EE. UU. le dice a la dictadura sandinista que debe pagar por sus crímenes

Kevin Sullivan

Por Café con Voz

Justicia es el concepto que utilizó el embajador de Estados Unidos en Nicaragua, Kevin Sullivan, para establecer el mensaje de su gobierno para la dictadura que encabezan los dictadores Daniel Ortega y Rosario Murillo, en el discurso formal de la sede diplomática por motivo de la fiesta por la independencia de Estados Unidos del 4 de julio.

Desde celebración la embajada de Estados Unidos en Managua, el embajador emitió su discurso tradicional , por medio del cual demandó el restablecimiento de la libertad de expresión y manifestación en Nicaragua, pero principalmente, el retorno a la paz y la democracia en un proceso donde los señalados de cometer crímenes contra la población, deben ser enjuiciados.

Café con Voz: EE.UU. ratifica más presiones a dictadura Ortega-Murillo

CIDH y derechos humanos en Nicaragua
La Policía es el brazo represor de la dictadura Ortega-Murillo. No protege al país contra los delitos comunes y crimen organizado, enfocados en la represión.

Deben responder por los más de 300 asesinatos

Sullivan demandó una investigación independiente y justicia para las víctimas de la represión ejecutada desde 2018 por el régimen de Daniel Ortega contra el pueblo nicaragüense, como una salida a la crisis sociopolítica que persiste hasta hoy y que ha dejado más de 328 asesinatos, miles de heridos, decenas de miles de exiliados y centenares de millones de dólares en pérdidas económicas.

En su mensaje a la nación, con motivo del 244 aniversario de la independencia de Estados Unidos, Sullivan exaltó la importancia del respeto a la libertad de expresión y la protesta pacífica, derechos que dijo “son sacrosantos en Estados Unidos, así como deben serlo en toda democracia”.  

“Cuando ocurren problemas tiene que haber investigación independiente y justicia para los culpables. Los Estados Unidos y otros miembros de la comunidad internacional apoyamos enormemente esos dos esfuerzos fundamentales en Nicaragua. Su violación en el 2018 es lo que hundió a Nicaragua en la crisis política que persiste al día de hoy. El Gobierno de los Estados Unidos cree que los responsables de la violencia contra manifestantes pacíficos deben responder ante la justicia”, demandó el embajador. 

El discurso del embajador ratifica no solo las políticas y económicas contra el régimen, sino también la firme disposición de la administración Trump por vigilar, condenar, presionar y sancionar al círculo más cercano de la dictadura.

Café con Voz: EE.UU. aplaza a Nicaragua en transparencia fiscal

Embajador Kevin Sullivan
Embajador de Estados Unidos en Managua, Kevin Sullivan

Presiones y sanciones seguirán

Estados Unidos encabeza un bloque de países en los principales foros internacionales, que condenado y denunciado al régimen sanguinario de los Ortega-Murillo, para buscar el restablecimiento de la democracia en el país y continuar su política de comunicación para el desarrollo.  

Estados Unidos ha impuesto sanciones contra al menos 21 altos funcionarios leales de la dictadura, así como a entidades privadas vinculadas a la familia presidencial y a la Policía Nacional como institución, por crímenes de lesa humanidad, violaciones de los derechos humanos y corrupción.

EE. UU. degrada a Nicaragua en lucha contra la trata de persona

Sullivan aseguró que “la falta de una respuesta judicial adecuada a los abusos de los derechos humanos habla de la necesidad de reformas profundas”.  

Para el embajador, la única salida de la crisis y del apoyo de Estados Unidos son elecciones libres, transparentes y justas: “Asimismo, mantenemos nuestro compromiso con promover las condiciones para la realización de elecciones libres, justas y transparentes con observación internacional, lo que es esencial para solucionar la crisis política de Nicaragua y permitir el retorno de la paz y la prosperidad”.

Comparta este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email