al padre Bismarck Carballo, vocero de la Curia y director de la estación eclesiástica Radio Católica, implicándolo en un escándalo sexual”.

En esta trama participaron varias secciones del Ministerio del Interior (MINT), entre ellas la F-1 (Operaciones) dirigida por el capitán Oscar Loza; la F-4 (Orientación Ideológica) dirigida por el capitán Sam Ki, y la F-8 (Organización de Masas) dirigida por el teniente Aguilar.

Carballo era Vicario Episcopal para los medios de comunicación social y Director de la Radio Católica. Era uno de los voceros más conocidos de la curia y cercano colaborador del prestigioso y popular Arzobispo de Managua y más tarde, primer Cardenal centroamericano, Monseñor Miguel Obando y Bravo.

Café con Voz: Bomba y fuego contra imagen de la Sangre de Cristo en Catedral de Managua

Padre Bismarck Carballo
Padre Bismarck Carballo

Iglesia alzaba la voz

El operativo buscaba golpear la credibilidad de Obando y Bravo y debilitar la fe de millones de nicaragüenses que buscaban consuelo en la Iglesia Catolica, ante los abusos, el terror de la guerra y los desmanes de los sandinistas.

La voz de Monseñor Obando y Bravo y de los obispos, como ya había ocurrido en los tiempos de la dictadura dinástica de los Somoza, se alzaba frecuentemente con fuerza frente a los atropellos e injusticias y como ya también antes había sucedido, irritaba a los detentadores del poder.

La Iglesia, institución querida y arraigada como ninguna en el corazón nicaragüense, se había convertido en el mayor obstáculo para los planes totalitarios sandinistas.

Café con Voz: Iglesia describe drama de la pandemia como “la noche oscura“ de Nicaragua

El sucio papel de la agente Maritza Castillo

“El plan se empezó a llevar a cabo cuando Maritza Castillo Mendieta, agente de la sección F-4, se puso en contacto con Carballo y le solicitó orientación espiritual. Dijo al sacerdote que estaba pasando por una grave crisis emocional, porque su marido la había abandonado a ella y a sus dos hijos, y le confesó que había intentado suicidarse.

Posteriormente, en agosto, tras una serie de visitas de consuelo espiritual efectuadas por Carballo, ella le telefoneó, diciendo que se sentía deprimida y le suplicó que acudiera a su casa para brindarle consejo. La casa había sido confiscada (Piñateada) antes por el gobierno y entregada a la agente de la Dirección General de la Seguridad del Estado (DGSE) Maritza Castillo Mendieta”.

“Poco después de que Carballo llegó a la casa de la mujer, un agente de la DGSE irrumpió en su interior, golpeó al sacerdote en la cabeza y lo obligó a desvestirse a punta de pistola. El agente hizo entonces algunos disparos, indicando así a otros agentes que aguardaban afuera vestidos de policías sandinistas, que la trampa había sido tendida”.

Maritza Castillo
Maritza Castillo

Café con Voz: Abren ruta para designar al FSLN como organización terrorista

El pago a Maritza Castillo por su crimen

Lenín Cerna había insistido en que sólo agentes de la DGSE participaran en el arresto, pero que se disfrazaran de policías normales a fin de ocultar la conexión entre esa Dirección y el escándalo provocado. Los “policías” entraron corriendo en la casa e hicieron prisionero a Carballo.

Mientras tanto, una “turba” organizada por la F-8, un equipo de televisión, y reporteros de prensa sandinista, que aguardaban en los alrededores, convergieron sobre la casa.

Los “policías” pasearon desnudo a Carballo desde la casa hasta el coche de patrulla, obligándolo a pasar ante los camarógrafos y la muchedumbre que se mofaba de él.

Café con Voz: FSLN celebra como “victorias“ las masacres perpetradas contra civiles en 2018

De ahí lo condujeron a la cárcel. Las emisoras de televisión y los periódicos sandinistas, subsecuentemente, exhibieron fotografías del sacerdote desnudo, afirmando que estaba involucrado en una aventura sexual ilícita y había sido golpeado por un marido celoso.

“Después de la operación, Castillo protestó vehementemente cuando la dictadura quiso tomar posesión de su casa donde ocurrió la trampa para destinarla a funciones protocolarias oficiales. Borge la aplacó dándole un apartamento de lujo en Managua”.

Café con Voz: ONU: Represión sigue imparable en Nicaragua desde abril de 2018

Castiilo al Imperio y Carballo al FSLN

La radio Católica fue cerrada por órdenes del Ministerio del Interior, el padre Carballo fue expatriado por la Iglesia Católica por seguridad y la agente que ayudó a cometer el acto aberrante exaltada como héroe femenina de la revolución.

Luego, Castillo huyó de Nicaragua a Costa Rica y luego a Estados Unidos, donde actualmente vive y desde donde apoya las masacres y abusos de derechos humanos que comete el FSLN contra el pueblo nicaragüense.

En julio del 2004, el hoy dictador Ortega pidió perdón directamente a Carballo en Carazo, cuando el religioso era vicario episcopal de ese departamento.

Luego en 2005, acercándose la campaña electoral 2006 que traería de regreso a Ortega al poder, Carballo fue halagado por personeros del FSLN, incluyendo Lenin Cerna, Tomás Borge, Murillo y otros connotados sandinistas piñateros, quienes lo convencieron para apoyar al FSLN.

Café con Voz: Cid Gallup: FSLN se hunde ante el desprecio de la mayoría de Nicaragua

Aquellos falsos perdones

Por políticas estratégicas de aquel entonces, el FSLN se vio obligado a reconocer su responsabilidad en los vejámenes, calumnias, insultos y abusos cometidos contra sacerdotes y obispos, muchos de los cuales creyeron ese perdón y hoy, como Carballo, son aliados del actual régimen que nuevamente ataca a la Iglesia Católica.

Carballo dio la espalda a monseñor Silvio Báez cuando la dictadura actual montó una campaña para exiliarlo y actualmente ha guardado silencio por los ataques terroristas contra la Catedral de Managua y contra los asaltos, campañas y amenazas contra los otros sacerdotes.

Padre Bismarck Carballo
Padre Bismarck Carballo

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email