Ortega no cree en “discursito” de #QuedateEnCasa

Afirma que quienes lo promueven son los que intentaron el supuesto golpe de Estado en abril de 2018, cuando es la OMS y la OPS, la que lo ha orientado

El dictador Daniel Ortega, reapareció afirmando que no orientará el distanciamiento social y mucho menos hará caso del “discursito” de quedarse en casa, porque eso significaría “matar” al país por otras razones y no por el Coronavirus. Ortega a la vez clamó por la suspensión de sanciones en contra de Nicaragua, Venezuela y Cuba.

Después de 15 días ausente el dictador reapareció y dijo que seguirá con las “actividades normales”, “guardando las normas” y teniendo cuidado con las personas vulnerables, pero que no acatará las orientaciones que han sido orientadas por la OMS y la OPS, sobre el distanciamiento social, porque a su parecer ese es un invento de la oposición nicaragüense.

“Si se quedan en casa ¿Qué enfermera va a trabajar? ¿Qué médico va a trabajar? ¿Qué polícía va a trabajar si hacen caso a eso?”, cuestionó el dictador, haciendo mofa de lo que el mundo ha considerado la mejor opción. A la vez negó que haya un plan emergente para salvar los estragos que la pandemia hace en la economía y llamó a los empresarios a que se toquen la bolsa. 

“No podemos quedarnos en casa, porque por esa vía se destruye el país y los que han estado con ese discurso, son los mismos que quisieron hundirlo en 2018, que son los que siempre se aprovechan de cualquier cosa para sus fines, creen que si se destruye el país, ellos van a sobrevivir, cuando aquí no quedaría nadie y  son ellos los de ese discursito”, añadió en cadena nacional

Insistió en que tomar “medidas extremas” como lo han hecho otras naciones de la región “matarían al país”.

Leyendo un informe que le hizo su consorte Rosario Murillo y con las acostumbradas correcciones que le hace ella mientras se enreda con los números, Ortega dijo que ha habido cuatro muertos por Covid19, 14 casos sospechosos y que le han dado seguimiento a 162 personas.

“Solo cuatro fallecidos por Covid19, pero por otras razones, desde el 11 de marzo hasta ahora  han muerto 2,833 nicaragüenses”, dijo Ortega, porque “no podemos centrarnos solo en el Coronavirus”. Señaló como victoria que en ese mismo período nacieron más de 14 mil nicaragüenses.

“Los trabajadores de la salud no se han ido a casa, porque si eso pasa, nos llueve el Covid19 y otros males, hasta reaparecería la poliomielitis  que hace rato la erradicamos”, dijo el dictador obviando las denuncias de trabajadores del sector salud sobre presiones para ocultar casos y que han sido contagiados por la falta de condiciones en los centros hospitalarios .

Ortega no perdió el momento para responderle al sector privado que casi le ha rogado que tome acciones para salvar la frágil economía de NIcaragua, indicando que les corresponde a los ricos desembolsar lo que han ganado.

“Saquen un poco de la plata acumulada, es absurdo pedirnos plata a nosotros como que fuera un país desarrollado, con la capacidad de sacar 50 mil millones de dólares para proyectos y que no son para los pobres sino para los empresarios ricos”, dijo Ortega. 

Vuelve a pedir que suspendan sanciones

Ortega nuevamente clamó por la suspensión de sanciones económicas en contra de Nicaragua, Cuba y Venezuela.

“En lugar de asumir una actitud constructiva y suspender sanciones y agresiones, en lugar de unir esfuerzos para enfrentar la pandemia, Estados Unidos no han hecho eso sino tirar golpes por todos lados”, dijo.

Añadió que las medidas contra esos tres países son “demenciales”, incluso afirmó que la acusación por narcotráfico en contra de su par el dictador Nicolás Maduro, es una estrategia para asesinarlo.

“Han hecho infamias, han ofrecido recompensa para que asesinen al presidente legítimo de Venezuela y otros funcionarios ¿Y dónde están Naciones Unidas y los países que dicen que son democráticos y defensores de derechos humanos?”, preguntó Ortega, acusado de delitos de lesa humanidad.

Ortega dijo que Nicolás Maduro “está dando la batalla” contra “los bárbaros” que mueven sus barcos a las costas del Caribe venezolano con el pretexto de combatir el narcotráfico. “Con qué prepotencia esa demostración de fuerza, mientras el mundo se enfrenta a una tragedia como la pandemia”, dijo.

Añadió que el narcotráfico Estados Unidos debe combatirlo a lo interno, donde hay funcionarios, soldados y agentes de la DEA trabajando a favor de la distribución de drogas.

Recriminó a Naciones Unidas su papel, porque 190 países han votado casi siempre porque se levante el embargo contra Cuba “y no sirven para nada, porque se impone el capitalismo salvaje”.

En ese sentido insistió en que los pueblos deben unirse para seguir defendiendo el derecho a la autodeterminación, la soberanía y respetando la unidad en la diversidad “y eso pasa por suspender todos los actos de agresión que está lanzando Estados Unidos, recalentando las guerras y entre ellas la comercial contra China, es decir buscando cómo encubrir lo que salió a luz con la pandemia, quedó desnuda en cuanto a sus enorme deficiencias en materia de salud”.

En esa misma dirección dijo que en la administración de Donald Trump, ha quedado al descubierto con la tragedia que provoca la pandemia en Estados Unidos, sin que haya respuesta a la demanda de respuesta en el sistema de salud.

“No hay camas, no hay res..resp..respiradores, no hay mascarillas, es decir es Atila destruyendo destruyendo todo hacia fuera, cuando el problema lo tienen adentro”, manifestó el dictador que habló hasta de su niñez en la Libertad, Chontales

Comparta este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email